Terrassa cede ante las peticiones y el año que viene no habrá caballos el día de reyes

El ayuntamiento y el centro cultural El Social, organizador de la cabalgata, acuerdan que no haya caballos la próxima cabalgata

Ha costado casi 15.000 firmas, la queja de organizaciones animalistas y peticiones formales por parte de ciudadanos a título individual, pero finalmente se ha conseguido. A partir del próximo año, la cabalgata será sin animales, al menos, en Terrassa.

La decisión llega después de que el 5 de enero, durante la noche de reyes, un caballo se desplomara sin que se le pudiera reanimar. Un hecho que ha levantado una fuerte indignación en la ciudad vallesana, en especial entre los defensores de los animales.

El consistorio habría acordado junto con el centro El Social que una situación como esta, que ha costado la vida de un animal, no se vuelva a repetir más. A partir del 2019, por primera vez en la historia, en Terrassa estará prohibido el uso de animales en las comparsas.

Desde el consistorio defienden que la medida estaba prevista previamente, pero que los cambios se harían ‘paulatinamente’. En la misma línea, aseguran en un comunicado, apuestan por «mantener la tradición y la innovación, incorporando diferentes sensibilidades sociales, como la defensa de los animales.»

Una visión que no comparte Patricia Corina, miembro de la entidad Basta Tracción a Sangre. Para ella, el ayuntamiento es responsable de lo que pasó. «Ellos siempre se sacuden su responsabilidad. Es la tónica habitual, lo hacen normalmente y no se responsabilizan de nada. Si contratas un servicio, tienes que garantizar que todo esté bien. Además, no se llevan a cabo controles básicos como análisis de sangre «.

El caso abre una serie de preguntas más oscuras e inciertas. ¿En qué condiciones se encuentran los animales que posteriormente irán al carruaje? Desde Basta Tracción a Sangre denuncian la opacidad en la información para saber cuál es el estado de los caballos. Datos a los que nadie ha tenido acceso. El estado en que se encuentran podría ser una pieza clave para entender las causas de tantos incidentes y algunas muertes en espectáculos de este tipo.

La prohibición de algunas actividades en las que participan caballos ya es un hecho. El Ayuntamiento de Barcelona prohibió los carruajes tirados por caballos como modelo de negocio. El uso de animales en espectáculos, como la cabalgata o Els tres Tombs, aún no está regulado. Pero esto podría estar cambiando y el año que viene no se volverá a lamentar un incidente como el producido la noche de reyes, al menos en Terrassa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *