La playa de perros de Barcelona vuelve a abrir sus puertas

Tras la gran acogida que tuvo el verano pasado la prueba piloto de la playa de perros de Llevant, el Ayuntamiento de Barcelona decidió consolidarla. Desde el 1 de junio hasta el 25 de septiembre, una parte delimitada y cerrada de la playa de Llevant (la que está situada más al norte de Barcelona) está abierta a los perros.

La playa consta de un urinario para perros así como de una ducha exclusiva para perros. El Ayuntamiento de Barcelona destina en este espacio una importante tarea de limpieza para evitar que la arena o el agua puedan deteriorarse. Los análisis que hizo la Agencia de Salud Pública del año pasado, después de la prueba piloto, detectaron algunas pequeñas alteraciones «asumibles» en la arena, según el comisionado de Ecología del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Frederic Ximeno. El verano pasado utilizaron la playa un total de 13.000 perros, desde el 19 de julio (cuando abrió) hasta el 25 de septiembre. Según el Ayuntamiento, a pesar de tanta afluencia perruna y humana, no se registraron problemas. La valoración del equipo de gobierno fue muy positiva.

Para utilizarla, hay que tener el perro debidamente censado y, como siempre, ser respetuoso con el espacio. La playa tiene límite de aforo para garantizar la buena estancia de los animales. No puede haber más de 100 perros en los 1.250 metros cuadrados que ocupa la playa.

Recuerda que para ir con el perro en la playa hay que tomar algunas precauciones y que además de la de Llevant, hay muchas playas más repartidas por toda Catalunya, donde puedes ir con su perro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario