Listado de la etiqueta: veganismo

Así será VegFest, el primer festival vegano de Barcelona

AnimaNaturalis organiza un festival vegano para poner en valor la adopción de estilos de vida y consumo más sostenibles y éticos.

El próximo 11 y 12 de junio de 10:00h a 21:30h se podrá disfrutar del VegFest, el primer festival vegano de Barcelona. El evento tendrá lugar en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona, unas instalaciones situadas en la calle Rosselló.

“Queremos demostrar que un estilo de vida libre de crueldad es más que compatible con la diversión y el ocio”, comenta Cristina Ibáñez, coordinadora del evento. Con este objetivo nace VegFest, un festival vegano pionero que se celebrará en Barcelona. “Se trata de un espacio festivo, pero a la vez consciente”, añade Ibáñez.

De este modo, las salas de la histórica Antigua Fábrica Estrella Damm de Barcelona se llenarán de todo tipo de actividades. Charlas, música en directo de pop, rock, DJs internacionales, gastronomía vegana, charlas, etc. Todo esto y mucho más tendrá lugar el fin de semana del 11 y 12 de junio.  Las entradas se pueden adquirir a través de: www.veg-fest.org

Dentro del cartel de artistas encontramos a Svet von Bathory + Dj Agu Lukke, Yolanda Yone, Prjecte Flux, Andreu Martínez, Agost, Titan James, Pablo Barraka, Hot Dives y Chui Kanela, Zancada y para cerrar el festival estará la Dj Nuria Ghia, Dj techno de reconocimiento internacional.

No faltará una amplia oferta gastronómica vegana para todos los gustos. Desde el sushi Veganashi, hasta los dulces de Bungnuts, pasando por increíbles hamburguesas de La Golosa, hot dogs de La Teca y tapas de queso de Fermento Vegano.

El ambientes festivo se complementará con un amplio programa de charlas y showcookings sobre nutrición, podcasting, veganismo y deporte, veganismo y maternidad, santuarios y centros de rescate de animales, educación canina desde el respeto, y mucho más.

Tampoco faltará la presencia de ONGs que dedican sus esfuerzos a la defensa y la difusión del veganismo, así como la presencia de personas reconocidas dentro del mundo del bienestar animal como Ismael López y Coque Fernández, fundadores del Santuario Gaia.

«Siempre merece la pena seguir por ver a las animales felices en su hogar, lejos de cualquier opresión»

Almas Veganas Santuario Animal ha lanzado una campaña de GoFundMe para salvar las tierras de su santuario, lugar donde habitan más de 50 animales. El colectivo antiespecista, transfeminista y libertario necesita ayuda económica para seguir con la gestión de un santuario ubicado en Girona que rescata animales de la esclavitud.

Almas Veganas Santuario Animal se constituyó como una ONG sin fines de lucro a finales de 2016 con el objetivo de construir un santuario para el rescate y cuidado de los animales. Para lograr esta meta, las nueve representantes de la organización tuvieron que realizar diferentes acciones de recaudación de fondos hasta disponer finalmente en octubre de 2018 de unas instalaciones con 45 hectáreas verdes y con agua ilimitada por sus diversos ríos.

“Encontramos un lugar perfecto, boscoso, lleno de vida y naturaleza en los alrededores de Girona y con mucho esfuerzo arrancamos la construcción y adaptación del sitio para poder recibir a nuestros primeros habitantes, personas no humanas en busca de un hogar”, explican las representantes actuales de Almas Veganas Santuario Animal. En ese momento todo funcionaba de forma óptima: “Fue llegando gente y con esfuerzo se ahorró lo suficiente entre varias compañeras para poder pagar la entrada que pedían para las tierras del santuario”, detallan.

Así, Almas Veganas Santuario Animal logró comprometerse con su causa: “Hicimos un contrato de alquiler con opción de compra a dos años y medio. Dimos una entrada de 40.000 € y pagamos desde entonces 2.000 € mensuales que se van restando a la cuota final que será la compra. Siendo nueve personas en la organización supuestamente comprometidas lo vimos viable”, cuentan las dos miembros de la asamblea.

