Entradas

La sociedad española muestra su rechazo absoluto hacia el Toro de Jubilo a través de las redes sociales

Más de 14.000 tweets llevaron los hashtags #MedinaceliVergüenzaNacional #NoMásToroJubilo a situarse entre las dos primeras tendencias en Twitter. Todo un éxito de una sociedad que muestra una vez más su rechazo absoluto hacia los espectáculos taurinos.

La plataforma de encuentro de activismo antitaurino, la Marea Antitaurina, en la que participan numerosas organizaciones nacionales e internacionales contra el maltrato animal, solicitó a sus seguidores que apoyasen la campaña llevada a cabo en Twitter solicitando al alcalde de Medinaceli el fin de la crueldad y el sufrimiento en dicho municipio. La respuesta de la sociedad española fue espectacular y contundente, con más de 14.000 tweets mostrando su rechazo hacia el Toro de Jubilo.

Madrid 14 de noviembre de 2021/ ANDA

De nuevo, el sábado 13 de noviembre volvieron a celebrar el Toro de Jubilo de Medinaceli (Soria), un espectáculo que también fue retransmitido por el canal 9 de la televisión de Soria. Torturan a un pobre toro embadurnando de barro al animal y colocándole en la cornamenta unas sobreastas de hierro “gamella” que terminan en dos bolas preparadas con azufre, estopa y aguarrás a las que se prende fuego. Además, dentro del recinto colocan cuatro hogueras, dedicadas a los Santos Mártires de la localidad y el toro está sufriendo y quemándose vivo.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA), en una nota de prensa, ha mostrado su rechazo hacia estas personas a las que les resulta muy divertida la celebración del Toro de Jubilo y se sienten muy orgullosas de su tradición. Para ANDA, estas personas deberían recapacitar y tener en cuenta la opinión de los ciudadanos, ya que una gran mayoría de la sociedad rechaza estos espectáculos cruentos. Lo defienden desde el pueblo como si de algo especial se tratara, aludiendo a hechos medievales que ya a nadie importan, excepto a aquellos que no han evolucionado y cuya cultura y educación están todavía ancladas en tiempos remotos.

En dicha nota de prensa, la asociación animalista expresa que si ya resultaban patéticos los vecinos de Medinaceli intentando justificar esta barbarie, más lastimoso es ver al pobre animal arrastrado con una soga, atado a un poste a la fuerza, y, finalmente, portando enloquecido las antorchas encendidas. Sin embargo, deberían recapacitar y tener en cuenta la opinión de los ciudadanos, ya que una gran mayoría de la sociedad rechaza estos espectáculos cruentos. Estamos en el siglo XXI y tenemos que avanzar, el maltrato de seres vivos nunca puede ser diversión ni puede estar subvencionado con dinero público.

«El maltrato de seres vivos nunca puede ser diversión ni puede estar subvencionado con dinero público».

Tal y como ha detallado ANDA, las consecuencias de esta práctica son terribles para los toros. En primer lugar, lógicamente, el toro se quema. El barro se seca y se desprende, con lo cual las chispas que caen, queman al toro en la cara, en el lomo y en los ojos. Los cuernos también son un área sensible, que al calentarse provocan un terrible dolor. Los animales sufren, especialmente, daños psicológicos. La fiesta fue declarada Bien de Interés Turístico y Patrimonio Cultural Inmaterial de Medinaceli en 2002 por la Junta de Castilla y León.

El artículo 19 del Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de la Comunidad de Castilla y León estipula que “en todos los espectáculos taurinos populares y tradicionales queda prohibido herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses”, pero contempla una excepción para los casos en los que estas acciones “sean inherentes a un espectáculo taurino tradicional de los previstos en el Capítulo II” del Reglamento. Es precisamente a esta consideración a la que se agarra la Junta de Castilla y León, pese a que sí emprendió acciones para prohibir el Toro de la Vega en 2016.

“Los toros de fuego son la máxima crueldad que tenemos todavía en España, y encima subvencionado con dinero público. Estamos en el siglo XXI y afortunadamente la sociedad va evolucionando y rechaza esos espectáculos cruentos. Somos mayoría y nuestros políticos tienen que escuchar a sus ciudadanos y demostrar más empatía hacia los animales. Estas tradiciones tienen que acabar”, señala Encarna Carretero, Departamento de Comunicación de ANDA.

