Entradas

Los éxitos animalistas de este 2017. ¿Se ha avanzado lo suficiente?

La regulación en materia animalista es un proceso lento. Normalmente, hace falta un grupo organizado en defensa de los animales capaz de ejercer la suficiente presión para que sus medidas sean atendidas. La presión ciudadana, la opinión pública o los medios de comunicación tienen también un peso clave en este proceso. Analizamos los avances más destacados de este 2017.

  1. Tal vez, el caso más sonado ha sido la prohibición de exhibir animales salvajes en circos. En 2017, Galicia, Murcia y Baleares han prohibido este tipo de prácticas. Una regulación que ya estaba presente en Cataluña y que ahora se hace extensiva a tres nuevas comunidades. Marta Merchán es coordinadora de infocircos, una plataforma favorable a prohibir la exhibición de animales. Según su opinión, otras cinco autonomías podrían ser las siguientes en adoptar estas medidas. Sin duda, uno de los principales avances del año.

Anna Mula, abogada y luchadora por los derechos de los animales, matiza que ‘la medida es limitada’. Según su opinión, ‘debería incluir todo tipo de animales, no solo salvajes’. Es el caso de Baleares, que ha regulado la cuestión en un sentido más amplio. En cambio, otras comunidades ‘tienen aún margen de mejora’, en palabras de la abogada, aunque valora positivamente los pasos dados.

  1. El ‘frente’ a la tauromaquia ha sido otra de las grandes apuestas del movimiento animalista este 2017. En junio de 2017, el parlamento Balear prohibía que se acabe con la vida o se hirieran toros en corridas. El partido popular recurrió la sentencia al tribunal constitucional, tal y como ya hizo con la prohibición en Cataluña en 2016. El resultado es que algunos puntos han quedado cautelarmente suspendidos y, a la práctica, se siguen llevando a cabo corridas. Eso sí, otros puntos no se han suspendido. Por ejemplo, los menores de edad no podrán asistir a las corridas.

Aida Gascón es directora de Anima Naturalis, una plataforma centrada en combatir la tauromaquia. Según Gascón, ‘ha habido buenas noticias al respecto’ ya que en Cataluña se siguen sin producir corridas de toros. Respecto al caso Balear, asegura que ‘puede sentar un precedente’ que ayude a regular el tema en un futuro.

  1. El Congreso de los diputados aprobó por unanimidad que ‘los animales son seres vivos dotados de sensibilidad’. La aprobación permitirá a la práctica que los animales no se consideren objetos a la hora de embargar. También se tendrá en cuenta esta nueva distinción en casos de separación. En dicha situación, se favorecerá legalmente que el destino del animal ayude a su bienestar.

A pesar del éxito en materia animalista con el que coinciden la mayoría de defensores de animales, algunos lo han visto como una apuesta limitada. “El grueso del maltrato animal sigue. Seguirá habiendo animales en tiendas y exhibidos” lamenta Gascón. “Quizá deberían haber cambiado el título a esa ley y especificar que se referían a casos concretos como separaciones, embargos, etc.”, concluye.

  1. Barcelona, cada vez más ‘ciudad amiga de los animales’. La medida más sonada mediáticamente fue la prohibición de las calesas tiradas por caballos. Es decir, los caballos no podrán soportar carruajes como forma de negocio. La medida se concretó después de que el gobierno de Colau dijese que no renovará las licencias existentes. Además, la medida se hará normativa por lo que no se podrán crear nuevas licencias.
  2. La iniciativa ciudadana ZOOXXI es otra de las medidas clave impulsadas en Barcelona. La propuesta pretende alcanzar las más de 14.000 firmas necesarias para ‘un modelo de parque zoológico diferente’, según su web. Concretamente, ‘que responda a las necesidades de los animales y de la protección de sus hábitats’. Una propuesta de carácter ciudadano que tiene como objetivo alcanzar el gobierno municipal de Barcelona.

Por supuesto ha habido otras medidas relevantes. El 2017 se ha cerrado con la impresión general de que los logros en materia animalista son lentos pero constantes. Así lo piensan diferentes expertos y activistas con los que hemos podido hablar. El 2018 llegará con nuevos retos y regulaciones pendientes. Los protagonistas de los avances producidos este 2017 lo tienen claro: que el 2018 sea igual o mejor que el anterior.

El Zoo XXI, el reto animalista que deberá asumir Colau

Diferentes candidatos se comprometieron en campaña electoral a transformar el actual parque de la ciudad en un nuevo espacio que sustituya a los animales encerrados por la realidad virtual

La agenda animalista de Barcelona no tiene fin: la nueva alcaldesa se ha encontrado sobre la mesa diferentes proyectos y deberá decidir si los implusa, los modifica o los cancela directamente. La polémica ordenanza de tenencia de animales que deja el concejal de CiU que hasta ahora se ocupaba de las polítticas animalistas, Jordi Martí, profundizaba mucho en el esfuerzo por el bienestar animal pero la prohibición de llevar el perro desatado por la ciudad -que entra en vigor en la primavera de 2016- provocó mucha polémica entre los dueños de los perros y, seguramente, coninuarà levantando polvareda. Los dueños de los perros de diferentes barrios se oponen a la prohibición y se están organizando para reclamar más zonas de recreo.

