Entradas

La Diputación de Córdoba convoca por primera vez una línea de subvenciones para asociaciones protectoras de animales

La convocatoria de una línea de subvenciones para asociaciones protectoras de animales permitirá apoyar la labor de estas entidades con ayudas de hasta 3.000 euros y fomentar la adopción de perros y gatos.

La Diputación de Córdoba, a través del Centro Agropecuario Provincial, ha convocado por primera vez una línea de subvenciones destinada a asociaciones protectoras de animales de los municipios menores de 50.000 habitantes.

Se trata de una iniciativa inédita hasta la fecha y con pocos precedentes en otras diputaciones que pretende apoyar “la importante labor que realizan las asociaciones de nuestra provincia en contra del abandono animal y por el fomento de la adopción responsable de perros y gatos, una tarea imprescindible para garantizar el bienestar de estos animales pero también para paliar los problemas medioambientales, de salubridad y seguridad derivados del abandono”, según ha explicado el delegado de Agricultura, Francisco Ángel Sánchez.

El diputado ha señalado que “con esta línea de ayudas se pretende apoyar a las asociaciones en los gastos derivados de su actividad, como los de la alimentación, higiene, sanidad y servicios veterinarios, así como en la mejora de los medios de recogida de perros y gatos abandonados y los equipos de protección de los trabajadores y trabajadoras”. A la vez, las subvenciones pretenden incentivar “la realización de campañas de fomento y difusión sobre la adopción responsable y contra el abandono animal”, ha remarcado Sánchez.

La concesión de las subvenciones ya ha sido aprobada y publicada en el Boletín de la Provincia (BOP) y se realizará en régimen de concurrencia competitiva. Podrán optar a ellas las asociaciones que tengan su sede social en los municipios de menos de 50.000 habitantes de la provincia. La convocatoria cuenta con un presupuesto de 24.000 euros y las entidades beneficiarias podrán recibir un máximo de 3.000 euros, que recibirán de forma anticipada.

El delegado de Agricultura ha subrayado el “compromiso de la Diputación con el bienestar animal y contra el abandono de perro y gatos, que sigue siendo un grave problema pese al gran trabajo realizado en los últimos años por parte de instituciones y asociaciones”. Además Sánchez ha reiterado la importancia de mantener controladas las colonias felinas en los municipios para evitar problemas de salubridad y de convivencia.

El diputado también ha recordado que “desde 2009 la Diputación tiene en marcha un Programa de Recogida de Perros Vagabundos que está dando unos excelentes resultados y permite dar respuesta a la población de los municipios adheridos, que suman más de 222.000 habitantes”.

De forma paralela, este servicio contribuye “a la tan necesaria concienciación social sobre la tenencia responsable de animales de compañía, al tiempo que asesora a los ayuntamientos, a través de los técnicos de los municipios acogidos al programa, de las novedades en materia legal referente a la protección y sanidad animal”.

El Ayuntamiento de Barcelona rectifica y mantendrá la convocatoria general de subvenciones a las entidades animalistas

La presión animalista, en la que ha participado Animalados dando voz a las entidades de defensa animal, ha conseguido hacer rectificar el Ayuntamiento de Barcelona, ​​que mantendrá la convocatoria general de subvenciones.

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que mantendrá la convocatoria general de subvenciones a las entidades animalistas: «Ante la voz de alerta que han dado las entidades animalistas, he hablado con la responsable, Laia Bonet, y me ha aclarado que finalmente se mantendrán las ayudas a esta actividad «.

La rectificación desde el Ayuntamiento de Barcelona llega tras un importante movimiento del sector animalista de la ciudad Barcelona donde ha estado presente Animalados dando voz a las entidades de defensa animal.

Hasta 33 entidades animalistas se organizaron para dirigir una carta abierta a la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, donde mostraron su malestar por la decisión del consistorio de suspender las ayudas dirigidas al bienestar animal. En este comunicado, las entidades pidieron una reconsideración de esta decisión del gobierno municipal.