“Si no fuera por el dinero público, el sector de la tauromaquia estaría hundido”

La pandemia del coronavirus permitió que muchos animales descansaran en paz durante dos años, lejos de la tortura y el maltrato que sufren durante los espectáculos taurinos. Lamentablemente, con la mejoría en la evolución del virus, el sector de la tauromaquia parece haber despertado, siempre gracias a las ayudas públicas que reciben desde los distintos gobiernos.

Con el fin de realizar una radiografía de la situación actual de la tauromaquia en España, Animalados ha entrevistado a Encarna Carretero, encargada del departamento de comunicación de ANDA (Asociación Nacional para la Defensa de los Animales), una asociación que lleva desde el 1989 trabajando por una mejor protección de todos los animales, entre ellos, todos aquellos que sufren la violencia gratuita y desgarradora de los espectáculos taurinos.

¿Cómo está siendo el regreso de la tauromaquia en España tras la pandemia? ¿Se han reducido el número de espectáculos o, por lo contrario, ha regresado con más fuerza?

El parón de los espectáculos taurinos a causa de la pandemia supuso una gran alegría para nosotros, aunque éramos realistas y sabíamos que más tarde o tempranero, por desgracia, iban a volver. Los animales han tenido dos años de tranquilidad, sin ser maltratados en las plazas de las torturas.

La caída de la actividad taurina es una realidad indiscutible. Lo que ocurre es que, con el parón de la pandemia, cuando ha vuelto a celebrarse algún festejo taurino después de tanto tiempo, como pasó el 2 de mayo en Las Ventas, consiguieron llenar la plaza, eso sí, con el aforo permitido por las limitaciones del covid.

Que se hayan llenado algunas plazas no quiere decir que el regreso de la tauromaquia esté siendo un éxito total, lo que sucede es que cuando hay un parón largo provocado por cualquier motivo, todo se coge con más ganas. Esto mismo está sucediendo con conciertos, eventos deportivos, etc. Los taurinos, que están deseando ver sangre a todas horas, cogieron con más interés el regreso de estos espectáculos porque han estado dos años sin poder celebrar ninguna fiesta taurina y sin poder acudir a ninguna plaza.

La tauromaquia está en decadencia, esto es un hecho indiscutible. Los espectáculos taurinos han caído en un 73,4% desde el año 2007. Por este motivo, cuando los taurinos hablan de un gran regreso y una gran acogida de estos espectáculos tras la pandemia, de alguna manera, lo dicen porque necesitan vender este mensaje.

«Los espectáculos taurinos han caído en un 73,4% desde el año 2007»

Es importante destacar que el 77,5% de los festejos taurinos, según datos del 2019 de AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal), se concentran en tan solo cuatro comunidades autónomas: Andalucía, Castilla y León, Castilla y la Mancha y la Comunidad de Madrid. Por tanto, los datos indican que la tauromaquia se encuentra en decadencia total.

Durante el pasado mes de octubre las redes sociales ardieron pidiendo al gobierno el fin de las becerradas. ¿Las becerradas son el máximo exponente de crueldad de la tauromaquia?

Las becerradas, sin duda, es una de las formas de lidia más crueles que existen, especialmente por dos razones fundamentales. La primera es que en esta modalidad se maltratan animales menores de dos años, para los que el sufrimiento físico y psíquico de las corridas se ve incrementado por su mayor fragilidad, reducida capacidad de reacción y desesperada necesidad de sentirse protegidos por su madre y su manada.

Si bien el toro adulto apenas muge cuando es atacado con el fin de mostrar fortaleza, los becerros sí que mugen de manera desesperada durante la lidia, intentando atraer la atención de los suyos. Una escena que desgarran el corazón de cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad.

La segunda razón es que en las becerradas, normalmente, lidian personas inexpertas, ya sean estudiantes de escuelas de tauromaquia o incluso en muchas ocasiones aficionados que clavan los instrumentos de tortura en lugares indebidos, extrayéndolos y clavándolos una y otra vez tras intentos infructuosos, causando un tormento terrible a estos pequeños animales.

Los becerros, víctimas de las becerradas, una de las modalidades más crueles de la tauromaquia

¿Existen datos oficiales del porcentaje de población española que está a favor y en contra de estos espectáculos violentos?

En las encuestas de población general siempre salen ganando los antitaurinos. Por tanto, lo que gana es la empatía de una población que, afortunadamente, cada vez se muestra más en contra de estos espectáculos. El 78% de los españoles está en contra de las subvenciones a la tauromaquia (YouGov, 2018). Mientras que el 84% de los jóvenes no se sienten orgullosos de vivir en un país en el que las corridas de toros son una tradición (Ipsos Mori, 2015).

