Entradas

¿Por qué lo llamas mascota cuando quieres decir socio?

Para algunos sectores resulta paradójico que perros y gatos concretos signifiquen tanto y los ajenos o sin propietario signifiquen tan poco

Mascota es una palabra cargada de potentes consideraciones para los amantes de los animales. Cómo «prueba del algodón» de la profundidad de la implicación de una persona o colectivo puedes usar la palabra mascota. Es un password tácito que delimita los diletantes de los entendidos de la causa por los animales.

Ante la palabra «mascota» los animalistas reaccionarán como tras un calambrazo y los «mascotistas» sonreirán complacidos. Lo que no saben los segundos que ese término se lo asignan despectivamente a los primeros. Se usa para identificar a aquellos que no han hecho el salto mortal que significa amar a los animales no humanos más allá de los que conviven con ellos. Para algunos sectores resulta paradójico que perros y gatos concretos signifiquen tanto y los ajenos o sin propietario signifiquen tan poco. Para los que han trascendido el compromiso más allá de su Boby o su Pepa todos los perros y gatos son valiosos más allá de la raza, la edad o la belleza.

Los perros llevan más de 10.000 años a nuestro lado y los gatos lo están considerando desde hace 9.000. Los mascoteros – todos o casi todos lo hemos sido o lo somos- consideran que casi cualquier animal puede ser compañero. El límite lo pone la falta de espacio, de dinero o el buen juicio de los compañeros de piso. Una cobaya, un conejo, una serpiente, un anfibio, un pez, un loro, un pony  o cualquier ser vivo no humano (asequible espacialmente) es considerado un potencial compañero. Y no debería ser así. La convivencia en una jaula, pecera, terrario o corral para compañía de las personas es muy cuestionable para los verdaderos amantes de los animales. Demasiadas veces amar no es poseer.

Ni mascota es correcto para definir a esos colegas y cómplices que por trayectoria de especie y encanto personal nos alegran el día sin ser bufones ni propiedades. Existe una controversia hacía la oportunidad de albergar especies que no estén claramente adaptadas a nuestras manías y estilo de vida. Los mensajes comerciales ofrecen nuevas criaturas cada vez menos dependientes, cada vez más vistosas y exóticas con el único fin de proveer de caprichos y de un ajuar carísimo que lucir en las redes. Ellos hablan de mascotas. Nosotros hablamos de socios de vida.

Emma Infante. Futuranimal.org 

La familia crece

Desde Tincungos queremos compartir este texto del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB), donde muy detalladamente se exponen las bases para adaptar una mascota en nuestro hogar. Nos parecen unos consejos muy claros y útiles, para proporcionarnos una feliz convivencia.

El inicio del nuevo año suele coincidir tradicionalmente con la llegada de nuevas mascotas en la familia. La temporada navideña es un periodo importante para la acogida de animales domésticos y exóticos en el hogar, aunque a menudo esta decisión implica la puesta en marcha de unas pautas básicas que incidirán directamente en la buena integración de la mascota en nuestro hogar.

Esta tarea de concienciación tiene una influencia directa en el porcentaje de abandonos de animales que tiende a incrementarse durante el primer trimestre del año, así como en los períodos de vacaciones. Sólo el último año, 5.390 mascotas fueron recuperadas tras haber sido abandonadas, perdidas o robadas, gracias a la AIAC (Archivo de Identificación de Animales de Compañía). Con el objetivo de reducir este número, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) recomienda seguir una serie de pautas básicas como medida de concienciación para evitar esta situación.

1.- Tiempo: Es importante dedicar un tiempo diario adecuado al cuidado y atención de la mascota que variará en función de las características de cada especie o animal.

2.- Alimentación: Una correcta alimentación requiere de unas especificaciones nutritivas que se encuentran en alimentos especializados, por lo tanto, se debe procurar evitar ofrecer cualquier tipo de comida y, sobre todo, hacerlo fuera del horario.

