Entradas

¿Cómo afecta el coronavirus a las clínicas veterinarias?

El decreto que regula el estado de alarma que vive España estos días ordena el cierre de la mayoría de los comercios minoristas, ahora bien, algunos negocios mantienen activos sus servicios. Este es el caso de muchas clínicas veterinarias que siguen velando por el bienestar de los animales a pesar de las circunstancias.

Desde Animalados nos hemos puesto en contacto con dos centros veterinarios diferentes para conocer cómo están siendo estos días de trabajo. ¿Han cambiado sus rutinas habituales? ¿El número de pacientes se ha reducido a causa del confinamiento social? ¿Qué es lo que más preocupa actualmente a las personas que conviven con animales de compañía?

Clínica Veterinaria Miquel Janer

La Clínica Veterinaria Miquel Janer de Barcelona está formada por un equipo de trabajo que entiende el valor de la relación entre las personas y los animales. A todos los miembros de este centro les apasiona el cuidado veterinario para poder garantizar así el bienestar de sus pacientes, por esta razón, ayudan a los animales a tener una vida feliz, sana y cómoda.

Hablamos con Inés Janer, empleada del centro veterinario, para conocer cómo está trabajando la clínica durante estos días de confinamiento social. “En nuestro caso concreto, estamos atendiendo únicamente a pacientes con cita previa. Hemos comunicado a los clientes que para cualquier cuestión contacten con nosotros a través de una llamada. Estamos haciendo cirugías de urgencia y algunas intervenciones que estaban programadas desde hace tiempo. Hemos tenido que cancelar algunas citas para más adelante, aunque también muchas de estas citas las han cancelado los propios clientes”.

Inés Janer nos detalla algunas de las medidas de prevención que han tomado para hacer frente al coronavirus: “Desde que se hizo oficial el estado de alarma solamente dejamos que esté una persona en la sala de espera. Intentamos también que siempre exista una distancia de seguridad entre las personas. No dejamos que la persona que acompaña al animal suba a la zona de consulta y trabajo. Además, todos los empleados trabajamos con guantes y desinfectamos las diferentes zonas de la clínica para garantizar el mínimo riesgo posible”.

Son muchas las personas que temen los efectos del coronavirus sobre los animales. Esta es una realidad que, según nos cuenta Inés Janer, también se vive en la Clínica Veterinaria Miquel Janer: “Nos están preguntando mucho por Instagram y por teléfono si existe la posibilidad de que los animales nos contagien o nosotros los contagiemos a ellos. Desde la clínica les explicamos con calma que el coronavirus hace mucho tiempo que existe entre los animales, pero no tiene nada que ver con el que sufren actualmente las personas. No hay evidencias de que el Covid-19 se transmita entre personas y animales”.

Clínica Veterinaria La Zarzuela

La Clínica Veterinaria La Zarzuela de Madrid es uno de los tres centros que forman el Grupo ERVET. A este equipo de profesionales les une el amor por los animales y la pasión por la Medicina Veterinaria. El objetivo principal de este centro es proteger a todos los niveles el vínculo que existe entre el animal y su familia.

Emma García es la directora de la Clínica Veterinaria La Zarzuela. Hablamos con ella para conocer los cambios que ha vivido su centro veterinario tras la proclamación del estado de alarma en España: “Hemos tomado diferentes medidas. Nosotros siempre trabajamos con cita previa, pero desde que se hizo oficial el estado de alarma insistimos aún más con la cita previa. Hemos cancelado algunas cirugías o ecografías que no eran urgentes, pero en general estamos realizando todos nuestros servicios».

Emma nos comenta que han realizado algún cambio en cuanto a la organización habitual del centro: “Hemos quitado sillas y mesas de la sala de espera para que exista más espacio entre la gente que acude a la clínica. En la recepción hemos acomodado un gel de alcohol para que las personas puedan limpiarse bien las manos. Todas las normas de lavado de manos y distancia de seguridad las hemos compartido en un cartel informativo que se encuentra en la puerta del centro y también en nuestras redes, básicamente es una infografía para saber como tienen que actuar dentro de la clínica”.

La cantidad de personas que entra en la clínica y la ubicación de los empleados son otras cuestiones que han tenido en cuenta en la Clínica Veterinaria La Zarzuela. Emma García nos explica que: “Otra de las medidas que hemos tomado es que solo puede haber una persona que acompañe al animal. Es decir, un acompañante por paciente. Además, el propio personal de la clínica también ha tomado medidas en cuanto a la distancia de seguridad. Cada empleado se encuentra distribuido en un lugar diferente de la clínica realizando su función concreta”.

Emma García considera que los pacientes, en general, no temen a un posible contagio de coronavirus por el hecho de convivir con un animal: “Existe mayor preocupación por el posible contagio del coronavirus por el hecho de coincidir con otras personas en la clínica que por estar en contacto con los animales. En general, los pacientes saben que no hay evidencias de que los animales puedan contagiar a las personas o viceversa”.

