Entradas

“Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos”

Conocemos de primera mano a APASDEM y analizamos el estado general en el que se encuentran los animales en México. El abandono de animales de compañía, los espectáculos con animales, el Mercado de San Bernabé, etc., son algunos de los temas que abordamos en esta interesante entrevista.

Animalados ha hablado con Susana Cruz, directora de Naturaleza Animal y portavoz de APASDEM, una agrupación de organizaciones animalistas mexicanas que luchan por lograr acuerdos con las autoridades y con la sociedad en general con el objetivo de poner fin a la crueldad hacia los animales no-humanos. 

¿Qué es APASDEM? ¿Qué motivó la creación de esta agrupación?

APASDEM es Agrupaciones por los Animales de México. Surge en 2006 a partir de la necesidad de unir fuerzas para seguir con los avances legislativos en favor de la defensa y del bienestar animal. Somos una coalición que actualmente cuenta con 66 organizaciones de todos los estados de la República. Cada organización que forma APASDEM tiene su propia dedicación: animales de compañía, animales explotados para el consumo, fauna silvestre, animales marinos, experimentación animal, tauromaquia, etc. Abarcamos todos los temas relacionados con la defensa y el bienestar animal.

¿Cuáles son los objetivos de APASDEM como agrupación?

El objetivo principal es lograr una comunicación asertiva con las autoridades e instancias que se dedican en México al bienestar animal para conseguir así erradicar la violencia hacia ellos. Nuestra intención es cambiar la legislación. Actualmente existe una legislación, pero es una legislación que aún regula la explotación y la violencia hacia los animales, entonces la idea es trabajar con ellos para lograr en algún momento erradicar por completo la legalización de ciertas prácticas como son la charrería, tauromaquia, peleas de gallos o la actividad cinegética, entre muchas otras.

También queremos que se hagan valer los logros que se obtienen, ya que en materia de perros y gatos sí que hay avances, pero también hay mucha falta de voluntad. Entonces, nuestra misión es esta, estar en contacto directo con autoridades y sociedad para ver cómo podemos ir engranando y haciendo cambios que realmente beneficien a los animales.

«Queremos que los centros de control canino se conviertan en centros de esterilización masiva»

¿En qué proyectos está trabajando APASDEM actualmente?

Trabajamos en muchos proyectos, además nos dedicamos a la atención de cualquier tipo de denuncia por maltrato o violencia animal, ya sean domésticos o salvajes. En México, las leyes se distinguen por maltrato, sanciones administrativas y crueldad animal, que es lo que ya está tipificado en los códigos penales y tiene una pena más fuerte.

Estamos en diferentes coaliciones y formamos parte de la Red Internacional Antitauromaquia y de la Coalición Nacional Muuk Wakax-Fuerza Toro, ambas con el objetivo de erradicar toda actividad relacionada con la tauromaquia.

Por otro lado, trabajamos también en proyectos educativos con el objetivo de mejorar el trato a la fauna silvestre y su no-comercio. En estos proyectos abarcamos el comercio ilegal de fauna silvestre, pero transmitimos la idea de que no hay que comercializar con ningún tipo de animal.

Tenemos también el proyecto de Conversión de los Antirrábicos (centros de control canino) que son los lugares donde el Gobierno hace la recolecta de perros y gatos en situación de calle. Estos animales están en un infierno y hemos trabajado mucho en mejorar su situación. Por ejemplo, nos hemos dedicado mucho a eliminar la electrosensibilización, ya que aquí se mataba a los perros electrocutándolos. Lo que proponemos es que, más que un lugar de matanza, estos lugares se conviertan en centro de esterilización masiva gratuita.

Por último, tenemos el Mercado de San Bernabé en el que hemos batallado mucho y seguimos trabajando para que se ponga fin a las malas prácticas que se tienen con los animales en este lugar. Tenemos varios logros y avances, sin embargo, queda mucho por hacer.

¿Qué es el Mercado de San Bernabé? ¿Qué acciones lleváis a cabo para acabar con la situación de maltrato que viven los animales en este mercado?