El traslado de la perrera de Barcelona, ​​que actualmente está en el Tibidabo e irá a la zona de Collserola que pertenece a Moncada i Reixac, también es uno de los temas que tendrá que encontrar respuesta. Per el gran reto del nuevo gobierno será la transformación del Zoo.

En campaña electoral, en una jornada organizada por Libera!, la Fundación Franz Weber y ZOOXXI, se consiguió que una amplia mayoría de candidatos a la alcaldía de Barcelona se mostraran a favor del proyecto de reconversión del Zoo de Barcelona hacia el modelo de ZOOXXI: Ada Colau (Barcelona En Común), Alfred Bosch (ERC), Ignasi Planas (MillorBCN), Jaume Collboni (PSC), María José Lecha (CUP-Capgirem Barcelona) y Xavier Trias (CiU). Sólo el PP y Ciudadanos quedaron al margen. Una de las personas que más entusiasmo demostró fue precisamente Ada Colau, que dijo: «Felicidades a LiberaONG por la propuesta de #ZOOXXI para reconvertir el zoo de BCN en un referente en defensa del bienestar animal y educativo para todos”. Pero las muestras de apoyo llegaron también a los demás partidos. La CUP incluso había incluido la transformación en su programa electoral.

Si el compromiso se mantiene, Barcelona puede convertirse en la primera ciudad del mundo en aplicar esta propuesta ética, científica, innovadora, educativa y empática con los animales.

Pero, ¿qué es el ZOOXXI? El proyecto ZOOXXI plantea «la reconversión del Zoo de Barcelona en un espacio más ético, más científico, más ciudadano, más autóctono, más educativo y más empático con los animales», según Libera !. Para lograrlo, «debemos hacer una fuerte apuesta por la realidad virtual y emplear la tecnología para suplir a los animales reales», pues los niños son nativos digitales y la simple contemplación de la Naturaleza «no les basta», ha explicado a Efeverde Leonardo Anselmi, director de la Fundación Franz Weber (FFW) en el sur de Europa e Iberoamérica.

«No tenemos que alejar la Naturaleza, pero tampoco es sano encerrarla», ha aseverado el experto, porque en los centros convencionales los visitantes sólo conocen una «sombra» del animal y no llega comprender cómo actúa en su hábitat, dijo Anselmi en declaraciones a la Agencia EFE.

En el caso de los elefantes, por ejemplo, se observa un «cuerpo de elefante que no se comporta como tal»: no se desplaza formando grandes manadas que recorren 40 kilómetros diarios, no practica sus ritos funerarios ni se pasa comiendo el 80 % del tiempo que está despierto como sucede en el mundo real.

El desarrollo de la propuesta del Programa Zoo XXI se facilitaría al público contenidos que muestren «su verdadera existencia» mediante la grabación del animal en espacios de protección habilitados en su lugar de origen.

Según este planteamiento, los zoos se transformarían en instituciones «amables» con los animales orientados a conservar las especies autóctonas, para cuidar a ejemplares heridos, enfermos o en peligro de extinción.

«En la Península Ibérica tenemos una gran cantidad de especies en vías de extinción y la mayoría no están dentro de nuestros zoos», ha apuntado Anselmi.

Además, la tecnología digital ayudaría en la educación, que actualmente omite explicar el individuo más allá de su especie; habría que informar sobre su «riquísima vida emocional» para sensibilizar al visitante y que sea consciente de que «es un individuo que merece ser respetado».

Otros de los principios incluidos en este programa de actuación son fomentar la inversión en planes de investigación científica dentro de estos centros, así como organizar un comité de representantes ciudadanos para garantizar su transparencia.

Para Anselmi, es fundamental promover estas «buenas prácticas» para acabar con el «paradigma imperialista» que rige el funcionamiento de los zoos, en los que encierran animales hasta que mueren «con tal de verlos 9 segundos», ya que según ha afirmado ese es el tiempo promedio que una persona pasa frente a la jaula de un animal del zoológico.

Más allá de algunas propuestas animalistas que defienden el cierre de los parques zoológicos, los firmantes del Proyecto Zoo XXI consideran que su clausura perjudicaría a los animales que albergan pues no hay suficientes reservas o santuarios para recolocarlos y sería un peligro liberarlos porque tras años de cautiverio han perdido sus instintos animales», ha concluido Anselmi.

Más información sobre la campaña Zoo XXI en su FacebookTwitter o web