¿Como afecta el coronavirus a los animales?

El riesgo de contagio de coronavirus entre personas y animales es una de las cuestiones que más preocupa en la actualidad. El primer caso de “positivo leve” en el perro de una paciente afectada en Hong Kong había disparado todas las alarmas, pero la realidad es que no existen evidencias claras de que los animales puedan enfermar por culpa del coronavirus que se expande entre las personas.

El pasado 28 de febrero, el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación del Gobierno de Hong Kong notificó la existencia del primer caso de coronavirus en un perro. Tras analizar varias muestras nasales, orales, rectales y fecales del animal, las autoridades chinas detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales, por lo que catalogaron el resultado de “positivo leve”.

Tras dar positivo, el perro fue puesto inmediatamente en cuarentena y retirado de su hogar, el cual podría ser el origen de la contaminación del virus. Tras varios días aislado, el animal no ha presentado ningún síntoma relacionado con la enfermedad causada por el virus, la COVID-19. La Organización Mundial de la Salud ha dejado claro en diversas ocasiones que no existe evidencia alguna de que el virus se contagie entre humanos y animales, ya que una de sus particularidades es su especificidad de especie.

Desde la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales se aconseja a los dueños de los animales de compañía, en áreas donde se conocen casos humanos de coronavirus, que sigan las indicaciones propias para prevenir el contagio de un virus respiratorio. Medidas como lavarse las manos de forma frecuente a la hora de interactuar con el animal o realizar una apropiada desinfección de las superficies pueden ayudar a su prevención.

El oscuro precedente con Excalibur

Muchas personas en España han recordado a lo largo de estos días el lamentable caso que se vivió con el perro Excalibur. Este animal dio positivo en las pruebas del virus del ébola y, consecuentemente, fue ejecutado por orden judicial a instancias de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Todo ello sin que existiera un diagnóstico claro que demostrase que el animal estaba contagiado de este virus.

La falta de protocolos y cuarentenas para animales por parte del Gobierno provoca que ante los casos de contagio de virus como la rabia o el ébola la solución establecida sea el sacrificio. Aunque actualmente no existen evidencias de contagio del coronavirus entre animales y personas, desde PACMA se pide urgentemente “el establecimiento de protocolos de asistencia y cuarentena para animales. La instalación de un centro de bioseguridad nivel 4, como ya existe en otros países del mundo, y que hubiese evitado la ejecución de Excalibur”. Con medidas como estas, podríamos evitar que se repitan episodios tan desafortunados como el de Excalibur.

El Vallès Occidental celebrará su primer congreso «Derecho y Animal»

El próximo 29 de noviembre el Vallés Occidental celebrará en Terrassa su primer Congreso “Derecho y Animal”. La cita estará organizada por la Comisión de Derecho Animal del Ilustre Colegio de Abogados de Terrassa (ICATER)  y por la asociación INTERcids, Operadores jurídicos por los animales. La jornada estará centrada en los delitos contra los animales de ámbito penal.

La convocatoria tendrá lugar en el Ilustre Colegio de Abogados de Terrassa y contará con la presencia de expertos procedentes de la judicatura, la fiscalía, la abogacía, la política y las fuerzas y cuerpos de seguridad.  El congreso se repartirá en tres ponencias y una mesa redonda.

Cristina Bécares, coordinadora de la Comisión de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Terrassa, comenta que “el congreso supone una oportunidad perfecta para aprender, reciclar o ampliar conocimientos”, además recuerda que: “la jornada está abierta toda persona interesada con la defensa de los animales”.

La primera ponencia estará dirigida por Neus Pujal, Fiscal Jefe del Área de Sabadell. Se abordará el debate doctrinal referente al bien jurídico protegido a los tipos penales que afectan a los animales. Después tendrá lugar la segunda ponencia de la mano de Leticia Badiola, magistrada en Bilbao, quien expondrá la jurisprudencia actual en materia penal, haciendo especial referencia a los animales silvestres y las problemáticas derivadas de la exclusión de protección de este al Código Penal. La tercera ponencia contará con Manuel Molina, coordinador de la Comisión de Derecho Animal del ICAIB y miembro experto de INTERcids, quien expondrá los delitos existentes en el Código Penal y el desarrollo del proceso judicial penal.

Problemáticas específicas de la comarca

Este congreso, pionero en el Vallés Occidental, contará con la colaboración de los Ayuntamientos de Terrassa, Sant Cugat del Vallès y Rellinars. Unos municipios con características propias, especialmente en cuanto a los animales silvestres, como es el caso de los zorros, los jabalís y algunas aves.

