Perro, paseo

¿Superaría tu perro el test que quiere instaurar el Gobierno?

La nueva ley de Protección Animal obligará a todos los perros a pasar unas pruebas

El gobierno de Pedro Sánchez se ha propuesto realizar una apuesta decidida por el bienestar animal. Para algunos, la ley que ha preparado el director general de Derechos de los Animales, Sergio Garcia, es todavía poco ambiciosa y para otros, en cambio, se ha pasado. Pero lo que está claro es que en algunos aspectos de la norma, el Gobierno ha arriesgado y ha apostado de forma clara por transformar el concepto de tener un animal, otorgándole la trascendencia que merece.

El mejor ejemplo es la instauración de una prueba de obediencia y comportamiento que todos los perros tendrán que pasar con su dueño. Con la entrada en vigor de la nueva ley -que aún se debe aprobar en el Congreso- ya no habrá perros considerados potencialmente peligrosos pero todos los perros se someterán a una “valoración individual”, según explicó Sergio Garcia en una entrevista a Animalados. Los perros que no superen la prueba, tendrán que ir con bozal y correa corta hasta que, con la ayuda de un educador canino, sean suficientemente obedientes como para aprobar el examen.

La ley todavía no determina cuáles son las pruebas que tendrán que pasar los perros, pero el director general de Derechos de los Animales adelantó a Animalados que se inspirarán en los cursos de Ciudadano Canino que ya promueven algunas entidades. Estos ejercicios fueron acordados en 2012 por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales (ANACP) teniendo en cuenta el programa Good Citizen Canine del American Kennel Club. Desde Animalados los hemos recuperado para que podáis hacer una idea de si seríais capaces de superarlas con vuestros perros:

1- Aceptar a un desconocido amistoso

Un desconocido se acerca y saluda al dueño del perro, sin hacer caso alguno del animal. El perro deberá mostrarse tranquilo mientras el dueño y el desconocido hablan amistosamente.

2- Sentado saludando a un desconocido

El perro deberá estar tranquilo mientras un desconocido le acaricia.

3- Higiene

El perro deberá permitir que un desconocido le inspeccione y cepille, tal y como haría un veterinario o un peluquero canino.

4- Paseo tranquilo

El dueño tendrá que pasear al perro de manera controlada, sin que éste tire de la correa.

5- Paseo entre personas

El dueño y el perro tendrán que pasear por un espacio donde haya al menos tres personas y tendrán que hacerlo tranquilamente, para demostrar que el animal se mueve correctamente en lugares concurridos.

6- Siéntate, quieto y al suelo

El animal deberá obedecer tres órdenes básicas (siéntate, quieto y  all suelo) y quedarse quieto en estas posiciones.

7- Obedecer cuando lo llamas

El dueño hará que el perro se siente y se alejará 10 pasos, se girará y le llamará y el animal tendrá que obedecer.

8- Reacción ante otros perros

Dos guías con un perro cada uno se irán acercando hacia el perro y su dueño desde una distancia de cinco metros, se cruzarán, se saludarán y seguirán caminando alejándose un par de metros.

9-Reacción ante distracciones

El perro tendrá que demostrar que está acostumbrado a las distracciones del día a día. El examinador hará pasar al dueño y a su perro por diferentes pruebas como, por ejemplo, que pase alguien corriendo cerca de ellos o que un grupo de niños estén jugando.

10- Separación supervisada

Para demostrar que el perro realmente obedece a la orden de quieto, deberá permanecer inmóvil mientras el dueño se aleja y desaparece de su campo de visión durante tres minutos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.