Es un mercado abierto ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México, que se instala periódicamente en la calle, aquí le llamamos “tianguis” y se hace sobre ruedas. En este mercado se vende de todo. Encuentras ropa, alimento… y tiene su parte de venta de animales, tanto fauna silvestre como animales de compañía. Podemos encontrar perros, équidos o “animales de desecho”, que son especialmente todos aquellos caballos que ya no quieren para las carreras. Además hay cerdos, vacas, chivos, etc.

La situación es que, como el kilo de carne vale más si el animal está vivo, en general, los caballos que son los que llegan al mercado en muy mal estado, explotados y maltratados, se les obliga a permanecer en pie, incluso sujetándolos con palos. Lo que nosotros hemos conseguido con nuestras protestas y nuestro trabajo de varias años es que, antes llegabas y decías quiero este caballo y allí mismo lo abrían en canal y hacían la matanza, ahora esto afortunadamente ya no es así.

Sin embargo, las prácticas siguen siendo terribles en este espacio. Puede llegar cualquier cliente con un coche y comprar cinco chivos y meterlos a todos dentro del vehículo. Las condiciones de los animales allí son horribles, tanto en el transporte como en la estancia.

Otro avance importante con el mercado es que se consiguió que hubiera médicos veterinarios de la UNAM vigilando el trato ético hacia los animales o que se les pusiera rampas para bajar de los camiones, ya que antes se les lanzaba directamente provocando lesiones en las patas. En este mercado existe maltrato en todos los sentidos y sin límite.

Animales amontonados y maltratados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

¿Por qué las autoridades competentes no frenan una brutalidad tan flagrante como la existente en el Mercado de San Bernabé?

La realidad es que el mercado no cumple con ninguna normativa, pero el gobierno lo permite. El caso de San Bernabé es solo un ejemplo de muchos mercados de este estilo que hay en México. Se escudan en que la gente que vende animales en estos mercados forma parte de una comunidad específica.

El problema es que como sociedad existe una normalización hacia estos espacios, donde ven a los animales como objetos y no importa sus condiciones. En estos lugares hay niños que tienen que ver unos niveles de violencia muy alto, una violencia que aquí esta normalizada. Las autoridades están dentro de ese conjunto que no da importancia al bienestar de los animales y que piensan que los animales son para comer y que estas acciones forman parte de su destino. Todavía aquí no le dan tanta importancia al valor de la vida de un animal. A pesar de los avances logrados, nosotros lo que queremos es que estos mercados se cancelen y dejen de existir.

Animales muertos y maltratoados tras rituales celebrados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

«La sociedad mexicana comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal»

¿En qué estado general se encuentra la relación de respeto entre los animales humanos y los no humanos en México? ¿Se trata de una sociedad que avanza en el respeto y el buen trato hacia los animales?

Yo creo que a la sociedad mexicana le empieza a interesar el bienestar de los animales. Los activistas hemos hecho mucho trabajo, ahora por lo menos entramos con más facilidad a congresos e incluso nos buscan para cuestiones de legislación. Actualmente también tenemos más presencia en los medios de comunicación, incluso con programas especializados en algunos canales donde se habla de la importancia de respetar a los animales. También en las escuelas nos buscan para que llevemos a cabo charlas, a pesar de que no hay una materia como tal, que es en algo en lo que estamos trabajando.

Sentimos por tanto que se trata de una sociedad que comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal, así se demuestra también en las redes sociales. No se trata de algo general, pero si una gran parte de la sociedad tiene actualmente más conocimiento y más empatía. En ciertas ciudades ya se conocen los términos vegetarianismo o veganismo, ya no es como antes que llegábamos a estos sitios y se extrañaban.

En cuestiones como los espectáculos con animales sí que pienso que se ha avanzado mucho. Se han hecho encuestas y un 75% de los encuestados no están de acuerdo con las corridas de toros, por tanto, esto es algo que ya rechaza la sociedad y que se puede ver en la reducción de asistencia de público a las plazas de toro.

Por otro lado, cuando a los ciudadanos se les enseña por ejemplo qué es lo que sucede con los animales en mercados como el de San Bernabé, sí que existe una reacción de rechazo. La mayoría de las personas no tienen idea de dónde viene ese pedazo de carne que consumen. Hay organizaciones también que se dedican a compartir vídeos para demostrar lo que sucede con los animales en muchos sitios. Yo creo que gracias a la diversidad de acciones por parte de las organizaciones animalistas hemos logrado ir despertando a la gente, pero aún nos queda mucho por entender y por cambiar la relación que tenemos con los demás animales.

¿En qué situación se encuentra el abandono de animales de compañía en México? ¿Sale gratis abandonar a un perro?

Estamos desbordados. Antes de la pandemia ya estábamos desbordados en cuanto a abandono animal, pero ahora la situación ha empeorado. Por poner un ejemplo, en Ciudad de México se estimaba que al mes tan solo en los centros de control canino o antirrábicos llegaban de 7.000 a 12.000 perros, tanto de la recolección que hacían como de los perros que entregan los propios tutores. A esto hay que añadir todos los canes que llegan a los refugios y a las casas que funcionan como hogar temporal, yo por ejemplo nunca he bajado de diez perros en casa.

La pandemia ha provocado un aumento del abandono, no solamente en las calles o en los centros antirrábicos, sino también en los casos de animales que se quedaron en las casas tras la muerte de los responsables por culpa del covid. Los familiares buscan qué hacer con estos animales, hablamos de hogares con tres, cuatros o quizás diez perros que se quedaron allí y no saben qué hacer con ellos.

La pandemia ha causado un boom en el abandono y además provocó que bajaran las adopciones. Esta situación ha afectado en lo económico, muchas personas perdieron su trabajo y tienen menos para sobrevivir, por este motivo se han abandonado más animales. Actualmente muy poca gente está buscando animales para adoptar. Si de por sí antes ya costaba dar adopciones, ahora la situación es crítica.

En México te sale gratis abandonar a un perro. Sí que hay una ley que dice que esta acción es una falta administrativa, igual que tenerlo abandonado en la azotea o no darle de comer, pero la realidad es que hay tantos casos que las autoridades solo sancionan aquellos más sonados o sobre aquellos que más presión hemos realizado. La ley es laxa, pero las autoridades encargadas de hacerla valer lo son todavía más. A pesar de ser laxa, si se aplicara en un 20% o 30% la ley actual, estaríamos en una situación mejor. Nuestra lucha por tanto está en que se aplique la actual ley a la vez que queremos mejorarla.

«No hay una carretera en México en la que no encuentres un perro abandonado»

¿Es cierto que muchos de los perros y gatos abandonados en México se convierten en animales salvajes? ¿Es la esterilización la solución al problema del abandono?

Algunos perros abandonados en terrenos naturales se agrupan formando jaurías y lo que hacen es buscar maneras de sobrevivir. Lo mismo sucede con los gatos que forman colonias. Las áreas naturales están llenas de perros y gatos porque son los lugares donde la gente abandona a los animales. No hay una carretera en la que no encuentres un perro abandonado.

Las organizaciones y agrupaciones animalistas no damos abasto para recoger a todos los animales. Por tanto, es un hecho que algunos espacios se están convirtiendo en un “problema” por la presencia de estos perros o gatos abandonados. Hay que tener en cuenta que el problema real no son estos animales, sino la acción del abandono. Ellos tan solo están tratando de sobrevivir.

La esterilización es muy importante, si bien no es la única solución es parte de ella. Luchamos mucho porque dentro del protocolo de adopción la gente entregue a los perros esterilizados. Estamos otra vez ante lo mismo, como este tema está desregulado pues la gente hace lo que quiere. Hay campañas de esterilización por parte de los estados y de los ayuntamientos, pero muy pocas para las que realmente se necesitan. La mayoría de las campañas son las que hacemos las organizaciones animalistas.

¿Se celebran espectáculos con animales en México? ¿La población mexicana acepta este tipo de maltrato animal?

Hace unos dos años que logramos que se terminasen los animales en los circos, pero tenemos otros muchos espectáculos en los que se maltratan animales como las charrerías, que tiene la etiqueta de “deporte nacional” y están muy aceptadas aquí, la tauromaquia, que cada vez tiene menos seguidores, peleas de gallos, que atiende a temas de apuestas, y otros espectáculos horribles como el “Toro Sacatripas” conocido también como “Toro de Lazo”.