En datos de votantes, el 81,4% de los españoles no están a favor de la tauromaquia, pero solo el 46,7% la prohibiría. El 52,4% de votantes menores de 35 años, sí que prohibirían la tauromaquia, por tanto, una vez más estamos ante un tema generacional. Por otro lado, entre lo que son hábitos culturales, solo el 5,9% de la población acudió a una corrida de toros, novilladas o rejones. Si consideramos todos los festejos taurinos, incluidos los que se celebran en la calle, el 7,9% de la población ha presenciado alguna vez esta clase de espectáculos.

El bajo porcentaje de personas que han acudido a estos espectáculos contrasta con el porcentaje de población que ha consumido otras expresiones culturales. Por ejemplo, 87,2% música, un 57,8% cine, un 50% museos, un 46,7% galerías y exposiciones y un 26,8% de bibliotecas. Hablamos de datos que tienen como fuente al Ministerio de Cultura y que confirman que solo el 5,9% de la población consume la tauromaquia, una clara minoría.

Teniendo en cuenta el porcentaje predominante de rechazo social hacia la tauromaquia, ¿por qué todavía existen estos espectáculos en España?

Estos espectáculos tan aberrantes siguen vivos porque los políticos que tenemos se empeñan en que hay que seguir dando dinero y manteniendo a este sector. A pesar de que el empleo del sector taurino es precario y endogámico se siguen manteniendo a costa de las subvenciones públicas. Nosotros desde ANDA siempre decimos que si no fuera por el dinero público, el sector de la tauromaquia estaría hundido, y ellos lo saben.

Las fiestas o espectáculos taurinos no solo incluyen las corridas de toros, sino un numeroso conjunto de tradiciones y festejos populares vinculados al mundo del toro que es lo que se conoce como tauromaquia. El 12 de noviembre de 2013 sacaron la Ley 18/2013 para la Regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural en la que la tauromaquia pasó a ser catalogada como patrimonio cultural y a depender del Ministerio de Cultura que, a través de esta ley, está obligado a darle dinero.

“El carácter cultural de la tauromaquia es indiscutible y merece ser preservado como un tesoro propio de nuestro país, rico en culturas distintas”. Este es el mensaje de la Ley 18/2013, una ley que hizo el PP en 2013 y que protege a la tauromaquia. Los políticos de nuestro país tienen muy poca empatía hacia los animales, especialmente, hacia los pobres toros, becerros y novillos que tienen que aguantar estas tradiciones y torturas porque un porcentaje reducido de la población disfruta con la sangre.

Los caballos, otros animales que también sufren el maltrato propio de los espectáculos taurinos

¿Por qué las personas menores de edad puedes acudir a estos festejos de violencia, maltrato y tortura?

Para ANDA, uno de los aspectos más dañinos de la tauromaquia para la sociedad es la frecuente presencia de menores. El tema de las edades en las plazas depende de cada comunidad autónoma, pero en España en general no hay ninguna normativa que prohíba la entrada de menores a estos recintos.

No podemos ignorar las recomendaciones que se hicieron el 12 de febrero del año 2018 por parte de la máxima instancia en derechos de la infancia de la ONU, en su sección violencia hacia la infancia, donde señaló que “con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de la tauromaquia en los niños, el comité recomienda que el Estado español prohíba la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos”, unas recomendaciones que el gobierno español ha ignorado por completo.

Para nosotros, esta recomendación por parte de la ONU fue una noticia estupenda y muy celebrada, porque se trata de un organismo muy importante que ha mostrado su rechazo hacia la presencia de menores en este tipo de espectáculos tan crueles, que lo único que provocan es la desensibilización de los niños hacia los animales y que causan que en un futuro puedan desarrollar actitudes violentas.

¿Cómo se financia la tauromaquia en España?

La tauromaquia sobrevive gracias a las subvenciones públicas. En España este sector recibe fondos de la Política Agraria Común (PAR), del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Agricultura, de las Comunidades Autónomas, de las Diputaciones y de los Ayuntamientos.

Mientras sectores imprescindibles como la sanidad o la educación necesitan ayuda urgente, especialmente tras la pandemia, millones de euros del dinero público son destinados a mantener con vida la tauromaquia.

«Estamos siendo partícipes, queramos o no, de la existencia de la tauromaquia»

Estamos siendo partícipes de alguna manera, queramos o no, de la existencia de la tauromaquia. Gran parte del dinero de nuestros impuestos está dirigido a mantener lo que es un maltrato animal.

