Listado de la etiqueta: maltrato animal

FAADA denuncia la falta de implicación de las administraciones catalanas en el caso de ‘La Hípica de los Horrores’

Unos équidos y dos perros de una hípica del Bruc siguen en manos de su maltratador a pesar de estar en peligro sus vidas. FAADA ha denunciado la desidia de las administraciones catalanas en este caso que ha sido denominado como ‘La Hípica de los Horrores’.

El pasado 20 de enero, la Fundación FAADA recibió unas imágenes muy duras del estado de unos équidos y dos perros en una hípica en El Bruc (Anoia, Catalunya). Para comprobar la veracidad de los hechos, Laura Riera, técnica y especialista en équidos de la fundación, se desplazó al lugar de los hechos. Allí se encontró con animales en muy malas condiciones físicas y psicológicas, sin acceso a comida y agua.

La situación de estos animales del Bruc ya había sido denunciada por la propietaria de la finca (actualmente alquilada) el pasado mes de octubre a los Mossos d’Esquadra. Ya en aquel momento, los animales estaban muy desatendidos, pero con el paso del tiempo han empeorado considerablemente.

En su momento, los agentes de los Mossos d’Esquadra enviaron las diligencias al Ayuntamiento del Bruc y al Departament d’Acció Climàtica Alimentació y Agenda Rural (DAAC). Sin embargo, nadie se preocupó del estado de los animales hasta que desde FAADA se requirió la actuación inmediata a los cargos del DAAC el pasado viernes 20 de enero, cunado tuvieron constancia del caso.

Según los servicios territoriales del DAAC, tras la inspección de octubre se fue realizando un seguimiento, pero según indica Laura Riera de FAADA: “no entendemos este seguimiento de cuatro meses en el que se observa que no hay comida ni agua y los alrededores de los animales están llenos de cadáveres de caballos, sin una actuación contundente. Según el protocolo que deberían haber aplicado, en casos de condición corporal 0-1 debe avisarse a un veterinario clínico antes de 48 horas y debe efectuarse el decomiso inmediato”.

Además, el mismo viernes FAADA informó a los servicios territoriales de la disposición de un lugar al que llevar a los animales, concretamente al refugio de la Asociación Defensa Équidos. Las administraciones competentes indicaron que se procedería al decomiso el mismo lunes, mientras que, un cuerpo de los Agentes Rurales, se encargaría de vigilar a los animales para garantizar su bienestar.

Sin embargo, sorprendentemente, el domingo apareció el propietario de los équidos con un camión y los veterinarios del DAAC, que pese a poder inmovilizarlos y decomisarlos, le autorizó a llevárselos a dos explotaciones diferentes.

Ante la incomprensión de los hechos, la Fundación FAADA ha denunciado la falta de implicación del DAAC y del Ayuntamiento del Bruc al incumplir sus obligaciones como administración competente en un caso donde la vida de los animales corre un grave peligro y, aún así, se permite que éstos sigan en manos de su maltratados.

 “Lo único que importa a las autoridades es que los animales estén en instalaciones legalizadas, pero poco les preocupa su vida y bienestar. Este caso es tan solo uno de los muchos que tenemos abiertos. En 2022 no se realizó ni un solo decomiso, es decir, no sólo no avanzamos, sino que en Catalunya vamos atrás en lo que se refiere a la protección de los animales”, comenta Laura Riera.

FAADA exigirá la incoación del expediente sancionador por incumplimiento de la normativa de protección animal, la inhabilitación del propietario y el decomiso de los animales. La mayor preocupación de la fundación de protección animal es que los caballos acaben en el matadero.

Lanzan un llamamiento para evitar que unas vacas regresen con el ganadero que las maltrató

El Refugio Animal La Manada Cántabra hace un llamamiento a la ciudadanía para que unan fuerzas contra una batalla legal que podría premiar al maltratador y perjudicar a las víctimas. Cinco vacas maltratadas que fueron rescatadas en un estado lamentable, podrían regresar con el maltratador tras la resolución judicial y, consecuente, podrían acabar en un matadero.

Una denuncia ciudadana sobre el alarmante estado de un gato herido, prácticamente inmóvil, llevó a la Guardia Civil a inspeccionar e intervenir un total de cinco vacas a un ganadero. Los animales se encontraban en un estado extremo de delgadez, por lo que los agentes llevaron ante el juez al ganadero como investigado por un supuesto delito de maltrato animal.

Los hechos sucedieron el pasado 27 de marzo de 2022 en el municipio de Sarón, en Cantabria. Desde entonces, los animales han estado todo este tiempo bajo la custodia del Refugio Animal La Manada Cántabra. Esta asociación de defensa animal se ha encargado de cuidar y atender a los animales desde que el juzgado de primera instancia de instrucción número 1 de Medio Cudeyo procedió a la puesta en disposición judicial de las cinco vacas y en depósito en dicho refugio de animales.

El informe del veterinario que examinó a las vacas ya en el refugio confirmó el mal estado de los animales. El especialista diagnosticó anorexia, con una pérdida muy importante de peso debido a la falta de alimentación de calidad y que, de no haber sido atendidas, hubiera provocado su muerte.