Hemos tenido muchos avances en el tema de espectáculos con animales, pero todavía existen muchas personas que ven en estas actividades un entretenimiento. Algunos espectáculos son muy locales como por ejemplo en Veracruz donde cada 2 de febrero se celebra “el embalse del toro”. En esta festividad el animal tiene que cruzar un río tras ser emborrachado. Los propios ayuntamientos se encargan de promocionar este tipo de espectáculos como algo turístico, como un motivo para visitar México y conocer sus tradiciones y su cultura.

Hay un sector político-económico que todavía apoya la tauromaquia en México, pero la realidad es que a la población cada vez le gusta menos este tipo de espectáculos. Con la pandemia esta actividad se había frenado mucho, pero lamentablemente algunos estados ya comienzan a retomar la actividad. Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos.

Imagen de charrería, espectáculo con animales típico de México-Aitor de Tras los Muros

«Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista»

¿Qué debe pasar o qué proponéis para que los animales tengan una mejor vida y estén en una situación de bienestar en vuestro país?

Necesitamos un cambio total en el paradigma de la educación. Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista. Desde pequeños en los libros de texto ya nos dicen que la vaca feliz es la que nos da leche y el cerdito feliz está en la chuleta. Necesitamos por tanto un cambio estructural en lo que es la educación a todos los niveles. La empatía, el respeto y la justicia por los animales tiene que ser parte de la enseñanza.

Nos educan bajo mentiras. La vaca no da feliz su leche, se la quitan. Es importante educar desde pequeños con verdades, desde el parvulario (pre-escolar) hasta la universidad y más allá para que haya un cambio total en esta situación. No obstante, pienso que con la actual entrada de charlas en las escuelas, los niños muestran respeto por los animales. De hecho, cuando eres niño muestras empatía natural hacia ellos. El problema es que con el paso del tiempo te van desensibilizando y nos cambian el chip. En mi opinión, la escuela es un pilar muy importante para lograr una sociedad de respeto y justicia hacia los animales.

En este enlace puedes firmar la petición en línea de APASDEM «25 PUNTOS PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA HACIA LOS OTROS ANIMALES EN MÉXICO», con el objetivo de prevenir y detener, por todos los medios que estén al alcance, toda forma de violencia animal, así como la depredación de las áreas naturales.

https://www.change.org/p/presidente-andr%C3%A9s-manuel-l%C3%B3pez-obrador-25-puntos-para-erradicar-la-violencia-hacia-los-otros-animales-en-m%C3%A9xico

La Comisión Mixta de RTVE aprueba una proposición no de ley del PP para que la tortura animal vuelva a la televisión pública

La proposición no de ley impulsada por el PP ha contado con el apoyo de los parlamentarios populares y los de VOX. Unidas Podemos, ERC y Más País se han mostrado en contra, mientras que el PSOE se ha abstenido, permitiendo así la aprobación del texto.

La Comisión Mixta para el Control Parlamentario de RTVE ha aprobado una proposición no de ley impulsada por el PP para que la televisión pública española vuelva a retransmitir las corridas de toros. La iniciativa de los populares ha salido hacia adelante gracias a los votos a favor del PP y Vox, tal y como se esperaba, y gracias también a la abstención del PSOE.

La proposición no de ley del PP aprobada por la comisión mixta (Congreso-Senado) del Control Parlamentario de la Corporación RTVE pretende volver a retransmitir en directo los festejos taurinos más relevantes, documentales de leyendas del toreo y reportajes divulgativos sobre la tauromaquia. La última vez que la televisión pública española emitió en directo imágenes de un espectáculo taurino fue el año 2016.

Durante su intervención, el portavoz del PP Andrés Lorite defendió la postura de su partido político argumentando que la tauromaquia en España es “arte y cultura”, y además “supone un motor de desarrollo económico y de generación de miles de puestos de empleo. El representante popular también comentó que “el mundo del toro tiene un gran valor medioambiental, social económico y cultural en nuestra sociedad”.

