Zahara de los Atunes fumiga sus playas con lejía amenazando el medio ambiente

Zahara de los Atunes fumigó con lejía las playas urbanas de su localidad para desinfectar la zona de coronavirus, una decisión muy desafortunada que ha podido causar un daño medioambiental irreparable.

La junta de vecinos de la Entidad Local Autónoma de Barbate y la Asociación de Comerciantes de Zahara de los Atunes promovieron la semana pasada una campaña de fumigación con lejía para las playas urbanas de Zahara de los Atunes (Cádiz). El objetivo principal de esta lamentable medida era que los menores pudieran salir a pasear a partir del domingo 26 de abril sin tener riesgo de contagiarse de coronavirus durante esta primera fase del desconfinamiento.

Tras expandirse las noticias sobre esta medida, la Junta de Andalucía ha rechazado la acción realizada por los vecinos y comerciantes de Zahara de los Atunes y ha pedido a las localidades andaluzas que actúen con sentido común. A la vez, diferentes entidades de defensa del medio ambiente han mostrado su malestar por una decisión que puede perjudicar gravemente las dunas y poner en peligro a diversas especies animales.

Green Peace España, tras conocer los hechos, ha publicado un tuit en el que ha expresado su descontento diciendo que: “Fumigar con lejía playas en plena época de cría de aves o de desarrollo de la red de invertebrados que sustentarán la pesca costera y destrozar el valor turístico del litoral, no es una de las ideas de Trump. Está ocurriendo en Zahara de los Atunes”.

María Dolores Iglesias, presidenta de la asociación de voluntarios de Trafalgar, en declaraciones para Antena 3 ha explicado que la fumigación: “Ha arrasado los espacios con dunas y han ido contra todas las normas. Ha sido una aberración lo que han hecho, teniendo en cuenta además que el virus vive en las personas y no en la playa. Es una locura lo que han hecho contra la propia playa”.

El presidente de la Entidad Local Autónoma, Agustín Conejo, ha reconocido en declaraciones a Canal Sur Andalucía que “fumigar la playa con lejía fue un error”, pero que tomaron esta decisión “con la mejor intención de proteger a los menores” para que pudieran pasear junto al mar, aunque admite que “esta fue una actuación equivocada”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.