Las vacas se encontraban en un estado lamentable/Refugio Animal La Manada Cántabra

Además, el informe veterinario del gato denominado Seis diagnosticó una desnutrición avanzada, pioderma profunda y crónica, tumor epidérmico necrosado, leucemia e inmunodeficiencia felina, así como varias fístulas que derramaban pus, dictaminando que su estado era grave.

Esta misma semana, los animalistas han recurrido la resolución judicial provisional del juez, que ha suspendido el proceso por falta de causas que justifiquen la acción de la justicia. Los miembros del refugio temen que los animales, ya recuperados, bien alimentados y en condiciones de bienestar vuelvas a las cuadras donde permanecían encadenados, sin alimentación adecuada, ventilación ni higiene.

La abogada Lola García del despacho Derecho&Animales, que representa al Refugio La Manada Cántabra, espera que se admita a trámite el recurso en el que solicita que se llame a declarar a los agentes del Seprona para que ratifiquen todos los extremos descritos en el informe que dio lugar a la causa por presunto delito de maltrato animal.

“Estamos convencidos que la declaración de los agentes del Seprona es una prueba esencial e imprescindible que se practique. Estamos dispuestos a presentar todos los recursos posibles y a emprender todas las vías y actuaciones que hagan falta para evitar que esos animales sean devueltos”, manifiesta Lola García.

Patricia López, responsable del Refugio La Manada Cántabra, considera que “con el sobreseimiento, se estaría castigando a la víctima y premiando al verdugo. Esperamos que prohíban al ganadero tener animales de por vida”.

FAADA y AnimaNaturalis piden la máxima pena para los responsables del maltrato animal de Vivotecnia

Tras casi dos años de procedimiento legal, las entidades de protección animal han presentado el escrito de acusación contra los trabajadores y el laboratorio responsable del maltrato y la muerte de los animales con los que experimentaban. En dicho escrito, han pedido la máxima pena para los responsables de los hechos.

Ya han pasado casi dos años desde que salió a la luz un vídeo que mostraba la terrible realidad de maltrato que sufrían los animales de uno de los muchos laboratorios de experimentación de España: Vivotecnia, con sede en Madrid. Tras tener conocimiento de los hechos, la Fundación FAADA, en colaboración con AnimaNaturalis, decidieron denunciar los hechos tanto por la vía penal como por la administrativa.

Finalmente, el pasado 22 de diciembre, las dos entidades de defensa animal pudieron presentar un escrito de acusación contra los trabajadores que llevaron a cabo estos lamentables actos, así como contra la propia mercantil que permitió, presuntamente, que se diera esa situación en sus instalaciones de manera sistemática, sin hacer nada para remediarlo.

FAADA detalla que han tardado tanto en presentar el escrito de acusación debido a que la fase de instrucción de los casos penales es un proceso lento que, unido al colapso de los tribunales, provoca que los casos de dilaten en exceso en el tiempo.

El trato que los animales recibían continuamente en el laboratorio de Vivotecnia incluía desde prácticas de vivisección, golpes, zarandeos, introducción de agujas en los ojos y conductas similares sin sedación alguna. Además de ser absolutamente innecesarias, estas venían acompañadas de insultos, vejaciones y burlas constantes hacia los mismos animales, dilatando así innecesariamente su sufrimiento.

En definitiva, dichos actos vividos en el laboratorio Vivotecnia excedían, sin lugar a duda, los procedimientos permitidos por la normativa aplicable a los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia.

Pena máxima para los maltratadores

En el escrito de acusación, FAADA y AnimaNaturalis, han pedido la máxima pena para los responsables, solicitando que se condene a los acusados a un año de prisión además de la inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con animales, así como para su tenencia, durante 3 años, por la comisión de un delito continuado de maltrato animal tipificado en el artículo 337 del Código Penal.

Por otro lado, uno de los perros Beagle que aparecía siendo maltratado en las imágenes, fue decomisado provisional y actualmente se encuentra a cargo de una protectora. Por ello, las mismas entidades han pedido que el decomiso sea definitivo y que el responsable de su maltrato sea condenado por un delito de maltrato animal e indemnice en concepto de responsabilidad civil a la protectora que está velando por su bienestar, por todos los gastos derivados de su atención veterinaria y su manutención.

Paralelamente, FAADA también presentó una denuncia administrativa con el objetivo de que se incoara un expediente sancionador a los responsables. La Comunidad de Madrid había resuelto el expediente administrativo sin notificar nada a la entidad, aun habiendo promovido desde FAADA la denuncia y siendo parte interesada del procedimiento.

Ahora,  el Defensor del Pueblo se ha pronunciado ratificando el derecho de la entidad a acceder a toda la información del expediente sancionador y requiriendo al departamento competente de la comunidad de Madrid para que dé traslado de las actuaciones y FAADA pueda pronunciarse al respecto.

FAADA denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente la tortura y muerte de tres palomas y un zorro

La asociación de defensa animal ha denunciado a una persona que maltrata animales de manera sistemática.

