Entradas

Cataluña gana 17 nuevas especies de pájaros durante los últimos cuarenta años

Se estima que en Cataluña hay entre 8 y 12 millones de parejas de pájaros que crían cada año. En total, pertenecen a 233 especies distintas. El gorrión común es la especie más abundante a pesar de estar en clara regresión.

Hoy se ha presentado el ‘Tercer atlas de los pájaros nidificados de Cataluña’, un proyecto impulsado por el Instituto Catalán de Ornitología (ICO) que se encarga de tomar una fotografía exhaustiva de todas las especies de pájaros que nidifican en Cataluña. Un libro muy completo de 639 páginas publicado por la editorial Cossetània donde se puede conocer, de cada una de las especies, por dónde se distribuye, cuál es su población estimada, con qué frecuencia se observa y cuál ha sido la tendencia de su población durante los últimos cuarenta años.

Atlas desvela que en Cataluña nidifican habitualmente 233 especies de pájaros, 17 especies más que hace cuarenta años y el 39% de todas las que nidifican en territorio europeo. De todas, 124 especies gozan de algún tipo de protección legal especial a nivel catalán, estatal o europeo. Según el Atlas, en Catalunya se estima que hay entre 8 y 12 millones de parejas de pájaros que crían cada año.

El gorrión común sigue siendo la especie más abundante del país, con poco menos de 900.000 parejas reproductoras, a pesar de que su población está en clara regresión en las últimas décadas. Le siguen el garrafón, el petirrojo, el ruiseñor y el pinzón, las tres especies con más de 400.000 parejas. Del resto de especies, más de la mitad cuentan con menos de 2.000 parejas reproductoras y consideran escasas. Las especies más escasas que anidan en Cataluña son la alondra becuda, el aguilucho pálido, la porzana, la focha cornuda y el zampullín cuello negro, todas con menos de 10 parejas reproductoras.

Faisà comú/Martí Franch

Por otra parte, esta tercera edición cierra con el registro de 9 especies exóticas de pájaros que se reproducen de forma regular en Cataluña. La mayor parte han sido introducidas por los humanos como pájaros de jaula que han escapado del cautiverio, y esto se refleja en la distribución de estas especies en el mapa, con una concentración máxima a fines y alrededor de las grandes ciudades y poblaciones costeras. El primer Atlas había cerrado la edición con una especie exótica reproductiva en territorio catalán, el faisano común.

‘El Tercer Atlas de los pájaros nidificados de Cataluña’ ha sido presentado por el Instituto Catalán de Ornitología en la Sala de Actos del Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña, un reto impulsado por el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalidad de Cataluña y el Zoo de Barcelona. Para obtener los datos, el Atlas ha contado con la participación voluntaria de 1.275 ornitólogos y ornitólogas que han hecho trabajo de campo entre 2015 y 2018.

Además, la obra ha contado con investigadores del European Bird Census Council, del CREAF y del Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña, el CTFFC, entre otros. La Diputación de Barcelona ha contribuido en la recopilación de datos en los espacios naturales de esta provincia y el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona ha acogido al equipo de trabajo del ICO. El Atlas de pájaros es un proyecto integrado en el Observatorio del Patrimonio Natural y la Biodiversidad de Cataluña, y, como tal, pretende estar a disposición de la sociedad para la toma de decisiones relacionadas con la naturaleza.

“El conocimiento que aporta este Atlas es fundamental para definir políticas de conservación de la biodiversidad”, comenta Sergi Herrando, director general del Atlas e investigador del ICO, CREAF y European Bird Census Council (EBCC). “Catalunya tiene una gran responsabilidad en la conservación de muchas especies, como las que se encuentran casi exclusivamente en la península Ibérica, como el ciboque, el pájaro carpintero verde ibérico o la curruca enmascarada, que en Cataluña tienen casi el 10% de su área de distribución europea”, añade.

Fotja banyuda/Martí Franch

“El Zoo no ha dudado en apoyar este proyecto innovador de una disciplina, la ornitología, de larga tradición en nuestro país, que nos sitúa al frente de Europa en el estudio de los pájaros, herramienta primordial para su conservación, que es justamente la misión del Zoo de Barcelona”, declara Xavier Patón como vicepresidente de la Fundació Barcelona Zoo.

La evolución de 40 años de datos, especies ganadoras y perdedoras

El Atlas presentado hoy se publica casi 40 años después de la publicación del primero y 20 años después del segundo. Gracias a la larga serie de datos acumulados, esta vez el Atlas se ha podido centrar (y bastante) en los cambios que han experimentado las especies desde el inicio de las décadas de 1980 y 2000.

