Denuncian la muerte y el maltrato de animales en el minizoo de La Magdalena

Una visitante santanderina ha denunciado la muerte de al menos una foca y el mal estado de diversos animales en el minizoo del Palacio de La Magdalena en Santander.

Laura Gangoso, amante y defensora de los animales, ha informado a través de sus redes sociales del lamentable estado en el que se encuentran algunos animales del minizoo del Palacio de la Magdalena en Santander. La joven grabó las imágenes el pasado domingo 24 mayo, pero no ha sido hasta hoy 27 de mayo cuando estas han trascendido y han provocado numerosas reacciones políticas y desde diferentes asociaciones animalistas.

En las fotografías y los vídeos compartidos a través de su cuenta de Instagram, Laura Gangoso explica que: “al llegar al recinto del Palacio de la Magdalena nos encontramos con un cadáver de foca, envuelto en una bolsa de basura que sobresalía el cuerpo. El cuerpo muerto estaba a la vista de la gente y de los niños. Nos extrañó esta situación y fuimos a ver el recinto de las focas. Al llegar al recinto, vimos que el agua no estaba como siempre, no entraba directa del mar y estaba estancada, de tal manera que el agua se volvió de color verdoso. Vimos a una foca enferma o muerta, su superficie estaba cubierta de verdín, o una especie de musgo o hierba, ya que llevaba mucho tiempo flotando sin sumergirse”.

Tras ver esta situación, Laura Gangoso continuó con su ruta y cuenta que: “llegamos al recinto de los leones marinos, donde solo había uno y no tenía nada de agua, solo arena. Un chico que estaba allí nos dijo que el agua se llenaba con la marea alta del mar, pero se llenaba muy poco. El animal presentaba debilidad y no paraba de realizar llantos y rugidos. Realizaba los mismos movimientos todo el rato. La arena se veía seca, que no fue mojada en mucho tiempo, es decir, nunca entraba agua”.

Además del mal estado de las focas y de los leones marinos, la visitante santanderina también detalla en su publicación que: “vimos el recinto de los pingüinos, hacía demasiada calor y los animales estaban en contacto directo con el sol”.

Izquierda Unida Cantabria ha compartido un tuit en el que indica que: “las imágenes de los animales y sus condiciones nos indican la necesidad de un cambio urgente. No puede primarse el reclamo turístico por encima del bienestar animal. Estudiamos llevar a la Fiscalía la situación del minizoo de Santander. Estos espacios son anacrónicos y el Ayuntamiento debe adaptar la Magdalena al siglo XXI y el Gobierno de Cantabria debe sacar del cajón la Ley de bienestar y protección animal”.

Unidas por Santander, por su parte, ha hecho público un mensaje en el que dicen que: “hemos registrado en el Ayuntamiento varias preguntas dirigidas a la concejala y al director general de Medio Ambiente para pedir explicaciones y proponer cambios, o incluso, la eliminación de un zoo que muchos consideran que debería llevar años cerrado”.

Tras hacerse públicas las denuncias, el Ayuntamiento de Santander ha confirmado en declaraciones para Europa Press “la muerte natural de un ejemplar de león marino de 30 años procedente de Cabárceno”. El consistorio precisa que “esto ya ha sucedido con otros ejemplares que llegan a La Magdalena para vivir sus últimos días. Los operarios del zoo han estado y siguen trabajando durante el estado de alarma y han sido quienes se han encargado del león marino fallecido”.

Wuhan prohíbe el consumo de animales salvajes durante cinco años

Wuhan, la ciudad china en la que probablemente se originó la pandemia de coronavirus, ha prohibido oficialmente la cría y el consumo de animales salvajes durante cinco años.

Las autoridades de Wuhan, cuna del coronavirus, ha anunciado la prohibición del consumo de cualquier tipo de animal salvaje durante cinco años. La ciudad china se convertirá así en un “santuario de vida silvestre”, donde se prohíbe la caza, excepto para “acciones relacionadas con la investigación científica, regulación de la población, monitorización de epidemias, enfermedades y otras circunstancias especiales”, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CBS.

La medida oficializada detalla que: “Se prohíbe de manera total el consumo de animales salvajes y de sus productos, la prohibición se aplica a todos los animales terrestres, también los incluidos en la lista estatal de animales protegidos, los animales de valor económico o científico importante, los que crecen y se reproducen en condiciones naturales y los animales salvajes criados por el hombre”.

Como parte de la prohibición, la administración local de Wuhan controlará de manera estricta la cría de animales exóticos para evitar que estos se destinen a la alimentación. Además, la ciudad asiática formará parte de un plan más amplio en todo el país que comprará los animales a los ganaderos que crían especies salvajes.

Recordemos que el origen de la pandemia de coronavirus está relacionado con Wuhan, una ciudad china de 11 millones de habitantes ubicada en la provincia de Hubei. Los investigadores coinciden en que el virus dio el salto de un animal a un humano en un caso de “desbordamiento zoonótico”. Uno de los lugares más sospechosos es el mercado mayorista de mariscos de Wuhan, un mercado en el que se comercializaba con más de 30 especies de animales, incluidos escorpiones, murciélagos o víboras.