La fundación FAADA ha interpuesto una denuncia ante la fiscalía de medio ambiente al tener pruebas contundentes de un delito de maltrato animal hacia tres palomas y un zorro. Los animales fueron torturados hasta la muerte, haciendo uso la persona responsable de los hechos de dos perros de caza.

La entidad de defensa animal tenía conocimiento desde hace varios años de la existencia de una persona que de forma habitual se dedica a capturar y torturar animales de diversas especies. Esta misma persona, de forma continuada, ha hecho comentarios y publicaciones en redes sociales deseando la muerte y la desaparición de todos los gatos de su municipio e incluso ha divulgado información falsa sobre los perros catalogados como potencialmente peligrosos, alertando erróneamente a la ciudadanía del riesgo que suponen estos animales.

FAADA también explica que en el perfil de las redes del torturador se pueden encontrar fotografías y vídeos en los que exhibe animales que se encuentran bajo su posesión, como gatos y cachorros de perros. Sin embargo, posteriormente, estos animales desaparecen sin que se pueda determinar su paradero ni comprobar si han tenido un destino que garantice su bienestar y supervivencia.

Durante mucho tiempo, la fundación ha llevado a cabo un seguimiento escrupuloso de los actos de esta persona, recopilando pruebas que demostrasen ese comportamiento de maltrato sistemático y así poder llevar el caso a los tribunales.

Hasta en dos ocasiones, la asociación ha denunciado al responsable de estos actos por la vía administrativa, como autor de distintas infracciones de la normativa de protección y bienestar animal. Sin embargo, las denuncias presentadas fueron archivadas, ya que la administración no apreció indicios suficientes de infracción administrativa como para proceder a la apertura de un expediente sancionador.

Finalmente, hace unos meses FAADA logró nuevas pruebas sobre el caso, que acreditaban de manera indudable que la persona en cuestión había capturado a tres palomas, desplumándolas y rompiéndoles las alas, como si de un objeto se tratase, con el objetivo de acabar con su vida. Posteriormente, las lanzó a sus perros quienes las mordieron y zarandearon hasta la muerte.

Además, el sujeto denunciado realizó recientemente una publicación en sus redes sociales, en la que reconocía haber dado caza con sus perros a un zorro con el único objetivo de matarlo por los daños que causaba a las gallinas del municipio.

“Estos hechos son constitutivos de un posible delito de maltrato animal con resultado de muerte tipificado en el artículo 337 del Código Penal, en su modalidad agravada por haber empleado a los perros como herramienta para dar muerte a las palomas. Asimismo, la muerte del zorro puede ser enmarcada dentro de un delito contra la fauna tipificado en el 335.1 y 4. Por ello hemos decidido llevar el caso por la vía penal, denunciando los hechos ante la Fiscalía de Medio Ambiente”, ha declarado Sandra Vega, asesora legal de FAADA.

FAADA y PACMA llevan a los tribunales la muerte de un perro maltratado y encerrado en una azotea de Torrevieja

Las entidades animalistas han denunciado penalmente a los responsables de la muerte de un perro, cuyo fallecimiento se produjo por la inoperancia del Ayuntamiento y las autoridades.

El Partido Animalista denunció a través de sus redes sociales la situación de un perro que llevaba cuatro días encerrado en una azotea de Torrevieja en pleno sol, sin comida ni agua, atado y sin tener acceso a ninguna zona donde resguardarse del calor sofocante. En esas fechas, las temperaturas máximas alcanzaban los 34º C.

A pesar de las reiteradas llamadas de alerta a la policía por parte de los vecinos, así como del pleno conocimiento de los hechos por parte de la concejal de Protección Animal, Concha Sala, el perro no fue rescatado. Por tanto, el perro continuó condena a circunstancias extremas y lamentablemente falleció ante la impotencia de los vecinos, que grabaron el momento exacto de su agónica muerte tras días de sufrimiento.

“Desde las asociaciones de protección animal sabemos muy bien que la rapidez en la actuación en los casos de maltrato puede marcar la significativa diferencia entre la vida y la muerte. Por ello, no nos explicamos cómo en este caso, la concejal de Protección no actuó de manera contundente ordenando el decomiso preventivo del perro con el objetivo de garantizar su supervivencia”, indica Anna Estarán, abogada de FAADA.

Tal y como informa FAADA y PACMA, este caso es un claro ejemplo de cómo la absoluta inoperancia de la administración y de los cuerpos de seguridad ha derivado en el peor desenlace posible, la muerte de un animal. Por ello, estas entidades animalistas denunciarán penalmente a los responsables de esta situación; en primer lugar, a los propietarios, y en segundo, a aquellos que ostentaban el poder de evitar su muerte, teniendo las herramientas para hacerlo.

Según ha expresado Cristina García, vicepresidenta y abogada de PACMA, “gracias a la tenacidad del concejal Nacho Torre-Marín, que denunció los hechos, así como el compromiso de PACMA y FAADA en la lucha contra el maltrato animal, trabajaremos sin descanso para conseguir que los responsables no queden impunes y no vuelvan a repetirse situaciones tan lamentables como esta”.