La realidad es que con el paso del tiempo, las cosas se fueron complicando y poco a poco Almas Veganas Santuario Animal fue perdiendo colaboradoras: “Actualmente somos dos, Fani y Rans. Por varios motivos, principalmente la falta de compromiso y realmente no priorizar el proyecto, las otras compañeras tomaron rumbos diferentes quedándose en nosotras solas la responsabilidad de tirar adelante el hogar de todas las habitantes que viven en el Santuario, con todos los gastos que conllevan”.

Tras la falta de compañeras en el santuario, Fani y Rans especifican por qué necesitan ayuda de manera desesperada: “Tenemos que conseguir 50.000 € para poder dar una entrada y poder pedir una hipoteca para comprar las tierras del Santuario y así seguir con nuestra labor. Trabajamos a diario con todas las tareas, desde cuidar a los animales, mantener y reparar instalaciones, crear nuevas… También trabajamos en el exterior para afrontar los gastos de alimentación y veterinaria de las habitantes, además del pago de las tierras, materiales de construcción, permisos…”.

A pesar de la situación actual, Rans y Fani quieren dar continuidad a este proyecto: “Hace dos años que luchamos al máximo por esta causa con la que nos estamos dejando toda nuestra energía, estamos agotadas pero siempre merece la pena seguir por ver a las animales felices en su hogar, lejos de cualquier opresión. Son nuestra familia y necesitamos afianzar su hogar. Tenemos un año de margen para conseguir el objetivo. A nosotras nos es inviable ahorrar esa cantidad con todos los gastos mensuales que tenemos que afrontar solas”.

Aquí puedes encontrar toda la información y colaborar con la campaña “¡Salva el Santuario Animal Almas Veganas!»

 

¿Puedo dar a mi perro una dieta vegana?

“Es posible alimentar a un perro con una dieta vegetariana, pero es más fácil hacerlo mal que hacerlo bien”.

Son muchas las personas que se plantean la contradicción moral que supone dar comida de origen animal a sus perros cuando ellos solo consumen alimentos vegetales. Estos amantes de los animales, para poder acabar con esta oposición de ideas, se preguntan: ¿puedo hacer que mi perro sea vegano?

Para responder esta cuestión, Animalados ha hablado con Mónica González Tovar, certificada en Dietética y Nutrición por la Universidad Camilo José Cela, miembro de la Raw Feeding Veterinary Society del Reino Unido, certificada como Auxiliar Veterinaria por la Universidad Antonio de Nebrija y especialista en Nutrición Cruda para perros por la Dogs Naturally University. Además, dirige cursos online y comparte consejos sobre nutrición animal en la web https://monicagonzaleztovar.com/

¿Puedo hacer que mi perro sea vegano?

Me gustaría empezar con una opinión que comparto de la Dra. Daniela Dos Santos, Presidenta de la Asociación Británica de Veterinarios, con respecto a dietas vegetarianas: «Teóricamente sí es posible alimentar a un perro con una dieta vegetariana, pero es mucho más fácil hacerlo mal que hacerlo bien”.

Es decir, por poder, podrías hacer que un perro se alimentara con una dieta vegetariana. Pero a nivel nutricional y en mi opinión profesional no es lo mejor para él. En caso de decidir hacerlo siempre hago énfasis en que hay que hacerlo asesorado por un veterinario especialista en nutrición vegana de perros (y no por marcas comerciales).

¿Los perros son animales exclusivamente carnívoros?

El perro es lo que se denomina un carnívoro facultativo-omnívoro oportunista. Esto quiere decir que la dieta más adecuada para él es la dieta de un carnívoro. De hecho, su anatomía, su fisiología, sus hábitos y comportamientos alimenticios pertenecen a los de un carnívoro y, de hecho, ha tenido esta alimentación durante millones de años.

Lo que ha pasado es que cuando aparecieron los humanos sobre la faz de la tierra (con la etapa de seguimiento de campamentos y la etapa de la domesticación del perro, ambas muy recientes), los perros se fueron convirtiendo en omnívoros oportunistas. Es decir, comían las sobras que iban dejando los humanos (huesos y restos de animales que los humanos no comían y algo de sus desperdicios vegetales) y se convirtieron un poco en los “recoge-basuras” de los residuos de los campamentos y asentamientos humanos.

