Entradas

El nuevo Plan Educativo del Zoo de Barcelona generará experiencias para concienciar y educar sobre la biodiversidad

Las actividades del nuevo Plan Educativo del Zoo se vinculan de manera especial con la fauna autóctona y amenazada, mediante una metodología vivencial y continuada con la incorporación de las nuevas tecnologías.

El Zoo de Barcelona reunirá el próximo 18 de septiembre a docentes de toda Cataluña para hacerlos partícipes del nuevo Plan Educativo del Zoo para el curso 21/22, vinculado a los valores del Nuevo Modelo de Zoo y basado en el currículo escolar y las competencias básicas del sistema educativo.

El plan tiene como objetivo generar experiencias educativas mediante una metodología vivencial y continuada, con la incorporación de las nuevas tecnologías. El director del Zoo, Sito Alarcón, y el jefe de Conservación y Conocimiento, Juli Mauri, presentarán un nuevo programa que representa un paso más en el proyecto de transformación hacia el Zoo del futuro.

Con este nuevo plan, el Zoo se pone a disposición de los docentes para que, a través de las actividades planificadas, puedan aprovechar la experiencia en materias como la zoología, la biología, la ecología, la conservación de la biodiversidad y el bienestar animal, de todos los profesionales que trabajan. Los temas específicos de las actividades están vinculados, especialmente, a la fauna autóctona y amenazada, lo que tiene un gran interés a la hora de complementar el trabajo que se realiza en el aula.

Consta de 20 experiencias para todas las edades, algunas centradas exclusivamente en un nivel educativo concreto, pero muchas de ellas se han adaptado para que puedan ser realizadas por alumnos de diferentes niveles. Así, hay 4 destinadas a la Educación Infantil; 16 para los diferentes ciclos de Primaria, 14 dedicados a los alumnos de ESO y 8 para Bachillerato.

Destaca la nueva experiencia «Animales en peligro», enfocada a los tres niveles educativos, donde se exponen las diferentes causas que han llevado a muchas especies a estar cercanas a la extinción, incidiendo en aquellas causas para el ser humano, explicando la fragilidad y complejidad de sus ecosistemas ya la vez exponiendo un mensaje positivo sobre la posibilidad de revertir la situación si todos nos implicamos. Es una experiencia inmersiva que se realiza al mismo Zoo y que incorpora un soporte digital interactivo para aprender de manera lúdica y mientras se trabaja en equipo.

Además de incorporar nuevas experiencias, aquellas que históricamente han sido más trabajadas por las escuelas también se han actualizado, como es el caso del taller ‘Invertebrados’, que contará a partir de ahora con la posibilidad de observar animales y aprender de manera directa de los animales vivos en el Pabellón de Invertebrados, que se inaugurará próximamente.

La Escuela del Zoo ha incorporado nuevos recursos y metodologías para transformar las actividades en experiencias inclusivas para todos, adaptándose a las necesidades de los centros y en la realidad de cada momento, con la posibilidad de trasladarse a las escuelas, como se ha ido realizando durante los últimos meses debido a la pandemia. Se ha trabajado en hacer realidad una propuesta que incorpora la tecnología para permitir acceder de manera online, con actividades digitales y aprendizaje a través de gamificacions.

El Plan educativo se complementa y se acompaña de un plan de formación continuada en materia de educación ambiental, de fauna y sostenibilidad para el equipo de educación del Zoo, con la voluntad de que los profesionales de la casa estén capacitados para ofrecer la mejor educación ambiental posible, en especial en cuanto a la conservación de la fauna amenazada y sus hábitos.

InfoZOOS pide el cese de las interacciones directas entre animales salvajes y visitantes en los zoos españoles

La Coalición ha pedido a la Ministra de Transición Ecológica que recomiende a las Comunidades Autónomas que impidan el contacto directo entre animales salvajes y público en cualquier contexto dentro de los zoos.

La Coalición InfoZOOS (ANDA y FAADA) se ha dirigido a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD) para solicitar que en su función de coordinación de la aplicación de la Ley de Zoos 31/2003 pida a las Comunidades Autónomas que en las inspecciones para autorizar, renovar o comprobar el buen funcionamiento de las instalaciones zoológicas, se exija que los zoos no ofrezcan actividades que impliquen el contacto directo y la interacción entre animales salvajes y público visitante.

Según ha informado esta coalición, en este tipo de actividades, principalmente dirigidas a los niños, incluyen sesiones fotográficas o de “Toca-Toca” en las que los animales salvajes van pasando de mano en mano. Además, en ocasiones se saca a los animales salvajes de sus instalaciones para trasladarlos a las zonas comunes y en otras es el público el que se introduce en el recinto de los animales para interactuar con ellos.