Mediante la carta abierta, las entidades también recordaron al Ayuntamiento de Barcelona que realizan un servicio público desde la gestión cívica. «Este es un trabajo gratuita del tejido de organizaciones y activistas que gestionamos tareas tales como el rescate de los animales en situación de maltrato, la recogida de animales abandonados, campañas de adopción y sensibilización, gestión de colonias felinas… En definitiva, una tarea que debería recaer 100% sobre la gestión pública y que, sin embargo, se está desarrollando a través de un enorme entramado de ciudadanos de forma gratuita, pero a la vez profesional y metódica», explica la Fundación FAADA en un comunicado.

La teniente de alcalde, Laia Bonet, en la Comisión de Presidencia celebrada este mismo miércoles aclaró que «hacer política es priorizar. Lo que hemos hecho es reordenar 160.000 euros en subvenciones específicas a las entidades que gestionan las colonias felinas, porque estos servicios durante la pandemia fueron considerados esenciales, y por tanto, los hemos querido mantener. Obviamente, esta decisión impide reconocer también las campañas de sensibilización y promoción de muchas entidades que ahora no tienen su espacio».

Laia Bonet añadió en su intervención que «el presupuesto de las subvenciones del 2021 está condicionado por diez meses de pandemia, por este motivo, desde el Ayuntamiento hicimos una redistribución del presupuesto con el objetivo de crear un frente Covid para atender emergencias sociales y sanitarias. Obviamente, si fuera posible, soy la primera que quisiera duplicar o triplicar las subvenciones dirigidas al bienestar animal, pero hemos tenido que priorizar».

Afortunadamente, después de la presión de las entidades animalistas el gobierno de Ada Colau ha rectificado y se ha comprometido a recuperar las subvenciones a las organizaciones encargadas de la protección animal en una ciudad que el gobierno municipal sigue definiendo como una «Barcelona que ama los animales».

Consternación entre las entidades animalistas por la supresión por parte del Gobierno municipal de las ayudas dirigidas al bienestar animal

Las entidades animalistas de Barcelona han mostrado su profunda indignación y consternación después de que el Gobierno municipal de Ada Colau haya suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha disparado un tiro en el pie. A comienzos de semana publicamos en Animalados la decisión del Gobierno municipal de eliminar de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal. Una medida que ha sorprendido y enfurecido a las organizaciones de protección y defensa animal, que ven como el consistorio, con sus propias decisiones, desprecia y destruye el ideal de una «Barcelona amiga de los animales».

Animalados ha hablado con varias entidades animalistas que han mostrado su malestar por esta decisión del Gobierno de Barcelona. Un sentimiento de indignación y desprecio que se extiende y comparten prácticamente todas las organizaciones de protección y defensa animal de la ciudad.

«Desde las entidades de protección animal de Barcelona y como miembros del Consejo Municipal de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales, estamos consternadas por la decisión del Ayuntamiento de suspender la línea de ayuda a las entidades de bienestar animal de la convocatoria anual de subvenciones para el 2021», declara Carla Cornella, presidenta de la Fundación FAADA.

Cornella recuerda que «las organizaciones ya tuvimos que asumir un recorte del 40% en la convocatoria de 2020 y ahora tenemos que afrontar la supresión total de esta ayuda. Es imprescindible considerar que el Ayuntamiento tiene la competencia y la responsabilidad en la gestión de la protección de los animales de Barcelona y que desde las entidades de la ciudad trabajamos cada día del año asumiendo una parte de esta gestión».

En cuanto a FAADA en particular, al menos se verá afectada la campaña «Soy Responsable», un proyecto que tiene el objetivo de identificar y esterilizar el máximo número de animales posible para reducir el abandono en Cataluña, donde cada año se recogen más de 30.000 animales desamparados, un promedio de cuatro animales cada hora.

Marta Gumà, presidenta de DEPANA, afirma que «la decisión del Ayuntamiento de suprimir las subvenciones nos afecta. Las ayudas recibidas en los últimos años ya eran miserables de por sí, pero la supresión total de esta provoca que no podamos desarrollar del mismo modo nuestro proyecto «De dónde vienen las tortugas», un taller educativo que trabaja para una mayor implicación de las Administraciones en las problemáticas asociadas al comercio de fauna exótica. La sensación es que, a la hora de la verdad, el medio ambiente y la protección de los animales no es importante para el Gobierno municipal «.