De esta forma, en las épocas de hambruna o de escasez de presas comían lo que encontraban entre los residuos de los humanos. Pero aquí es muy importante comprender que tanto la etapa de seguimiento de campamentos como la de la domesticación son etapas muy muy cortas en lo que es la evolución del genoma nutricional del perro.

Esto quiere decir que sigue siendo, en primer lugar, un carnívoro, ya que tiene una anatomía y fisiología mucho más eficientes para aprovechar y digerir los nutrientes presentes en sus presas y no así para aprovechar a plenitud los presentes en los vegetales.

Entonces… ¿puede ser peligroso que la alimentación de un perro sea vegana?

Aquí me remito nuevamente a la primera pregunta. Yo no recomendaría nunca una dieta vegana, ya que es muy fácil hacerlo mal y provocar deficiencias nutricionales a nuestros perros. Si no se hace con el asesoramiento directo de un profesional realmente experto en nutrición vegana para perros, puede ser muy peligroso.

¿La dieta vegana en perros implica el déficit de nutrientes esenciales?

Sí. En primer lugar, es muy importante comprender dos cosas:

1- Las proteínas constituyen el nutriente más importante para perros y gatos.

2- No todas las proteínas son iguales.

Os pido que me tengáis un poco de paciencia con esta explicación, pero es vital para poder entender por qué puede haber déficit de nutrientes en perros y gatos veganos.

Cuando hablamos de la “calidad” de una proteína, dependemos de dos factores: su digestibilidad y la cantidad de aminoácidos esenciales que contiene. Entonces una proteína “de buena calidad” para un perro o un gato es totalmente diferente de una proteína “de buena calidad” para un caballo o una vaca.

La proteína vegetal es, en primer lugar, muy difícil de digerir para los carnívoros, debido a que su sistema digestivo es muy corto, a que no posee la cantidad de enzimas adecuadas para digerirlas eficazmente y a otros factores fisiológicos mucho más complicados.

En segundo lugar, las proteínas vegetales NO contienen todos los aminoácidos esenciales para perros y gatos, por lo que habría que adicionarlos a la dieta de forma rigurosa para evitar deficiencias y enfermedades como la miocardiopatía dilatada (que aparece por deficiencia de Taurina, un aminoácido presente únicamente en la proteína animal).

Además de esto hay otros nutrientes esenciales como las vitaminas B12 y D, así como minerales como calcio, yodo y zinc a los que tendría que prestarse muchísima atención a la hora de formular una dieta vegana ya que su deficiencia puede provocar efectos devastadores sobre la salud de perros y gatos.

Si se decide hacer el cambio a dieta vegana, ¿cómo debe hacerse?

Bajo la supervisión de un veterinario especialista en nutrición vegana de perros, acatando todas sus directrices.

¿Qué alimentos podemos encontrar dentro de una dieta vegana para perros?

Las personas suelen utilizar dietas comerciales, aunque también hay quien prefiere preparar una dieta casera. Entre los ingredientes más comunes en dietas veganas para perros están: verduras de hoja verde como las espinacas, kale, acelgas, etc. También lentejas, arroz, brócoli, calabacín, zanahorias, calabaza y ciertos tipos de frijoles (cuidado porque los pueden causas trastornos gastrointestinales en los perros. Frutas como plátanos, manzanas o mandarinas también pueden consumirlas.

Es importante saber que, aunque tengamos la información nutricional de estos ingredientes y los veamos como “muy saludables”, lo más importante es saber si perros y gatos pueden digerir y aprovechar estos nutrientes y, en caso de hacerlo, en qué proporción, ya que es esta información la que nos permitirá añadir los suplementos necesarios para hacer de esta dieta una dieta adecuada para la salud de los peludos.

¿Es asequible económicamente una alimentación vegana para perros?

A nivel comercial los piensos veganos suelen ser bastante costosos, algunos incluso más caros que los que contienen ingredientes de origen animal. Cuando hablamos de dietas caseras puede ser mucho más económico si nos fijamos solo en los ingredientes, pero hay que tomar en cuenta que hay que añadir suplementos imprescindibles que también habrá que estimar en los cálculos.

Y con los gatos… ¿es posible aplicar una dieta vegana?

Rotundamente no. A diferencia de los perros, los gatos son lo que se denomina “carnívoros obligatorios o estrictos”. Los gatos no tienen la capacidad de adaptación que podría tener un perro a esta dieta, ni a nivel anatómico ni a nivel fisiológico y no la recomiendo en ninguna circunstancia.

¿Qué le dirías a las personas veganas que se plantean la contradicción moral que supone dar comida de origen animal a sus perros?

Entiendo perfectamente la preocupación y frustración de las personas veganas por el entorno, la sostenibilidad y todo lo que rodea la industria de la explotación animal, pero es muy importante entender que perros y gatos necesitan una alimentación adecuada a sus necesidades nutricionales y esto, significa que la mejor dieta para ellos es una basada en presas animales. Si hemos escogido compartir nuestra vida con pequeños carnívoros, lo más ético, desde mi punto de vista, es que les demos los alimentos para los que han evolucionado durante millones de años.

El veganismo, una manera de cambiar el mundo

Comer para cambiar el mundo. Esto podría ser el significado de lo que puede suponer el veganismo. La Unión Vegana Española define esta postura como una alternativa ética y sana al consumo y dependencia de los productos, no adaptados a nuestras necesidades físicas y espirituales, como son la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel, los productos derivados de los animales y otros artículos de origen animal como el cuero y las pieles. Pero más allá de esta definición que resume lo que popularmente conocemos como veganismo, esta dieta también tiene un papel muy importante sobre el medio ambiente, la salud y la economía.

A medida que pasan los años el veganismo está adoptando una dimensión más grande entre la sociedad de la mayoría de los países. Las personas cada vez recibimos con más fuerza el mensaje de que la dieta vegana puede cambiar el mundo. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha publicado que el sector de la ganadería produce un impacto enorme en el medio ambiente, por lo que el veganismo es la solución más beneficiosa para su conservación.

¿Qué coste ambiental tiene la producción ganadera?

La revista Science publicó un artículo el 31 de mayo de 2018 en el que analizaba todos los costes ambientales que suponen la producción cárnica destinada a los 7.575 millones de habitantes del planeta. Tras revisar más de 500 estudios mediante más de un centenar de expertos, concluyeron que la producción de alimentos ocupa el 43% de la tierra del planeta y genera el 26% de las emisiones de gases de efecto invernadero, en su mayor parte CO2 y metano.

El efecto invernadero se produce cuando determinados gases retienen una parte de la energía que emite el suelo terrestre al calentarse por la radiación del sol. Un proceso que se está viendo agravado por la actividad de la ganadería, ya que tal y como informa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción alimentaria produce un 9% de emisiones de dióxido de carbono, un 37% de emisiones de metano y un 65% de óxidos de nitrógeno. Una serie de gases que favorecen el efecto invernadero y que consecuentemente son perjudiciales para el medio ambiente.

Según Global Climate Report, las principales consecuencia del efecto invernadero son: huracanes más feroces, migraciones constantes de animales y personas por sequias o inundaciones, daños en la agricultura o ganadería, hambruna y escasez de alimentos e incluso enfermedades y pandemias.

The Economist, en su reportaje sobre “¿Cómo puede el veganismo cambiar el mundo?, confirma los datos publicados por Science y además explica que el sistema alimentario usa alrededor del 70% de toda el agua dulce del planeta. Además añaden que las emisiones creadas por los alimentos podrían aumentar en un 50% para 2050 si la situación no cambia.

Cerca del 70% de la tierra apta para los cultivos se está utilizando para la ganadería. Una tierra que si todos fuéramos veganos dejaríamos crecer de manera natural, fomentando el crecimiento de los bosques y espacios vegetales, los cuales jugarían un papel muy importante en el alivio y regulación del cambio climático. Hay que tener en cuenta que ese 70% de tierra está destinado a la producción de alimento para el ganado, no para las personas, pero con el fin de obtener un buen producto cárnico que satisfaga a las personas.