InfoZOOS explica en un comunicado que estas acciones suponen tergiversar e incumplir con la misma Ley de Zoos (Ley 31/2003) ya que en ésta se pide que los zoos contengan una carga pedagógica dirigida hacia la educación en valores de conservación de especies. Las actividades de interacción y contacto directo con los animales actúan justo en sentido contrario al ofrecer una imagen distorsionada y errónea de que los animales salvajes quieren ser acariciados y abrazados por las personas. Esta creencia lleva al deseo del público de adquirir un ejemplar de esa especie o similar para tener de “mascota” en casa, concepto que va en contra del objetivo conservacionista.

Por otra parte, tal y como comentan ANDA y FAADA, la promoción de un contacto directo entre animales y visitantes en un zoo aumenta exponencialmente los riesgos de seguridad para los visitantes, especialmente cuando se hace uso de determinadas especies que por sus características físicas pueden considerarse potencialmente peligrosos. También incrementa el riesgo sanitario tanto de los animales como de los seres humanos. La reciente pandemia nos ha demostrado que los contactos directos entre animales salvajes y público, en vez de incentivarse, deben mantenerse en los mínimos posibles.

De hecho, la Guía de Aplicación de la Ley 31/2003 publicada en el año 2006 por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, indica expresamente que los zoos no deberían organizar sesiones fotográficas ni otro tipo de actividades que, como las aquí expuestas, se alejen del único y auténtico papel que tiene el zoo en nuestra sociedad: la conservación de las especies y la educación en valores conservacionistas.

Según Albert Díez, portavoz de InfoZOOS: “Los zoos pueden, y deben, ser una herramienta para la conservación de especies y de difusión de valores conservacionistas. Todo lo que no actúe en este sentido debe quedar al margen de cualquier zoo. Las sesiones fotográficas o la oferta de “tocar” a los animales salvajes pertenecen más a un concepto obsoleto de “casa de fieras” que a un zoo que se precie como tal”.

Berdeak EQUO exige medidas preventivas para evitar más atropellos de animales en Salburua

El partido político verde considera que la Diputación de Álava está actuando de forma negligente al no tomar medidas preventivas para evitar los atropellos recurrentes de animales que tienen lugar en el entorno del Parque de Salburua.

El grupo ecologista Berdeak Equo ha apremiado a la institución alavesa para que, entre otras medidas, establezca un calmado de tráfico y un nuevo balizado de advertencia de presencia de fauna en el entorno de Salburua para evitar más accidentes. Esta petición llega después de que se hayan producido dos atropellos casi seguidos a animales en esta misma zona.

“En los últimos días se ha encontrado un ejemplar de marta atropellada y después un zorro en la carretera de Arkaute, en las inmediaciones del parque. El pasado año se registraron otros accidentes, uno de ellos, en la N-104 que acabó con la vida de un ejemplar de visón europeo, especie catalogada en peligro de extinción según el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas”, explica el partido político en un comunicado.

El partido verde, además de otros grupos ecologistas y animalistas, llevan tiempo solicitando a la Diputación alavesa medidas preventivas, pero estas siguen sin llegar. “Son reiterados los incumplimientos por parte del ente foral, órgano responsable de la gestión de los espacios naturales y las especies amenazadas, para con la protección de la flora y fauna del Humedal, desde que en el año 2015 se designó esta área como Zona de Especial Conservación y se aprobó su plan de gestión”, detalla Berdeak EQUO.

Por otro lado, EQUO reprocha a la institución foral que en cinco años no haya invertido ni siquiera el 20% del presupuesto total asignado en el plan de gestión de Salburua, que asciende a más de seis millones de euros. “La Diputación no puede seguir ignorando que Salburua existe y que tiene una responsabilidad como institución gestora. No valen más excusas. Es necesario que el Departamento de Medio Ambiente destine el presupuesto que se contempla en el plan de gestión. Esta será la única manera de garantizar la supervivencia de los Humedales, de su fauna y flora”, apuntan desde el grupo ecologista.

FAADA logra reubicar a todos los animales del caso del Síndrome de Noé de Lorca

La entidad de protección animal FAADA tuvo que trabajar a contrarreloj y hacer frente a muchas dificultades para evitar el sacrificio de unos 70 animales de diferentes especies.

Un total de ocho cabras, dos ovejas, seis cerdos vietnamitas y unas cincuenta aves (principalmente gallinas) fueron reubicados este pasado mes a diferentes santuarios, refugios y granjas-escuela, dando así por finalizado y cerrado el caso del Síndrome de Noe de Lorca. Un particular que había llegado a concentrar hasta 572 animales en su domicilio de forma ilegal.

Tras muchos meses de lucha y trabajo, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, logró finalmente no solo evitar el sacrificio de los animales, sino que pudo reubicarlos a todos, ofreciéndoles de esta manera una segunda oportunidad.

Esta acción no hubiera sido posible sin la ayuda de Lorca Animal, la asociación local que informó del caso y que además de ayudar en la reubicación de gran parte de los animales domésticos, han estado pagando la alimentación de los animales durante estos meses que ha durado el caso. Así como de los diferentes santuarios y centros que los acogieron y, por supuesto, de todas las personas que participaron en el crowfunding organizado por la misma entidad para ayudar a costear parte de los gastos veterinarios y de transportes.

A lo largo de los últimos meses, FAADA tuvo que hacer frente a muchas dificultades. Primero de todo económicas, porque la administración se negó a proporcionar ningún tipo de ayuda. Después, porque se impusieron unos requisitos muy exigentes a la hora de buscar un destino a los animales, especialmente los considerados animales de consumo y fauna invasora. Éstos, no podían ir a adoptantes particulares ni a cualquier centro, sino solo a santuarios debidamente registrados como núcleo zoológico o explotación ganadera y que cumpliesen con determinados requisitos sanitarios según la zona geográfica donde se encontrasen. Además, las especies invasoras también necesitaban de la autorización de la comunidad autónoma receptora para la entrada de dichos animales a ésta.

El 15 de mayo FAADA logró trasladar las cotorras y la mapache a los centros de APAEC y al Refugi El Cau del Bosc, autorizados para especies invasoras. Pero la entidad seguía sin encontrar refugios donde reubicar a muchos de los animales considerados de granja (aves y pequeños rumiantes) y a los cerdos vietnamitas (también dentro del catálogo de invasoras).

Para acabar de complicarlo todo, cuando se comunicó desde la Consejería de Murcia la fecha límite para poder reubicar a los animales que quedaban en la casa del particular, la entidad todavía no disponía de un sitio para ellos, así que tuvo que buscar a contrarreloj alternativas para evitar su sacrificio.

Finalmente el Santuario Scooby se ofreció para acoger a todas las cabras y ovejas, el Refugi el Cau del Bosc para los seis cerdos vietnamitas y la Granja-escuela Atalaya y Sol del Camp para las aves. De esta manera fue posible organizar los respectivos traslados con varias empresas, quedando así reubicados los últimos animales de Lorca.

A continuación es posible ver el vídeo de FAADA de las principales actuaciones del caso y diferentes fotos en el álbum Flickr del rescate.

Diez alimentos prohibidos para los perros

Del mismo modo que sucede con los humanos, la alimentación tiene un papel fundamental en la salud de los perros. Proporcionar una alimentación equilibrada y rica en nutrientes tiene una repercusión directa en el bienestar de los animales de compañía.

A la hora de alimentar a tu perro, evita los experimentos. Por este motivo, te proporcionamos una serie de alimentos prohibidos:

-Chocolate. Algunas sustancias presentes en el cacao pueden causar el envenenamiento de animales. Los principales síntomas pueden ser vómitos, deshidratación, dolor y/o nerviosismo.

-Leche. La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa, y puede causarles diarrea.

-Queso. Como la leche, sus derivados también están prohibidos.

-Cebolla. En grandes cantidades, puede causar que los perros desarrollen anemia.

-Ajo. Puede destruir los glóbulos rojos de la sangre del animal.

-Uvas. El consumo de sólo 6 uvas podría causar una insuficiencia renal aguda en los perros. En general, tienen vómitos, diarrea y un estado letárgico.

-Aguacate. Los animales pueden tener problemas gastrointestinales, dificultad respiratoria y moco en el pecho.

-El corazón de las manzanas. Las semillas de la manzana contienen cianuro, tóxico para los animales. Puede haber dificultad para respirar, convulsiones, hiperventilación, choque e incluso coma.

-Masas fermentadas. Mantén a tu perro lejos de cualquier tipo de masa que tenga levadura. Les causará problemas gastrointestinales y letargo.

-Café. La cafeína puede matar al animal. Puede causar vómitos, agitación, les acelera el corazón y puede causarles la muerte.

Fuente: AMIC/wikifaunia.com