La prohibición de Wuhan llega después de que las provincias chinas de Hunan y Jiangxi anunciaran a lo largo de la semana pasada que ofrecerán subsidios a los granjeros para que abandonen las crías de animales salvajes. Según informa el periódico China Daily, el objetivo es que todas estas personas puedan recibir un plan de ayuda para que se dediquen a la ganadería de animales como cerdos y pollos o al cultivo de verduras y frutas.

Encuentran 80 perros y gatos abandonados en las dos últimas semanas en Baza

El Ayuntamiento de Baza ha comunicado que durante las dos últimas semanas ha habido un abandono masivo de perros y gatos en la localidad granadina.

Comienzan a cumplirse los peores presagios. El pasado 30 de marzo, la Fiscalía advirtió de un posible proceso de abandono masivo de animales de compañía una vez finalizara el confinamiento, una situación que ya se está dando en algunos municipios españoles como Baza. Según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de esta ciudad andaluza, en las dos últimas semanas los servicios municipales de recogida de animales particulares y los voluntarios de la perrera han recogido 80 perros y gatos abandonados.

El consistorio de Baza informa que casi todos los animales recogidos son perros, la mitad de los cuales son cachorros nacidos durante el estado de alarma, mientras que la otra mitad son animales de razas de tamaño grande que presentaban alguna enfermedad y consecuentemente sus dueños los han abandonado a su suerte. Todos estos animales fueron encontrados vagando por caminos, cunetas, acequias o incluso en contenedores de basura.

Tras la recogida, los animales han sido atendidos por un veterinario y han pasado a las instalaciones del mercado de ganado, a la espera de poder ser adoptados por una nueva familia. En el proceso de adopción de perros y gatos tienen un papel muy importante un grupo de voluntarias de Baza que, de formar altruista, están en contacto con particulares, colectivos y asociaciones de toda España.

Ante el abandono masivo de animales de compañía, el Ayuntamiento de Baza ha pedido a los ciudadanos que si son testigos del abandono o maltrato de un animal lo comuniquen a la Policía Local de Baza, ya que ambas conductas están tipificadas en la ordenanza municipal de tenencia de animales (ordenanza reguladora núm. 18) como sanciones graves y muy graves.

Muchos de los abandonos que se están produciendo en la actualidad son a causa del miedo que tienen las personas a que los animales de compañía puedan trasmitirles el coronavirus. Ante esta cuestión, el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud ya han publicado en diversas ocasiones que, según lo investigado hasta el momento, los animales no pueden transmitir el virus a los humanos.

Projecte LOLA se une al programa Viopet de ayuda a los animales de las mujeres maltratadas

La asociación animalista de Girona Projecte LOLA se ha unido al programa Viopet, una acción que permite la acogida de los animales de compañía de las mujeres que son víctimas de la violencia de género.

Projecte Lola se ha unido al programa de ayuda a las mujeres maltratadas que coordina Viopet junto a la Dirección General de Derecho Animal, el Ministerio de Igualdad y el Observatorio de Violencia Hacia los Animales. El programa consiste en la creación de una red de casas de acogida para albergar animales que pretende dar soluciones al 30% de las mujeres víctimas de la violencia machista que tienen animales de compañía. Estos lugares de acogida se encargan de cuidar de los animales todo el tiempo necesario hasta que las mujeres puedan recuperarse y estabilizar sus vidas.

Según el Observatorio de Violencia Hacia los Animales, el 59% de las mujeres maltratadas aplazan su salida del hogar si su animal de compañía no tiene garantías de quedarse en un lugar seguro. Esto es debido a que muchos maltratadores suelen amenazar a las mujeres con herir a sus animales si los abandonan o “se portan mal”. Ante esta situación, muchas víctimas se ven obligadas a seguir viviendo con el maltratador, otras malviven en su coche o directamente en la calle.

Para poder disponer de este servicio, la víctima tiene que llamar al 673 765 330. En el mismo momento de la llamada, se inicia un dispositivo para encontrar un hogar para el animal y se concretan los detalles de la recogida, todo este proceso se produce siempre desde la máxima confidencialidad. A pesar de que esta ayuda la puede solicitar directamente la mujer maltratada, normalmente y por razones obvias, se suele pedir desde los Servicios Sociales.

El programa de rescate de Viopet nace de la carencia de soluciones que ofrece la administración pública hacia el cuidado de los animales de las víctimas. La mayoría de las entidades que ofrecen acogida a las mujeres víctimas de violencia de la género, no contemplan la posibilidad de acoger también al animal de compañía. El principal argumento ante esta situación es que ya están suficientemente desbordados con los pocos recursos que tienen como para asumir más trabajo.