“Este período coincide con el de mayor avance del cambio climático y con otros cambios sociales y económicos a gran escala que han tenido un gran impacto en Cataluña, como el abandono de las actividades agro-ganaderas tradicionales y la consiguiente ocupación de los espacios abandonados por bosques y matorrales”, indica Martí Franch, investigador del ICO y uno de los principales autores de la obra.

Esta coincidencia en el tiempo ha permitido constatar que las especies no han soportado por igual estos cambios. Por ejemplo, a las especies forestales y urbanas les ha ido, en general, bastante bien. En el lado opuesto están las especies perdedoras, como las lechuzas, verdugos o tórtolas de bosque, que han reducido sus poblaciones de manera muy notable en las últimas décadas y que ya han desaparecido del 20-60% de las áreas donde se encontraban hace 40 años. Las tres son especies propias de espacios agrícolas y prados, las especies que están sufriendo una mayor regresión de sus poblaciones, especialmente en zonas de montaña.

Por otro lado, el martinete blanco, la polla de agua y otras especies típicas de ríos y humedales experimentaron un crecimiento notable de sus poblaciones y de su distribución cuando se declaró la protección de muchas zonas húmedas a finales del siglo XX. Este proceso expansivo general, sin embargo, se ha detenido en las últimas dos décadas, y últimamente se detectan pérdidas destacadas en las principales zonas húmedas del país donde hay especies que han entrado en regresión por causas múltiples.

Si ponemos el ojo en los pájaros que viven vinculados al mar, el Atlas demuestra que han mantenido sus poblaciones, pero con amenazas importantes. Hace 20 años Cataluña acogía a la mayor parte de la población reproductora mundial de la gaviota de Audouin en el delta del Ebro, pero en los últimos años la población se ha ido esparciendo por otras localidades a la vez que el número de ejemplares reproductores ha ido disminuyendo.

“El frío y la nieve pueden impedir que las aves accedan a su alimento”

La sociedad española sigue recuperándose de uno de los temporales de nieve y frío más complicados que se recuerdan. La borrasca ‘Filomena’ ha dejado numerosos daños en las ciudades, los pueblos, los hogares, las personas… y también en los animales.

Las aves son unos animales que sufren especialmente las consecuencias de las temperaturas gélidas al encontrarse con numerosos obstáculos para poder conseguir el alimento. Para conocer mejor cómo es la lucha y la supervivencia de estos animales durante el invierno, Animalados ha hablado con Luis Martínez, biólogo y Técnico de Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife.

SEO/Birdlife, la Sociedad Española de Ornitología, es la ONG ambiental decana en España. Fundada en 1954, tiene una misión clara desde su creación: con las aves como bandera, quieren conservar la biodiversidad con la participación e implicación de la sociedad.

¿Cómo afecta el invierno a las aves? ¿Son unos animales preparados para las bajas temperaturas, la lluvia y la nieve?

Las aves, como animales de sangre caliente, están preparadas para mantener su actividad a pesar de las bajas temperaturas. Además, las plumas que cubren su cuerpo son excelentes aislantes térmicos, como bien lo sabemos las personas cuando nos protegemos del frío con un abrigo o un edredón de plumas.

Sin embargo, tanto el frío como la nieve pueden tener un efecto indirecto pero muy perjudicial sobre ellas, al impedir que puedan acceder a su alimento. Por un lado, el frío hace desaparecer los insectos, por este motivo, la mayoría de las aves insectívoras de nuestro territorio son migradoras y ahora están en África. Por otro lado, la nieve que cubre el suelo esconde las semillas que necesitan estos animales para alimentarse.

¿Cómo se defienden las aves de las bajas temperaturas? ¿Qué estrategias usan para encontrar y conservar el calor?

Las aves mantienen una temperatura corporal en torno a unos 40 grados centígrados y, como cualquier otro animal de sangre caliente, mantienen constante esa temperatura a base de ‘quemar’ sus reservar energéticas. Nuestro cuerpo funciona como una casa calentada por una caldera.

Aunque las plumas proporcionan una alta ‘eficiencia energética’, a las aves les ocurre lo mismo que a una casa, cuanto más baja sea la temperatura exterior, más tiene que trabajar la ‘caldera’ para mantener la temperatura interior. Esto conlleva aumentar el consumo energético, lo que a su vez incrementa la necesidad de encontrar alimento para acumular las reservas suficientes para sobrevivir durante las largas y frías noches invernales.

¿Cuáles son las especies de aves que más sufren los efectos del invierno y el frío?

Las aves más sensibles a los efectos del invierno son las aves migradoras, ya que son aquellas que se van a quedar sin su alimento a causa del frío o de la nieve. Cuando se dan condiciones climatológicas extremadamente adversas, como son fuertes nevadas o temperaturas anormalmente bajas, son en general las aves más pequeñas las que pueden pagar un precio más alto.

