Listado de la etiqueta: áreas de recreo

Zaragoza habilita diez espacios de suelta canina en parques y espacios verdes de la ciudad

El Ayuntamiento de Zaragoza apuesta por el esparcimiento canino y por la convivencia de los perros con el resto de usuarios de la ciudad.

Zaragoza mantiene su implicación y su apuesta por ser una ciudad amiga de los animales. La capital de Aragón ha puesto en marcha una serie de iniciativas para facilitar la convivencia ciudadana y el bienestar de los animales de compañía, fundamentalmente en los parques públicos, plazas y calles de la ciudad.

El Ayuntamiento creará nuevas zonas de suelta de perros en una decena de parques de Zaragoza. Están previstas, en principio, en la Plaza de Los Sitios, el Parque Grande José Antonio Labordeta, Parque Miraflores, Parque Torre Ramona, La Almozara, Parque Tío Jorge, Santa Isabel, Parque Los Poetas o Campos del Canal, así como en las proximidades del actual edificio de la CREA, en Valle de Broto.

“Los responsables de los perros tienen la obligación de conocer y aplicar la Ordenanza municipal»

Actualmente, en Zaragoza hay alrededor de 120 parques y plazas ajardinadas con superficies continuas superior a los mil metros cuadrados en las que se pueden soltar los perros de 20:00 a 09:00 en invierno y de 21:00 a 09:00 en verano. “En otros horarios, y salvo en sitios especialmente autorizados, los perros tienen que ir atados”, ha recordado Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos.

Estos espacios, además de disponer de elementos como una fuente adaptada para perros e incluso alguna construcción para el juego, tendrán también cartelería específica para informar sobre las buenas prácticas y bancos próximos para uso de los responsables de los animales.

“Los responsables de los perros tienen la obligación de conocer y aplicar la Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales. En ella se especifica claramente cuáles son, por ejemplo, los espacios y los horarios en los que es posible dejar sueltos a los perros mientras se les pasea. Ahora, además, crearemos unos espacios limitados, vallados y acondicionados para que en cualquier momento se pueda acudir con el perro y dejarlo suelto en su interior”, ha explicado Natalia Chueca.

La consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, durante la presentación del nuevo plan de convivencia/Ayuntamiento de Zaragoza

Asesoramiento para mejorar la convivencia entre animales y otros usuarios

En Zaragoza hay censados casi 70.000 perros. Según los datos disponibles, desde 2019, coincidiendo con la pandemia, la presencia de animales de compañía ha ido creciendo un 10% cada año. Por tanto, cada vez hay más personas que incorporan un perro a su familia, con lo que eso supone en diversos aspectos.

Ante esta realidad, para facilitar la convivencia ciudadana y el bienestar de los animales de compañía, el Ayuntamiento ha impulsado una serie de acciones con el apoyo y el asesoramiento del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (ICOVZ).

El ICOVZ apoyará y difundirá las campañas divulgativas previstas y asesorará al Consistorio en materia de comportamiento animal, tanto para mejorar la convivencia como para diseñar los ya nombrados espacios de esparcimiento canino en parques públicos municipales, entre otras acciones.

“Queremos que Zaragoza sea una ciudad pet friendly, amigable con los animales de compañía»

La consejera de Servicios Públicos ha detallado que “hemos percibido claramente que, sobre todo desde el inicio de la pandemia, ha crecido el número de familias con animales de compañía. Esa realidad se traduce en una serie de necesidades en el espacio urbano para mejorar la convivencia ciudadana y, sobre todo, la calidad de vida de los animales, que necesitan espacios donde disfrutar o moverse con más libertad que cuando pasean atados con sus propietarios”.

“Queremos que Zaragoza sea una ciudad pet friendly, amigable con los animales de compañía. Es un compromiso en el que todos debemos colaborar, tanto el propio ayuntamiento como los propietarios de los animales de compañía y, en cierto modo, el resto de la ciudadanía”, ha añadido Natalia Chueca.

El Ayuntamiento de Terrassa rehabilita ocho de los nueve pipicanes tras recibir amenazas de envenenamiento

El Ayuntamiento de Terrassa ha rehabilitado ocho de los nueve pipicanes de la ciudad tras recibir amenazas anónimas con el envenenamiento de las áreas caninas con sulfato de estricnina. La investigación policial, por el momento, no ha encontrado ningún resto de veneno en la zona, ni tiene ningún dato de la identidad de la persona responsable del escrito.

El pasado martes 11 de junio, el Ayuntamiento de Terrassa cerró temporalmente los pipicanes de la ciudad por la aparición de una nota anónima en la que se amenazaba con envenenar a los perros. El escrito, encontrado en el área canina de la Avenida Béjar, exponía lo siguiente:

“He rociado diversas partes del pipi-can con sulfato de estricnina. A partir de ahora recomiendo a los propietarios de los perros que no los paseen por aquí dentro. Para quien no sepa que es la estricnina, enseguida lo averiguará si su perro la ingiere. Es cuestión de unos 15 minutos. Suerte. Nota: repetiré la acción varias veces a lo largo de este año”.

Las personas que acudieron al pipicán con sus perros el pasado martes encontraron la nota y alertaron al consistorio de las amenazas expuestas en la hoja de papel. El Ayuntamiento, para evitar cualquier tragedia, envió a la policía municipal el mismo martes para precintar todas las puertas de las áreas de recreo para perros de Terrassa.

Durante la investigación policial no se ha detectado la presencia de sulfato de estricnina ni de ningún otro elemento tóxico en ninguno de los nueve pipicans de Terrassa. Por otro lado, el Ayuntamiento todavía no tiene ninguna pista de quién puede ser la persona responsable del escrito y de las amenazas.

Ante la falta de pruebas, el consistorio abrió al uso en la mañana de ayer ocho de los nueves pipicanes, dejando inhabilitado por el momento el espacio canino en el que se encontró la nota con las amenazas. Según informa el Ayuntamiento de Terrassa, «los expertos en toxicología han detallado que el sulfato de estricnina es una sustancia con una permanencia considerable», motivo por el cual el espacio para perros de la Avenida Béjar no se volverá abrir hasta que no se descarte al cien por cien la posibilidad de intoxicación.