¿Qué cambios provocaría en el futuro una sociedad vegana?

Según un estudio de la Universidad de Oxford publicado en la revista PNAS, la dieta vegana podría ayudar a salvar cerca de ocho millones de vidas hasta el año 2050. Además existiría un ahorro de dinero en cuanto a costes médicos y de mejora de productividad evaluado en 885.000 millones de euros.

The Economist explica en su reportaje “¿Cómo puede el veganismo cambiar el mundo?”, que si la sociedad fuera vegana desde ahora, en el 2050 las emisiones de gases invernadero relacionadas con la alimentación podrían reducirse en tres cuartos. La producción de alimentos vegetales propios de la dieta vegana genera menos residuos y menos daños para la naturaleza. Por tanto, el impacto medioambiental  del veganismo es mucho más favorable para el medio ambiente. Además, el porcentaje de mortalidad podría reducirse en aproximadamente un 20%.

Jaap Korteweg, noveno de una generación de carniceros, explica para The Economist que “Una dieta vegana bien equilibrada, con menos calorías podría salvar vidas. Si el mundo se volviera vegano en 2050 se estima que la mortalidad podría reducirse aproximadamente en un 20%. Se utiliza mucho dinero para tratar enfermedades asociadas con la alimentación; enfermedades coronarias, cánceres, diabetes… Un gasto que podría ahorrarse con esta nueva dieta”.

¿Qué pasaría si todos fuéramos veganos en 2050?

Según ha publicado The Economist, si todo el mundo fuera vegano en el año 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos podrían reducirse en tres cuartos. Además, la esperanza de vida humana podría aumentar de manera considerable.

The Economist, un medio de comunicación con sede en Londres que analiza la economía desde un marco global, ha publicado un reportaje explicando cómo el veganismo puede cambiar el mundo. Un nuevo estilo de vida y de costumbres que puede tener consecuencias importantes sobre el planeta y sobre el ser humano.

Se estima que en 2050 haya una cantidad cercana a los 10 mil millones de habitantes y alrededor de un 60% más de alimentos podrían ser necesarios para alimentar a todo el mundo. Marco Springmann, de la Universidad de Oxford, explica que: “Los impactos ambientales del sistema alimentario son responsables de una cuarta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Las emisiones relacionadas con los alimentos podrían aumentar un 50% en 2050 un hecho que aceleraría los problemas que derivan en el cambio climático”.

El reportaje hace referencia al papel importante que podría desarrollar el veganismo para evitar el impacto ambiental de la producción alimentaria. Un importante estudio ha puesto a prueba esta dieta y ha determinado que: “Si en 2050 la población fuera vegana, las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos podrían reducirse en tres cuartos”. Más del 80% de las tierras de cultivo del mundo se utiliza para la producción animal. “Se desperdicia mucha comida como alimento para animales para que luego nosotros nos los podamos comer”.

Jaap Korteweg es el noveno de una generación de carniceros que explica cómo ha dejado de vender carne animal sin perder a los clientes amantes del sabor de la carne animal. “La sociedad actual está enganchada al sabor de la carne. La única manera de cambiar esta situación es crear alimentos con el mismo sabor y textura que la carne pero utilizando otros ingredientes como la soja, el trigo, los guisantes… consiguiendo así la misma experiencia para el consumidor habitual de carne animal”.

“Una dieta vegana bien equilibrada, con menos calorías podría salvar vidas. Si el mundo se volviera vegano en 2050 se estima que la mortalidad podría reducirse aproximadamente en un 20%. Se utiliza mucho dinero para tratar enfermedades asociadas con la alimentación; enfermedades coronarias, cánceres, diabetes… Un gasto que podría ahorrarse con esta nueva dieta”.

Puedes consultar en este enlace toda la información acerca del reportaje de The Economist sobre… ¿Qué pasaría si todos fuéramos veganos en 2050?