Las aves con un tamaño más pequeño tienen unos cuerpos que pueden no llegar a los diez gramos de peso, tienen escasa inercia térmica y acumulan muy pocas reservas energéticas, por tanto, si agotan estas reservas por no haber encontrado suficiente alimentos por el día, pueden morir de hipotermia durante la noche.

¿Qué clase de aves sufren más las consecuencias climatológicas del invierno? ¿Las aves urbanas o las aves rurales?

Las ciudades sufren el denominado efecto ‘isla de calor’, lo que supone que en un centro urbano hay una temperatura mayor que en los alrededores. Por tanto, las aves se ven beneficiadas en invierno en el medio urbano. Sin embargo, una ciudad puede plantear problemas para encontrar alimento de suficiente calidad para la mayoría de las especies, por lo que el beneficio real puede ser inexistente para una gran cantidad de aves.

En los medios rurales, la existencia de lugares de ceba de ganado o gallinas, suele actuar como foco de alimentación para las aves que puedan aprovechar este topo de suministro constante, con lo que pueden soportar mejor las condiciones más extremas.

¿Qué podemos hacer las personas para ayudar a las aves en situaciones extremas como ha sucedido con la borrasca ‘Filomena’?

En medios urbanos, la mejor manera de ayudar a nivel particular es colocar comederos para aves, eso sí, con comida de ‘calidad’, mezclas de semillas para aves silvestres. Es conveniente informarse bien tanto de cómo y dónde colocar el comedero, el tipo a elegir, la comida ideal, etc. Y no olvidar su mantenimiento e higiene adecuado.

No obstante, es más importante aún promover unas ciudades con zonas verdes, ricas en biodiversidad y complejas estructuralmente, así como aprovechar cada metro cuadrado para la vegetación. Por ejemplo, los alcorques de las calles, las medianas, etc. Solo de esta forma conservaremos y favorecemos unas ciudades ricas en naturaleza y saludables, tanto para las aves como para la ciudadanía.

Denuncian ante la Fiscalía la decisión de la Generalitat valenciana de autorizar la caza de fringílidos

Tres asociaciones de abogados especializados en defensa animal y medio ambiente han denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente del Tribunal Supremo, la decisión de la Generalitat valenciana de autorizar la caza prohibida de fringílidos.

El pasado 28 de diciembre, la Plataforma Nacional en Defensa del Silvestrismo alertó de la intención de la Generalitat Valenciana de autorizar capturas de fringílidas (aves de canto protegidas) destinadas a la cría en cautividad, en época inapropiada y con nula transparencia. Una decisión del consistorio que ha provocado una reacción inmediata por parte de muchos sectores de defensa animal.

Tres asociaciones de abogados especialistas en defensa del medioambiente y los animales (AADA, AGMADA y AVADA) han puesto en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado que el Servicio de Caza y Pesca de la Generalitat valenciana sigue concediendo autorizaciones para la captura de aves silvestres protegidas como verdecillos, pardillos, jilgueros, pinzones y verderones, todas ellas especies apreciadas por su canto.

La protección de estas especies de aves viene recogida expresamente en la Directiva 2009/147/CE de protección del medio ambiente y sólo se autorizarán excepciones a esta protección si fuera necesario para evitar efectos negativos de la endogamia en las poblaciones que ya existen en cautividad. Esta excepción tiene que ir acompañada de rigurosos informes científicos que lo avalen y de un censo previo actualizado del número de aves que viven en la actualidad en cautividad.

La falta de transparencia respecto a estos informes y sanciones ya impuestas por la Comisión Europea a España anteriormente por utilizar las excepciones fuera de lo establecido (para mantenerlas en cautividad y ser utilizadas en concursos de canto), es lo que ha motiva esta denuncia presentada por las asociaciones de abogados, para que se requiera a la administración valenciana que presente los registros de tenencia de aves silvestres en cautividad, así como los informes científicos que pudieran justificar esta nueva excepción.

Es importante recordar que este tipo de aves, muy vinculadas al medio agrícola, ya están sufriendo una importante regresión en sus poblaciones europeas por el efecto del abuso de pesticidas y biocidas que la agricultura intensiva utiliza y que la Comisión Europea ya tiene abierto un procedimiento de infracción a la Comunidad Valenciana por utilizar excepciones sin justificar que cumple con los requisitos exigibles.