DEPANA inició en 2014 un proyecto educativo llamado «De dónde vienen las tortugas», dirigido a los escolares de los últimos cursos de educación primaria y primeros de la ESO. Este proyecto, tal como explica la directora de la entidad «nació con el objetivo de sensibilizar y concienciar a nuestros niños y jóvenes sobre la grave problemática que supone la tenencia de animales exóticos como mascotas».

Marta Gumà comenta que «a pesar de la supresión de las ayudas por parte del Ayuntamiento, intentaremos seguir adelante con nuestro proyecto educativo que tan buen resultado y satisfacción ha dejado en los centros educativos en los últimos años. Se nos rompe el corazón si tenemos que decir en las escuelas que no podemos continuar haciendo el taller este año. Intentaremos asumir los costes de nuestro propio presupuesto y tendremos que hacer buena parte del proyecto desde el voluntariado».

Carmen Méndez, presidenta de ADDA, considera que «la decisión del Ayuntamiento pone en evidencia un claro retroceso y desinterés por parte del Gobierno municipal que niega así el compromiso asumido a través de una declaración municipal de «Barcelona amiga de los animales». Además, discrimina un sector de las entidades, y no puede justificarse por el hecho de la situación actual de la pandemia, teniendo en cuenta que ya en el anterior ejercicio -y sin rastro de la COVID- ya rebajaron drásticamente en un 40% las ayudas a todas y cada una de las entidades, sin ningún tipo de explicación».

Además, Méndez añade que «si se analiza el servicio social que el sector animalista viene desarrollando de forma voluntaria desde sus inicios y se compara con el listado conjunto, con muchas de las subvenciones que el Ayuntamiento destina para otros fines asociadas por ejemplo al entretenimiento, es evidente que hay un agravio comparativo «.

En cuanto a ADDA en relación con esta subvención, su presidenta detalla que «desde su inicio siempre ha sido focalizada en una campaña continuada de concienciación muy visible y de forma conjunta, con otra educativa y de sensibilización en las escuelas, facilitando abundante material gratuito a numerosos centros educativos. A la vista de esta decisión es probable que tengamos que cancelar el proyecto o revisar la posibilidad de su continuidad sin mención de la administración».

El Ayuntamiento de Barcelona suprime de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas

El Ayuntamiento de Barcelona ha suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas. El Gobierno municipal argumenta que la decisión ha sido tomada a raíz de la pandemia y que centrarán todos sus esfuerzos en reforzar la línea de subvenciones específica dirigida a la gestión y control de las colonias felinas.

El Grupo Municipal de Junts per Catalunya en el Ayuntamiento de Barcelona ha alertado de que el Gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni ha suprimido de la convocatoria anual de subvenciones las ayudas a las entidades que trabajan por el bienestar animal. Además, el portavoz del Grupo de Junts, Jordi Martí, ha exigido la rectificación al ejecutivo municipal y que mantenga el apoyo a las entidades animalistas de la ciudad, que ya vieron reducidas en un 40% las subvenciones en la convocatoria del 2020.

Animalados ha hablado con el Ayuntamiento de Barcelona que ha confirmado que «debido a la situación económica derivada por la Covidi-19 se decidió suprimir de la convocatoria general de subvenciones a las entidades animalistas para concentrar esfuerzos y reforzar la línea de subvenciones específica destinada a la gestión y control de las colonias de gatos urbanos y priorizar estas actuaciones ante las actividades de divulgación y concienciación».

El Gobierno municipal detalla que «antes de tomar la decisión se habló con las entidades para informarles de que dado que la mayoría de las subvenciones eran para las entidades gateras, nos parecía más adecuado agruparlas en la convocatoria específica de gatos dada la especificidad. Ninguna de estas entidades mostró reticencias ni se mostró en contra».

Por lo tanto, el Ayuntamiento de Barcelona ha tomado la decisión de suprimir la línea genérica de subvenciones de bienestar animal, una línea de ayuda dirigida a todos los animales que incluye proyectos de todo tipo. Según los datos compartidos por el Gobierno municipal, en el año 2020 «el 80% de los proyectos de la línea genérica fueron para fomentar la conciencia y la responsabilidad con los animales de compañía, así como tareas relevantes de divulgación y formación».