“A pesar de que entendemos perfectamente la situación, desde Projecte LOLA pensamos que son excusas de mal pagador que dejan de manifiesto la poca sensibilidad que tenemos en este país hacia los animales y el poco respeto hacia unas mujeres que están viviendo un momento muy difícil en sus vidas, en situaciones en las que el animal es prácticamente su única familia. Nuestro reto como entidad es sumar para la construcción de una sociedad avanzada que también sea animalista”, comenta María Sánchez, directora de LOLA.

Desde la asociación animalista también se ha hecho una llamada para el aumento de las casas de acogida para estos animales: “Nosotros estamos comenzando a trabajar para conocer la realidad en nuestro territorio. Para hacerlo necesitamos la cooperación de los Servicios Sociales y otros departamentos involucrados en los casos”. Actualmente el programa de Viopet cuenta con unas 500 casas de acogida en todo el estado español.

Así trabajan las protectoras en la Fase 1 de la desescalada

Algunas protectoras de los territorios que se encuentran en la Fase 1 de la desescalada han reanudado los procesos de adopción, otras siguen con la actividad paralizada.

La implantación del Real Decreto 463/2020 de 14 marzo, por el que se declaró el Estado de Alarma en España provocó que muchas protectoras no pudieran realizar los procesos de adopción a causa de las limitaciones impuestas en los desplazamientos. Sin embargo, a lo largo de estas semanas sí que han acogido perros y gatos abandonados, algunos de ellos procedentes de personas contagiadas por el coronavirus o fallecidas, una situación muy complicada que ha ocasionado el colapso en muchas asociaciones.

Las mejorías con al control de la pandemia ha provocado que el Gobierno de España haya iniciado un plan de desescalada del coronavirus distribuido en cuatro fases diferentes. En la Fase 0, que equivale a la primera fase, la situación de las protectoras todavía no se vio alterada, pero el pasado 11 de mayo, muchas provincias españolas pasaron a la Fase 1, en la cual los ciudadanos tienen mayor libertad de circulación para poder realizar actividades comerciales, deporte o reuniones.

Desde Animalados nos hemos puesto en contacto con diferentes protectoras de territorios en Fase 1 para conocer si en esta segunda etapa de la desescalada han aumentado las adopciones o, por lo contrario, la actividad sigue prácticamente paralizada.

La Protectora 8 vidas de Teruel nos comenta que: “Con la Fase 1 estamos comenzando a dar más animales en adopción, pero solo lo hacemos dentro del territorio de Teruel. Durante las anteriores semanas del estado de alarma pudimos dar en acogida a muy pocos animales. La realidad es que la actividad ha estado muy paralizada, especialmente con los perros”.

La asociación turolense nos comunica que, en su caso, es muy fácil conocer bien a las familias adoptantes : “Teruel es una ciudad pequeña, los animales que hemos dado en adopción durante el estado de alarma iban a familias que ya conocíamos o que teníamos buenas referencias sobre ellas. Siempre intentamos conocer a los adoptantes y que nos generen confianza antes de cerrar un proceso de acogida”.

La Asociación para la Protección y Defensa de Animales 4 Patas de Jumilla nos explica que: “Actualmente solo tenemos paradas las adopciones internacionales, ya que el transporte de los animales a otros países no es posible en este momento. Las adopciones de ámbito nacional las estamos llevando a cabo a lo largo de todo el estado de alarma mediante una empresa de transporte de animales de compañía llamada Automascotas que lleva a los animales de puerta en puerta. Lo que sí que es cierto es que con la situación que estamos viviendo, el viaje de los animales resulta más caro”.

Desde 4 Patas Jumilla nos detallan que: “Automascotas tiene un protocolo de actuación durante el estado de alarma. Los animales viajan de manera segura hasta la puerta del adoptante y todo su material está guardado en bolsas herméticas para garantizar la seguridad”. Sobre las familias nos indican que: “Antes de dar a cualquier animal en adopción seguimos haciendo un reconocimiento de los adoptantes, pero lo hacemos on-line. Hay que tener en cuenta que muchos de los adoptantes ya los conocíamos de antes. Si durante el conocimiento de la familia adoptante no lo tenemos claro, paramos el proceso de adopción”.

No obstante, algunas entidades siguen sin reanudar los procesos de adopción hasta que la situación esté más segura. Un ejemplo es la Protectora ARCA de Jaén donde nos confiesan que: “El pasar a la Fase 1 no ha cambiado nada. En nuestra protectora no ha habido movimiento en las últimas semanas, sigue todo paralizado. No hemos dado a ningún animal en adopción durante el estado de alarma y hemos acogido a cuatro perros debido a que las personas con las que convivían habían fallecido”.

La asociación andaluza nos cuenta que: “Por suerte, no hemos sufrido una situación extrema de colapso, ya que solo hemos acogido a estos cuatro perros. Hemos podido mantener a los animales sin muchos problemas. Nos han llamado diversas familias para adoptar a perros, pero hasta que no mejore la situación sanitaria nosotros no comenzaremos a dar animales en adopción. Antes de comenzar un proceso de adopción tenemos que conocer bien a las familias adoptantes”.