ABOGACÍA ANDALUZA POR LA DEFENSA ANIMAL (AADA)
ABOGADOS GRANADINOS POR EL MEDIO AMBIENTE Y LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES (AGMADA)
ABOGADOS VALENCIANOS EN DEFENSA ANIMAL (AVADA)

Interceptan 1.200 pájaros utilizados para concursos ilegales en una furgoneta

Los Agentes Rurales interceptaron el pasado jueves por la noche una furgoneta con 1.214 pájaros cantores en el peaje de Martorell de la AP-7. El vehículo, que procedía de Cádiz, cargaba con 900 jilgueros, 37 pardillos, 43 pinzones y 234 verderones destinados a concursos ilegales.

La organización que transportaba a los animales de Andalucía a Cataluña podría haber obtenido unos 120.000 euros por el tráfico ilegal de los animales. Lamentablemente, en el rescate policial se encontraron a quince de las aves muertas debido a las difíciles condiciones del transporte. El resto de pájaros fueron trasladados a un Centro de Recuperación de Fauna Salvaje del Departamento de Territorio y Sostenibilidad.

Los animales viajaron unos 1.000 km en condiciones lamentables y peligrosas para su bienestar. Los 1.214 pájaros interceptados se encontraban en ocho jaulas equipadas sin agua y con una ventilación inadecuada para las altas temperaturas de la época.

El caso se ha trasladado a la Fiscalía de Medio Ambiente de Barcelona por un presunto delito contra la fauna y de falsedad de documentos. Además, la investigación ha podido saber que la organización había realizado tres viajes previos en los que habría vendido unos 4.000 pájaros.

Los Agentes Rurales han confirmado que los transportistas no estaban inscritos en el registro de transporte de animales vivos, por lo que no disponían de ninguna autorización para viajar con los animales. A la vez, se ha demostrado que los responsables tampoco disponían de documentación que acreditara la tenencia lícita de los pájaros.

El tráfico ilegal de pájaros cantores es un fenómeno muy activo actualmente en España. Jilgueros, pinzones, pardillos y verderones son algunas de las especies más comunes en este tipo de acciones ilegales. Se estima que estas organizaciones reciben entre 20 y 30 euros por cada pájaro vendido. Esperemos que aumenten las sanciones y el control sobre esta actividad ilegal tan de moda que está perjudicando gravemente al bienestar de los animales.

La ola de calor acaba con la vida de muchas golondrinas en Cataluña

Las altas temperaturas están acabando con la vida de muchos animales en Cataluña. Uno de los colectivos más afectados está siendo el de las golondrinas, cuyo índice de mortalidad ha aumentado considerablemente durante el mes de junio. Las crías son los pájaros que más están falleciendo a causa del calor.

La ola de calor que está atizando a Cataluña en las últimas semanas está causando estragos muy fuertes sobre el bienestar de los animales. El caso concreto de las golondrinas preocupa de manera especial ya que en las últimas semanas el índice de mortalidad de estas aves está aumentando de manera considerable.

El calor provoca que muchas golondrinas se desmayen y caigan de los nidos. Ante la falta de recursos para recuperarse y sobrevivir tras la caída del nido, estos animales acaban muriendo en el suelo a causa de la deshidratación.

Abel Julien, profesor del Institut Català d’Ornitologia, ha hablado para RAC1 sobre la situación de las golondrinas en Cataluña: “Cada año mueren animales a causa de las altas temperaturas, pero este año las cifras están subiendo. La mayoría de ejemplares de aves que están muriendo son del vencejo común, una especie muy parecida a las golondrinas”.

El ornitólogo, en sus declaraciones al medio catalán, también ha especificado que: “Las crías mueren antes que los adultos. Con el calor, los nidos se calientan mucho y esto provoca que las aves mueran dentro. Estos animales también fallecen en el intento de huir de la calor del nido, en la lucha desesperada por sobrevivir acaban cayendo al suelo”.

Pocas soluciones para prevenir los golpes de calor

Las redes sociales se han hecho eco en las últimas semanas de la difícil situación que atraviesan las golondrinas en Cataluña. Para intentar evitar la muerte de estas aves, muchos usuarios han pedido la adaptación de recipientes de agua en diferentes puntos de los bosques y explanadas para intentar mejorar la hidratación de los animales.

No obstante, Abel Julien en sus declaraciones a RAC1 avisa de que: “esta medida no sirve para mucho, ya que las golondrinas adultas soportan mucho mejor el calor. El problema son las crías, a las que nadie les puede traer agua a los nidos”.

Ante la falta de soluciones para acabar con la alta mortalidad de las golondrinas, tan sólo queda una esperanza: que los nidos estén construidos en un lugar donde predomine la sombra. Por otro lado, cabe destacar la iniciativa de muchos ciudadanos catalanes comprometidos con la causa que están incitando a las personas a llevar a las golondrinas que encuentren en el suelo deshidratadas al centro veterinario más cercano.