«La tauromaquia es un espectáculo cruel y deficitario»

Son muchas las personas públicas y los representantes políticos que se han mostrado en contra y han compartido su opinión sobre esta proposición no de ley del PP aprobada por la Comisión Mixta de RTVE. Íñigo Errejón, diputado de Más País, en referencia a la posible emisión de corridas de toros en la televisión pública ha comentado a través de sus redes sociales que “Ya que volvemos al siglo pasado, ¿las van a emitir en blanco y negro?”.

Por su parte, Jota Cañadas, diputado de Unidas Podemos en la asamblea de Madrid, ha publicado en su cuenta de Twitter que “La tauromaquia, además de un espectáculo que a muchos nos parece cruel, es completamente deficitario. Pero aquí la derecha ve bien que se les rescate con dinero público. En este caso a través de la televisión pública”.

La Comunidad de Madrid destina 4,5 millones para la tauromaquia en plena crisis sanitaria

La Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública ha mostrado su malestar ante una medida económica de carácter extraordinario que se encuentra completamente fuera de lugar.

El pasado 12 de septiembre la Comunidad de Madrid confirmó que va a destinar 4,5 millones de euros para apoyar a las ganaderías madrileñas de toro de lidia. Un paquete de medidas extraordinario que pretende ayudar el sector de la tauromaquia en una época marcada por la crisis sanitaria.

Esta noticia no ha sentado nada bien a la Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública (FADSP). Desde esta organización apartidista que lucha por la defensa y la mejora del sistema sanitario público no se entiende como la Comunidad de Madrid ha decidido destinar una cantidad generosa de dinero para la tauromaquia cuando se está escatimando en las ayudas a la Atención Sanitaria.

La FADSP en un comunicado compartido en su página web ha informado que “con 4,5 millones se pueden contratar a 264 rastreadores durante un año, 130 médicos o 170 enfermeros. Abrir centros de salud, ampliar las camas hospitalarias, comprar equipos, etc.”.

Desde la asociación se preguntan si la Comunidad de Madrid “pretende matar al coronavirus a base de cornadas”, ya que no entienden como la Comunidad pretende ayudar económicamente a la tauromaquia cuando se “escatima dinero para las necesidades sanitarias de la pandemia y lo invierte en cuestiones de más que discutible utilidad pública”.

Desde diferentes colectivos de defensa animal como el Partido Animalista PACMA han mostrado su malestar ante esta medida económica de la Comunidad de Madrid. PACMA, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha expresado que “es una vergüenza que la Presidenta Isabel Díaz Ayuso siga recortando en sanidad y subvencionando la tortura animal”.

Más de 500 entidades dicen NO a las subvenciones dirigidas a la actividad taurina

Más de 500 entidades han escrito una carta al gobierno en la que rechazan cualquier ayuda económica dirigida a la actividad taurina durante la crisis del coronavirus.

Desde la Plataforma La Tortura No es Cultura, Animal Guardians y más de 500 entidades se ha escrito una carta dirigida al gobierno en la que se rechaza cualquier ayuda económica para la tauromaquia. Protectoras de animales, asociaciones ecologistas, veterinarios, empresas privadas… son muchos los sectores que se han unido para decir NO a las subvenciones dirigidas a la actividad taurina.

El escrito dice que en tiempos en los que la crisis del coronavirus pone en riesgo la vida de decenas de miles de personas, deben realzarse los valores que cohesionan a una sociedad, valores como la solidaridad y la empatía. “Es hora de que aprendamos y la cultura es de gran utilidad para ello: una cultura que celebre la vida, no la muerte y que promueva la cohesión de la sociedad, no el enfrentamiento entre españoles”.

El escrito muestra la incongruencia que supone invertir fondos públicos en la tauromaquia, una actividad que está abocada a la desaparición. “El 84% de los jóvenes no están orgullosos de vivir en un país donde la tauromaquia es una tradición cultural”, además “el número de festejos taurinos en plaza ha caído un 58,4% en la última década”. Siendo conscientes de esta realidad, el ministerio de Cultura debe invertir en actividades culturales de alto consumo como la música, la lectura, el cine, las bibliotecas, las visitas a monumentos o yacimientos, etc.

Las entidades aportan con la carta un anexo elaborado por AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal) que recibe el nombre de “Situación de la Tauromaquia en España”. En este documento se afirma que “el empleo que genera la tauromaquia es escaso, temporal y endogámico, resultando patente que el sector taurino debería contar actualmente con otras fuentes de ingreso para poder adaptarse al evidente declive que padecen”.

El comunicado recuerda que protectoras de animales y santuarios se han adherido a esta carta, unas entidades que “han ofrecido sus centros durante la pandemia para acoger a los animales de los enfermos por la Covid-19 y los de las personas sintecho, o los de las víctimas de la violencia de género, entre otras muchas ayudas». También se han adherido veterinarios que “se han expuesto para no dejar atrás animales que tanto aportan a la sociedad y al corazón de las personas”. Sin embargo, todas estas entidades, a pesar de la gran labor que desarrollan, apenas reciben ayudas.

Las entidades piden también que “se ha hagan públicas, en un ejercicio de total transparencia, cualquier ayuda o subvención que se destina al sector de la tauromaquia desde cualquier estamento del gobierno, ya sean ministerios, ayuntamientos, diputaciones o CCAA. Después de muchos años de oscurantismo, demandamos conocer las partidas que los organismos públicos dedican a la tauromaquia”.

Para terminar, la carta insta al gobierno a trabajar con una legislación renovada y actualizada, teniendo en cuenta el sentir social y que además “dé libertad a las Comunidades Autónomas para regular y mantener o no las expresiones culturales de acuerdo con el deseo de la mayoría de sus ciudadanos y ciudadanas”.

Conoce los propósitos principales de Ley Cero de PACMA

El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal ha instado al gobierno a la aprobación de la Ley Cero, una ley que abarca tres temas principales: la erradicación de la tauromaquia, el sacrificio cero y el fin de la caza.

Han pasado ya tres años desde que el PACMA llevó ante el Congreso de los Diputados una Ley General de Bienestar y Protección de los Animales, una propuesta legislativa para mejorar la situación de los animales en España a través de su protección legal. Tras la falta de apoyo en 2017 de dicha ley, el Partido Animalista ha aprovechado la llegada de un nuevo Gobierno para ofrecer la Ley Cero, la Ley General de Bienestar y Protección de los Animales que armonizaría las leyes autonómicas de protección y bienestar y plantearía un escenario de vanguardia y progreso como nunca se ha dado.

La Ley Cero propone soluciones para todas las manifestaciones de maltrato animal, es una ley que garantiza los criterios de bienestar mínimos para todos los animales, incluso para aquellos que no son considerados animales de compañía. Se trata de una propuesta legislativa muy ambiciosa con tres núcleos principales:

Tauromaquia Cero: el primer propósito es acabar con la tauromaquia. Este tipo de espectáculos ya no tienen cabida en la sociedad, una sociedad cada vez más sensibilizada hacia el trato que reciben los animales. Solo un pequeño porcentaje de la sociedad española acude en la actualidad a las fiestas taurinas, la mayoría se declara abiertamente en contra de esta tortura.

Sacrificio Cero: uno de los principales problemas relacionados con el bienestar animal es la saturación de las perreras. Estos espacios albergan un número de perros y gatos muy superior al que pueden gestionar, por lo que los mantienen en muy malas condiciones. Para poner solución a esta situación la ejecución de los animales es frecuente y legal en muchas comunidades autónomas. Por tanto, las perreras se han convertido en corredores de la muerte para los animales. Desde PACMA se propone atajar el problema desde el origen. La Ley Cero contempla la prohibición de la compra-venta de animales, la esterilización obligatoria y el fomento de la adopción para conseguir el Sacrificio Cero.

Caza Cero: esta práctica provoca la muerte de millones de animales en España. Cuando los perros, especialmente galgos, dejan de ser útiles como herramientas de caza son abandonados o directamente matados al terminar la temporada de la actividad cinegética. Los cazadores obligan a las perras a criar una y otra vez, generando en los animales un gran desgaste físico y psicológico, descartando a los cachorros que no les son útiles, matándolos o abandonándolos.  El Partido Animalista mediante la Ley Cero propone la prohibición de la caza para garantizar así el bienestar de los animales silvestres y del medioambiente.