3.- Vacunación: Establecer un plan sanitario es primordial para una convivencia más segura. La vacunación y desparasitación periódica garantizan tanto la salud de la mascota, como la de nuestra familia.

4.- Identificación: Identificar a nuestras mascotas es un aspecto básico para solucionar una hipotética pérdida. Los veterinarios son los profesionales autorizados para identificar a un animal mediante la implantación en condiciones de asepsia de un microchip con un código numérico de 15 dígitos. Una vez introducido el chip, el veterinario se encargará de vincular este código con el propietario dándolo de alta en el AIAC (Archivo de Identificación de Animales de Compañía).

5.- Censo: Este registro que dirige el Ayuntamiento es de gran utilidad para conocer cuál es la población de animales de compañía en cada localidad, para poder tomar medidas útiles como la proyección de nuevos espacios acondicionados.
Para formalizar este registro, el propietario debe inscribir su mascota al Censo de Animales de Compañía mediante el documento de identificación de su mascota, la cartilla sanitaria y la fotocopia de su DNI.

6.- Esterilización: La esterilización es la solución para la cría incontrolada de los animales domésticos que se convierte en la causa principal de su abandono. Además, esta medida también mejora la convivencia, evita los hábitos de fuga durante el periodo de celo y en ningún caso modifica aspectos de la inteligencia del animal ni provoca depresión.

7.- Educar: A la hora de convivir con un animal es esencial enseñarle a comportarse correctamente. Por ello, es básico saber dar su lugar a la mascota y permitir que experimente con diferentes situaciones que se darán a lo largo de su vida. En caso de duda siempre podemos consultar con nuestro veterinario para ver qué medidas son las más adecuadas.

8.- Higiene: Para mantener nuestra mascota limpia no es necesario limpiarla continuamente con agua y jabón. Un buen peinado y / o cepillado suele ser más beneficioso y elimina la mayor parte de la suciedad de la piel de nuestras mascotas.

9.- Convivencia: Encontrar un lugar adecuado a la vivienda es fundamental para lograr una convivencia cómoda, ya que ayudará al confort del animal y contribuirá a que este respete los espacios comunes.

10.- Sociedad: La integración social de nuestra mascota dependerá, en gran medida, al saber cómo evitar conflictos y peleas con otros animales, así como controlar al animal para no molestar al resto de usuarios.
 

Hurones y reptiles, mascotas al alza

El listado de animales de compañía se ha ido ampliando año tras año abriendo paso a nuevas mascotas exóticas. A los habituales gatos y perros, se han unido un nutrido grupo de nuevos animales entre los que cada vez tienen más importancia los hurones, cobayas, reptiles y aves exóticas, entre otros.

Todos ellos requieren de cuidados específicos, por lo que el asesoramiento de un veterinario especializado se convierte en un aspecto básico para que la acogida del animal sea cómoda y agradable, evitando así generar estrés o rechazo en su nuevo entorno.

José Gómez Muro, presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona, destaca: «El asesoramiento de un veterinario profesional adquiere una gran importancia, especialmente en esta fase inicial de acogida, y contribuye directamente a adquirir un conocimiento más amplio de la mascota. »

Sobre COVB

Fundado en 1904, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) a cerca de 2.500 profesionales del sector veterinario. Su misión es garantizar un buen ejercicio profesional respetuoso con los derechos y los intereses de la sociedad en general. Para alcanzar este objetivo, se ordena el ejercicio de la profesión, se promueven y organizan cursos de formación, acuerdos con diferentes entidades y conferencias sobre temas de interés entre otras tareas, procurando la perfección y regulación de los servicios que puedan ofrecer los veterinarios.

El objetivo principal del COVB es convertirse en un instrumento útil recogiendo las propuestas, sugerencias, observaciones y críticas de sus colegiados y de la sociedad. Además, entre sus objetivos también destaca el de convertirse en un órgano de consulta ofreciendo información de los múltiples campos que comprende la profesión.