¿Estamos cerca del fin de la tauromaquia en España o queda mucho camino por recorrer?

La tauromaquia está en decadencia y nosotros no nos vamos a rendir. Estamos concentrados en campañas en redes sociales, especialmente en Twitter, que es una red social en la que podemos etiquetar a alcaldes y políticos, de manera que les llega el mensaje de rechazo por parte la sociedad. Los políticos deberían escuchar y hacer caso a lo que reclama la mayor parte del país.

¿Estamos cerca del fin de la tauromaquia? Yo sinceramente pienso que sí. Poco a poco ya está sucediendo y los taurinos lo saben y se están dando cuenta porque no se llenan las plazas. Muchas veces tienen que regalar las entradas para intentar llenarlas. Estamos cansados de ver festejos o corridas en Las Ventas o en cualquier otra plaza y están vacías. Además, este negocio no es sostenible, pero siguen recibiendo dinero y más dinero por parte de los políticos.

Como hemos dicho, las subvenciones principalmente vienen de la Política Agraria Común (PAC), del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Agricultura, de las Comunidades Autónomas y también de las diputaciones, alcanzando los 500 millones de euros. Cuando se corten estás ayudas públicas el sector taurino dejará de funcionar. Se trata de una actividad que no tiene ningún futuro y está destinada a la desaparición. Invertir en tauromaquia hoy en día es como invertir en máquinas de escribir.

«La mejor ayuda que pueden recibir las pocas familias que viven de la tauromaquia es un plan de reconversión, con actividades no crueles y con futuro»

La mejor ayuda que pueden recibir las pocas familias que viven de la tauromaquia es un plan de reconversión, con actividades no crueles y con futuro. Estas personas tienen que pensar que ya no estamos en la Edad Media. Antes se quemaban a personas en la hoguera, o se fusilaban a personas en medio de una plaza, pero estas escenas horribles forman parte de nuestra historia. De lo que se trata es de avanzar y no quedarse anclado. Estamos en el siglo XXI, no podemos seguir teniendo festejos taurinos para que unos pocos se lo pasen bien a costa de la tortura animal.

¿En qué iniciativas en contra de la tauromaquia trabaja la asociación ANDA actualmente?

La plataforma La Tortura No Es Cultura, a la que pertenecemos desde hace diez años, se creó entre varias asociaciones con el objetivo de luchar contra la tauromaquia, y esto es lo que estamos haciendo. Hemos impulsado muchas campañas en redes sociales, como hace poco, una en la que pedíamos el fin de las becerradas, logrando más de 13.000 tweets que llevaron el hashtag #BecerradasNuncaMás y alcanzando el Top 3 de tendencias en Twitter. Todo un éxito.

Además, subimos contenidos y noticias a través de nuestra página web para que las personas puedan conocer la realidad de maltrato y tortura que sufren los animales en los espectáculos taurinos. Los toros no son los únicos animales torturados en estos festejos, desgraciadamente hay más víctimas, como los caballos. Intentamos hacer mucho hincapié en que no debemos olvidar a estos otros animales que sufren mucho dolor físico y psíquico.

También luchamos en contra de la declaración de la tauromaquia como bien de interés cultural. Hemos organizados manifestaciones antitaurinas y campañas con el fin de trasladar el deseo de la mayor parte de la población, que no es otro que poner fin a un espectáculo retrogrado. Los espectáculos taurinos no tienen cabida en nuestra sociedad. Si alguien sufre, ya no es una fiesta.

“Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos”

Conocemos de primera mano a APASDEM y analizamos el estado general en el que se encuentran los animales en México. El abandono de animales de compañía, los espectáculos con animales, el Mercado de San Bernabé, etc., son algunos de los temas que abordamos en esta interesante entrevista.

Animalados ha hablado con Susana Cruz, directora de Naturaleza Animal y portavoz de APASDEM, una agrupación de organizaciones animalistas mexicanas que luchan por lograr acuerdos con las autoridades y con la sociedad en general con el objetivo de poner fin a la crueldad hacia los animales no-humanos. 

¿Qué es APASDEM? ¿Qué motivó la creación de esta agrupación?

APASDEM es Agrupaciones por los Animales de México. Surge en 2006 a partir de la necesidad de unir fuerzas para seguir con los avances legislativos en favor de la defensa y del bienestar animal. Somos una coalición que actualmente cuenta con 66 organizaciones de todos los estados de la República. Cada organización que forma APASDEM tiene su propia dedicación: animales de compañía, animales explotados para el consumo, fauna silvestre, animales marinos, experimentación animal, tauromaquia, etc. Abarcamos todos los temas relacionados con la defensa y el bienestar animal.

¿Cuáles son los objetivos de APASDEM como agrupación?

El objetivo principal es lograr una comunicación asertiva con las autoridades e instancias que se dedican en México al bienestar animal para conseguir así erradicar la violencia hacia ellos. Nuestra intención es cambiar la legislación. Actualmente existe una legislación, pero es una legislación que aún regula la explotación y la violencia hacia los animales, entonces la idea es trabajar con ellos para lograr en algún momento erradicar por completo la legalización de ciertas prácticas como son la charrería, tauromaquia, peleas de gallos o la actividad cinegética, entre muchas otras.

También queremos que se hagan valer los logros que se obtienen, ya que en materia de perros y gatos sí que hay avances, pero también hay mucha falta de voluntad. Entonces, nuestra misión es esta, estar en contacto directo con autoridades y sociedad para ver cómo podemos ir engranando y haciendo cambios que realmente beneficien a los animales.

«Queremos que los centros de control canino se conviertan en centros de esterilización masiva»

¿En qué proyectos está trabajando APASDEM actualmente?

Trabajamos en muchos proyectos, además nos dedicamos a la atención de cualquier tipo de denuncia por maltrato o violencia animal, ya sean domésticos o salvajes. En México, las leyes se distinguen por maltrato, sanciones administrativas y crueldad animal, que es lo que ya está tipificado en los códigos penales y tiene una pena más fuerte.

Estamos en diferentes coaliciones y formamos parte de la Red Internacional Antitauromaquia y de la Coalición Nacional Muuk Wakax-Fuerza Toro, ambas con el objetivo de erradicar toda actividad relacionada con la tauromaquia.

Por otro lado, trabajamos también en proyectos educativos con el objetivo de mejorar el trato a la fauna silvestre y su no-comercio. En estos proyectos abarcamos el comercio ilegal de fauna silvestre, pero transmitimos la idea de que no hay que comercializar con ningún tipo de animal.

Tenemos también el proyecto de Conversión de los Antirrábicos (centros de control canino) que son los lugares donde el Gobierno hace la recolecta de perros y gatos en situación de calle. Estos animales están en un infierno y hemos trabajado mucho en mejorar su situación. Por ejemplo, nos hemos dedicado mucho a eliminar la electrosensibilización, ya que aquí se mataba a los perros electrocutándolos. Lo que proponemos es que, más que un lugar de matanza, estos lugares se conviertan en centro de esterilización masiva gratuita.

Por último, tenemos el Mercado de San Bernabé en el que hemos batallado mucho y seguimos trabajando para que se ponga fin a las malas prácticas que se tienen con los animales en este lugar. Tenemos varios logros y avances, sin embargo, queda mucho por hacer.

¿Qué es el Mercado de San Bernabé? ¿Qué acciones lleváis a cabo para acabar con la situación de maltrato que viven los animales en este mercado?

Es un mercado abierto ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México, que se instala periódicamente en la calle, aquí le llamamos “tianguis” y se hace sobre ruedas. En este mercado se vende de todo. Encuentras ropa, alimento… y tiene su parte de venta de animales, tanto fauna silvestre como animales de compañía. Podemos encontrar perros, équidos o “animales de desecho”, que son especialmente todos aquellos caballos que ya no quieren para las carreras. Además hay cerdos, vacas, chivos, etc.

La situación es que, como el kilo de carne vale más si el animal está vivo, en general, los caballos que son los que llegan al mercado en muy mal estado, explotados y maltratados, se les obliga a permanecer en pie, incluso sujetándolos con palos. Lo que nosotros hemos conseguido con nuestras protestas y nuestro trabajo de varias años es que, antes llegabas y decías quiero este caballo y allí mismo lo abrían en canal y hacían la matanza, ahora esto afortunadamente ya no es así.

Sin embargo, las prácticas siguen siendo terribles en este espacio. Puede llegar cualquier cliente con un coche y comprar cinco chivos y meterlos a todos dentro del vehículo. Las condiciones de los animales allí son horribles, tanto en el transporte como en la estancia.

Otro avance importante con el mercado es que se consiguió que hubiera médicos veterinarios de la UNAM vigilando el trato ético hacia los animales o que se les pusiera rampas para bajar de los camiones, ya que antes se les lanzaba directamente provocando lesiones en las patas. En este mercado existe maltrato en todos los sentidos y sin límite.