El consistorio especifica que «el número de entidades que habían presentado algún proyecto en el año 2020 a la convocatoria general y que podrían verse afectadas por la no convocatoria de este año podría estar en torno a una quincena». Con esta nueva medida, «la línea de subvenciones específica dirigida a entidades de la ciudad que cuidan de las colonias felinas crece un 10% respecto del año pasado».

Jordi Martí, concejal de Junts per Catalunya, ha destacado que «una ‘Barcelona amiga de los animales’ no puede maltratar la sociedad civil comprometida con el bienestar animal», también ha considerado que «que se mantengan las ayudas a las entidades gestoras de las colonias de gatos urbanos no es excusa para retirar el apoyo al resto, y menos en el contexto de un presupuesto municipal «expansivo», como ha vendido el gobierno municipal a las cuentas de 2021″.

Más de 500 entidades dicen NO a las subvenciones dirigidas a la actividad taurina

Más de 500 entidades han escrito una carta al gobierno en la que rechazan cualquier ayuda económica dirigida a la actividad taurina durante la crisis del coronavirus.

Desde la Plataforma La Tortura No es Cultura, Animal Guardians y más de 500 entidades se ha escrito una carta dirigida al gobierno en la que se rechaza cualquier ayuda económica para la tauromaquia. Protectoras de animales, asociaciones ecologistas, veterinarios, empresas privadas… son muchos los sectores que se han unido para decir NO a las subvenciones dirigidas a la actividad taurina.

El escrito dice que en tiempos en los que la crisis del coronavirus pone en riesgo la vida de decenas de miles de personas, deben realzarse los valores que cohesionan a una sociedad, valores como la solidaridad y la empatía. “Es hora de que aprendamos y la cultura es de gran utilidad para ello: una cultura que celebre la vida, no la muerte y que promueva la cohesión de la sociedad, no el enfrentamiento entre españoles”.

El escrito muestra la incongruencia que supone invertir fondos públicos en la tauromaquia, una actividad que está abocada a la desaparición. “El 84% de los jóvenes no están orgullosos de vivir en un país donde la tauromaquia es una tradición cultural”, además “el número de festejos taurinos en plaza ha caído un 58,4% en la última década”. Siendo conscientes de esta realidad, el ministerio de Cultura debe invertir en actividades culturales de alto consumo como la música, la lectura, el cine, las bibliotecas, las visitas a monumentos o yacimientos, etc.

Las entidades aportan con la carta un anexo elaborado por AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal) que recibe el nombre de “Situación de la Tauromaquia en España”. En este documento se afirma que “el empleo que genera la tauromaquia es escaso, temporal y endogámico, resultando patente que el sector taurino debería contar actualmente con otras fuentes de ingreso para poder adaptarse al evidente declive que padecen”.

El comunicado recuerda que protectoras de animales y santuarios se han adherido a esta carta, unas entidades que “han ofrecido sus centros durante la pandemia para acoger a los animales de los enfermos por la Covid-19 y los de las personas sintecho, o los de las víctimas de la violencia de género, entre otras muchas ayudas». También se han adherido veterinarios que “se han expuesto para no dejar atrás animales que tanto aportan a la sociedad y al corazón de las personas”. Sin embargo, todas estas entidades, a pesar de la gran labor que desarrollan, apenas reciben ayudas.

Las entidades piden también que “se ha hagan públicas, en un ejercicio de total transparencia, cualquier ayuda o subvención que se destina al sector de la tauromaquia desde cualquier estamento del gobierno, ya sean ministerios, ayuntamientos, diputaciones o CCAA. Después de muchos años de oscurantismo, demandamos conocer las partidas que los organismos públicos dedican a la tauromaquia”.

Para terminar, la carta insta al gobierno a trabajar con una legislación renovada y actualizada, teniendo en cuenta el sentir social y que además “dé libertad a las Comunidades Autónomas para regular y mantener o no las expresiones culturales de acuerdo con el deseo de la mayoría de sus ciudadanos y ciudadanas”.