¿Cuál es el perro de Leo Messi?

El perro de Leo Messi se llama Hulk y pese a no ser un superhéroe, el nombre le hace justicia. Hulk es un Dogo de Burdeos, una raza que se caracteriza por su fuerza y corpulencia. Actualmente, mucha gente elige el Dogo de Burdeos por sus habilidades como perro vigilante. Los ladrones se lo piensan dos veces antes de entrar en una casa donde haya un perro de esta raza. Antiguamente se utilizaba para defender los rebaños de los lobos y de los osos. La raza tiene más de 600 años y es originaria de Francia, aunque parece ser que llegó hasta el país del buen vino de la mano de Alejandro Magno y de sus excursiones por el Tíbet.

Los Dogos de Burdeos son perros con la sangre muy fría, que difícilmente se ponen nerviosos y que raramente buscarán conflictos con otros perros ni personas. Ahora bien, si se encuentran en una pelea, difícilmente se dejan vencer. No llegan a ponerse de color verde cuando se enfadan, como el personaje de Marvel, pero casi.

A pesar de las características de fortaleza y su presencia intimidatoria, son perros fantásticos para estar con niños pequeños, ya que tienen mucha paciencia y son capaces de resistir cualquier travesura. Estamos seguros de que Thiago y Mateo, los dos hijos de Leo Messi, se hartan de jugar con Hulk. También estamos convencidos de que el regalo que Antonella Roccuzzo hizo a Leo Messi a principios del 2016 es un fan incondicional de su dueño. Los Dogos de Burdeos son perros extremadamente fieles y tienen una gran dependencia de sus dueños.

El perro de Leo MessiFísicamente, son fáciles de reconocer porque son una de las razas con la cabeza más grande de la especie canina. Los machos, como el que tiene la estrella azulgrana, pueden llegar a pesar más de 50 kg. Suelen vivir 10 años y, debido al peso, suelen tener problemas en las articulaciones. Necesitan mucho espacio para moverse… pero estamos seguros de que Leo Messi no vive en un piso pequeño.

 

Desde nuestro punto de vista, Hulk y todos los Dogos de Burdeos son perros potencialmente besucones pero, como muchos otros perros de muchas otras razas, están considerados perros potencialmente peligrosos (PPP). Esto significa que Leo Messi debe disponer de una licencia especial, tener un seguro de responsabilidad civil y haber demostrado que no tiene antecedentes penales y que está capacitado físicamente y psíquica para tener un perro de estas características. Además, estos perros se deben llevar siempre atados y con bozal. En las fotos colgadas en Instagram, el astro argentino incumple la normativa al llevarlo sin bozal y, en caso de que le pillaran, tendría que hacer frente a una sanción que va de los 150 a los 1.500 euros.

No seremos nosotros, desde Animalados.com, quienes animemos a que se sancione a Leo Messi, entre otras cosas, porque consideramos que esta ley merece una revisión.

1 comentario
  1. Blanca Muñoz Dice:

    Seguro que Hulk es el regalo más valioso que ha recibido Messi en toda su vida. Dan ganas de abrazar esa cabezota grande con cara bonachona. Vamos a ver si entre todos podemos conseguir que se incluyan matices en esa ley de los bozales.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.