Animales amontonados y maltratados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

¿Por qué las autoridades competentes no frenan una brutalidad tan flagrante como la existente en el Mercado de San Bernabé?

La realidad es que el mercado no cumple con ninguna normativa, pero el gobierno lo permite. El caso de San Bernabé es solo un ejemplo de muchos mercados de este estilo que hay en México. Se escudan en que la gente que vende animales en estos mercados forma parte de una comunidad específica.

El problema es que como sociedad existe una normalización hacia estos espacios, donde ven a los animales como objetos y no importa sus condiciones. En estos lugares hay niños que tienen que ver unos niveles de violencia muy alto, una violencia que aquí esta normalizada. Las autoridades están dentro de ese conjunto que no da importancia al bienestar de los animales y que piensan que los animales son para comer y que estas acciones forman parte de su destino. Todavía aquí no le dan tanta importancia al valor de la vida de un animal. A pesar de los avances logrados, nosotros lo que queremos es que estos mercados se cancelen y dejen de existir.

Animales muertos y maltratoados tras rituales celebrados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

«La sociedad mexicana comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal»

¿En qué estado general se encuentra la relación de respeto entre los animales humanos y los no humanos en México? ¿Se trata de una sociedad que avanza en el respeto y el buen trato hacia los animales?

Yo creo que a la sociedad mexicana le empieza a interesar el bienestar de los animales. Los activistas hemos hecho mucho trabajo, ahora por lo menos entramos con más facilidad a congresos e incluso nos buscan para cuestiones de legislación. Actualmente también tenemos más presencia en los medios de comunicación, incluso con programas especializados en algunos canales donde se habla de la importancia de respetar a los animales. También en las escuelas nos buscan para que llevemos a cabo charlas, a pesar de que no hay una materia como tal, que es en algo en lo que estamos trabajando.

Sentimos por tanto que se trata de una sociedad que comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal, así se demuestra también en las redes sociales. No se trata de algo general, pero si una gran parte de la sociedad tiene actualmente más conocimiento y más empatía. En ciertas ciudades ya se conocen los términos vegetarianismo o veganismo, ya no es como antes que llegábamos a estos sitios y se extrañaban.

En cuestiones como los espectáculos con animales sí que pienso que se ha avanzado mucho. Se han hecho encuestas y un 75% de los encuestados no están de acuerdo con las corridas de toros, por tanto, esto es algo que ya rechaza la sociedad y que se puede ver en la reducción de asistencia de público a las plazas de toro.

Por otro lado, cuando a los ciudadanos se les enseña por ejemplo qué es lo que sucede con los animales en mercados como el de San Bernabé, sí que existe una reacción de rechazo. La mayoría de las personas no tienen idea de dónde viene ese pedazo de carne que consumen. Hay organizaciones también que se dedican a compartir vídeos para demostrar lo que sucede con los animales en muchos sitios. Yo creo que gracias a la diversidad de acciones por parte de las organizaciones animalistas hemos logrado ir despertando a la gente, pero aún nos queda mucho por entender y por cambiar la relación que tenemos con los demás animales.

¿En qué situación se encuentra el abandono de animales de compañía en México? ¿Sale gratis abandonar a un perro?

Estamos desbordados. Antes de la pandemia ya estábamos desbordados en cuanto a abandono animal, pero ahora la situación ha empeorado. Por poner un ejemplo, en Ciudad de México se estimaba que al mes tan solo en los centros de control canino o antirrábicos llegaban de 7.000 a 12.000 perros, tanto de la recolección que hacían como de los perros que entregan los propios tutores. A esto hay que añadir todos los canes que llegan a los refugios y a las casas que funcionan como hogar temporal, yo por ejemplo nunca he bajado de diez perros en casa.

La pandemia ha provocado un aumento del abandono, no solamente en las calles o en los centros antirrábicos, sino también en los casos de animales que se quedaron en las casas tras la muerte de los responsables por culpa del covid. Los familiares buscan qué hacer con estos animales, hablamos de hogares con tres, cuatros o quizás diez perros que se quedaron allí y no saben qué hacer con ellos.

La pandemia ha causado un boom en el abandono y además provocó que bajaran las adopciones. Esta situación ha afectado en lo económico, muchas personas perdieron su trabajo y tienen menos para sobrevivir, por este motivo se han abandonado más animales. Actualmente muy poca gente está buscando animales para adoptar. Si de por sí antes ya costaba dar adopciones, ahora la situación es crítica.

En México te sale gratis abandonar a un perro. Sí que hay una ley que dice que esta acción es una falta administrativa, igual que tenerlo abandonado en la azotea o no darle de comer, pero la realidad es que hay tantos casos que las autoridades solo sancionan aquellos más sonados o sobre aquellos que más presión hemos realizado. La ley es laxa, pero las autoridades encargadas de hacerla valer lo son todavía más. A pesar de ser laxa, si se aplicara en un 20% o 30% la ley actual, estaríamos en una situación mejor. Nuestra lucha por tanto está en que se aplique la actual ley a la vez que queremos mejorarla.

«No hay una carretera en México en la que no encuentres un perro abandonado»

¿Es cierto que muchos de los perros y gatos abandonados en México se convierten en animales salvajes? ¿Es la esterilización la solución al problema del abandono?

Algunos perros abandonados en terrenos naturales se agrupan formando jaurías y lo que hacen es buscar maneras de sobrevivir. Lo mismo sucede con los gatos que forman colonias. Las áreas naturales están llenas de perros y gatos porque son los lugares donde la gente abandona a los animales. No hay una carretera en la que no encuentres un perro abandonado.

Las organizaciones y agrupaciones animalistas no damos abasto para recoger a todos los animales. Por tanto, es un hecho que algunos espacios se están convirtiendo en un “problema” por la presencia de estos perros o gatos abandonados. Hay que tener en cuenta que el problema real no son estos animales, sino la acción del abandono. Ellos tan solo están tratando de sobrevivir.

La esterilización es muy importante, si bien no es la única solución es parte de ella. Luchamos mucho porque dentro del protocolo de adopción la gente entregue a los perros esterilizados. Estamos otra vez ante lo mismo, como este tema está desregulado pues la gente hace lo que quiere. Hay campañas de esterilización por parte de los estados y de los ayuntamientos, pero muy pocas para las que realmente se necesitan. La mayoría de las campañas son las que hacemos las organizaciones animalistas.

¿Se celebran espectáculos con animales en México? ¿La población mexicana acepta este tipo de maltrato animal?

Hace unos dos años que logramos que se terminasen los animales en los circos, pero tenemos otros muchos espectáculos en los que se maltratan animales como las charrerías, que tiene la etiqueta de “deporte nacional” y están muy aceptadas aquí, la tauromaquia, que cada vez tiene menos seguidores, peleas de gallos, que atiende a temas de apuestas, y otros espectáculos horribles como el “Toro Sacatripas” conocido también como “Toro de Lazo”.

Hemos tenido muchos avances en el tema de espectáculos con animales, pero todavía existen muchas personas que ven en estas actividades un entretenimiento. Algunos espectáculos son muy locales como por ejemplo en Veracruz donde cada 2 de febrero se celebra “el embalse del toro”. En esta festividad el animal tiene que cruzar un río tras ser emborrachado. Los propios ayuntamientos se encargan de promocionar este tipo de espectáculos como algo turístico, como un motivo para visitar México y conocer sus tradiciones y su cultura.

Hay un sector político-económico que todavía apoya la tauromaquia en México, pero la realidad es que a la población cada vez le gusta menos este tipo de espectáculos. Con la pandemia esta actividad se había frenado mucho, pero lamentablemente algunos estados ya comienzan a retomar la actividad. Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos.

Imagen de charrería, espectáculo con animales típico de México-Aitor de Tras los Muros

«Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista»

¿Qué debe pasar o qué proponéis para que los animales tengan una mejor vida y estén en una situación de bienestar en vuestro país?

Necesitamos un cambio total en el paradigma de la educación. Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista. Desde pequeños en los libros de texto ya nos dicen que la vaca feliz es la que nos da leche y el cerdito feliz está en la chuleta. Necesitamos por tanto un cambio estructural en lo que es la educación a todos los niveles. La empatía, el respeto y la justicia por los animales tiene que ser parte de la enseñanza.

Nos educan bajo mentiras. La vaca no da feliz su leche, se la quitan. Es importante educar desde pequeños con verdades, desde el parvulario (pre-escolar) hasta la universidad y más allá para que haya un cambio total en esta situación. No obstante, pienso que con la actual entrada de charlas en las escuelas, los niños muestran respeto por los animales. De hecho, cuando eres niño muestras empatía natural hacia ellos. El problema es que con el paso del tiempo te van desensibilizando y nos cambian el chip. En mi opinión, la escuela es un pilar muy importante para lograr una sociedad de respeto y justicia hacia los animales.

En este enlace puedes firmar la petición en línea de APASDEM «25 PUNTOS PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA HACIA LOS OTROS ANIMALES EN MÉXICO», con el objetivo de prevenir y detener, por todos los medios que estén al alcance, toda forma de violencia animal, así como la depredación de las áreas naturales.

https://www.change.org/p/presidente-andr%C3%A9s-manuel-l%C3%B3pez-obrador-25-puntos-para-erradicar-la-violencia-hacia-los-otros-animales-en-m%C3%A9xico

La Comisión Mixta de RTVE aprueba una proposición no de ley del PP para que la tortura animal vuelva a la televisión pública

La proposición no de ley impulsada por el PP ha contado con el apoyo de los parlamentarios populares y los de VOX. Unidas Podemos, ERC y Más País se han mostrado en contra, mientras que el PSOE se ha abstenido, permitiendo así la aprobación del texto.

La Comisión Mixta para el Control Parlamentario de RTVE ha aprobado una proposición no de ley impulsada por el PP para que la televisión pública española vuelva a retransmitir las corridas de toros. La iniciativa de los populares ha salido hacia adelante gracias a los votos a favor del PP y Vox, tal y como se esperaba, y gracias también a la abstención del PSOE.

La proposición no de ley del PP aprobada por la comisión mixta (Congreso-Senado) del Control Parlamentario de la Corporación RTVE pretende volver a retransmitir en directo los festejos taurinos más relevantes, documentales de leyendas del toreo y reportajes divulgativos sobre la tauromaquia. La última vez que la televisión pública española emitió en directo imágenes de un espectáculo taurino fue el año 2016.

Durante su intervención, el portavoz del PP Andrés Lorite defendió la postura de su partido político argumentando que la tauromaquia en España es “arte y cultura”, y además “supone un motor de desarrollo económico y de generación de miles de puestos de empleo. El representante popular también comentó que “el mundo del toro tiene un gran valor medioambiental, social económico y cultural en nuestra sociedad”.

«La tauromaquia es un espectáculo cruel y deficitario»

Son muchas las personas públicas y los representantes políticos que se han mostrado en contra y han compartido su opinión sobre esta proposición no de ley del PP aprobada por la Comisión Mixta de RTVE. Íñigo Errejón, diputado de Más País, en referencia a la posible emisión de corridas de toros en la televisión pública ha comentado a través de sus redes sociales que “Ya que volvemos al siglo pasado, ¿las van a emitir en blanco y negro?”.

Por su parte, Jota Cañadas, diputado de Unidas Podemos en la asamblea de Madrid, ha publicado en su cuenta de Twitter que “La tauromaquia, además de un espectáculo que a muchos nos parece cruel, es completamente deficitario. Pero aquí la derecha ve bien que se les rescate con dinero público. En este caso a través de la televisión pública”.

La Comunidad de Madrid destina 4,5 millones para la tauromaquia en plena crisis sanitaria

La Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública ha mostrado su malestar ante una medida económica de carácter extraordinario que se encuentra completamente fuera de lugar.

El pasado 12 de septiembre la Comunidad de Madrid confirmó que va a destinar 4,5 millones de euros para apoyar a las ganaderías madrileñas de toro de lidia. Un paquete de medidas extraordinario que pretende ayudar el sector de la tauromaquia en una época marcada por la crisis sanitaria.

Esta noticia no ha sentado nada bien a la Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública (FADSP). Desde esta organización apartidista que lucha por la defensa y la mejora del sistema sanitario público no se entiende como la Comunidad de Madrid ha decidido destinar una cantidad generosa de dinero para la tauromaquia cuando se está escatimando en las ayudas a la Atención Sanitaria.

La FADSP en un comunicado compartido en su página web ha informado que “con 4,5 millones se pueden contratar a 264 rastreadores durante un año, 130 médicos o 170 enfermeros. Abrir centros de salud, ampliar las camas hospitalarias, comprar equipos, etc.”.

Desde la asociación se preguntan si la Comunidad de Madrid “pretende matar al coronavirus a base de cornadas”, ya que no entienden como la Comunidad pretende ayudar económicamente a la tauromaquia cuando se “escatima dinero para las necesidades sanitarias de la pandemia y lo invierte en cuestiones de más que discutible utilidad pública”.

Desde diferentes colectivos de defensa animal como el Partido Animalista PACMA han mostrado su malestar ante esta medida económica de la Comunidad de Madrid. PACMA, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha expresado que “es una vergüenza que la Presidenta Isabel Díaz Ayuso siga recortando en sanidad y subvencionando la tortura animal”.