María José Mata, secretaria de INTERcids, manifiesta que: “nuestra comarca cubre una gran parte del terreno entre dos parques naturales, el de Sant Llorenç de Munt i l’Obac, y el Parc Natural de la Serra de Collserola. Hecho que genera problemas de diversa índole que tienen que ser atendidos por la Administración en cumplimiento de la normativa vigente”.

Según la letrada, la mejora de la convivencia con los animales, silvestres o domésticos, en el Vallès Occidental, pasa por tres ejes: “Concienciación ciudadana, sensibilización de la Administración local en cuanto a sus operarios y la elaboración de protocolos y efectividad del trabajo de los cuerpos policiales para la persecución de los delitos relacionados con los animales”.

«Contemplar arte en el que aparecen animales nos puede llevar al bienestar»

Entrevista a Isabel Serrano Córdoba el alma de “las cosas de la niña” artista que plasma de manera muy particular a los animales que amamos.

– ¿Qué es Las Cosas de la Niña?

Las Cosas de la Niña es un proyecto personal en el que comencé algo más de dos años e incluye mi trabajo como artista y artesana.

– Si el arte puede ser terapéutico y el contacto con los animales también. ¿El arte que refleja animales sana?

Desde mi punto de vista, efectivamente, y está más que demostrado, el arte es terapéutico, de ahí el Arteterapia, una forma de psicoterapia que utiliza las artes plásticas como medio de recuperar o mejorar la salud mental, el bienestar emocional y social. De igual manera el contacto con los animales y la naturaleza nos hace sentir bien mental y emocionalmente, por lo tanto,  contemplar arte en el que aparecen animales, en cualquiera de sus formas de representación, nos puede llevar a ese estado de bienestar. Pero también dependiendo de lo que se esté representando claro, una imagen en la que aparecen animales maltratados solo te puede llevar a malos sentimientos, a no ser que estés mal de la cabeza.

– ¿Por qué motivo la gente quiere retratos de animales?

Yo pienso que es una manera de conservar su recuerdo, de inmortalizar de alguna manera a su animal. Porque le gusta verlo formando parte de la decoración de la casa, es como cuando ponemos fotografías de miembros de la familia, le da un toque más hogareño. Cuando tienes un animal de compañía pasa a formar parte de la familia.

– ¿Haciendo retratos de «los otros animales» has descubierto qué nos une? ¿Y qué nos diferencia? 

Lo que nos une a todos los que amamos a los animales no es mas que el respeto y el cariño. Diferencias encuentro pocas por no decir ninguna.

– ¿Cuántos de tus encargos son regalos y cuántos peticiones directas? 

Pues realmente están a la par, porque incluso quien se pone en contacto conmigo para hacer un regalo, al ver los resultados termina encargándome alguno para si mismo, o pasa al contrario, que quieren uno de su mascota pero ven que es un regalo original y perfecto para hacer a alguien.

– ¿Cómo es el cliente tipo si eso existe? 

Pues mi cliente tipo está en mujeres de entre 18 y 50 años aproximadamente. Tengo muy pocos encargos de chicos o de personas mayores.

– El retrato hecho por un artista va más allá de una buena foto. ¿Cómo lo justificarías?

Realmente no creo que vaya más allá “la mano del artista” está ahí,  le da su toque único y personal, y como fotógrafa tengo que decir que la fotografía también entra dentro de las disciplinas artísticas y que no podría desvalorar una buena fotografía sino igualarla a cualquier otro tipo de representación artística.

– ¿Cuándo empezaste a retratar animales? ¿Cuál fue el motivo?

Recuerdo un retrato que hice de pequeña de un león, un dibujo hecho a lápiz. Después hice unas láminas de los que por un tiempo fuero mis gatos. Estas láminas las llevaba conmigo a los mercados de arte y artesanía y tenían mucha salida entre los amantes gatunos y fue ahí, gracias a una clienta, una chica que si no recuerdo mal era de Canarias, la que me dio la idea de retratar animales  porque me preguntó si le podía hacer lo mismo pero con sus gatos y pensé ¡por qué no! Y ahí empezó todo.

– ¿Y cuándo empezaste a hacer arte? 

Pues más bien diría que nunca lo he dejado. Todos, desde pequeños dibujamos, pintamos, esculpimos, somos creativos y lo plasmamos y nos expresamos a través de las artes, ya sean artes plásticas o de otras disciplinas, como la música, el teatro, la poesía, etc. Es la educación y la sociedad la que nos hace alejarnos de poder expresar lo que tenemos dentro.

El ser humano necesita expresarse, sacar y dar forma a sus pensamientos y sentimientos y eso lo hacemos desde pequeños. Por lo tanto no tengo una fecha de inicio sino que no lo he abandonado, nunca. Curse mis estudios siempre en relación con el Arte. Bachillerato Artístico, Fotografía Artística, Bellas Artes, porque es donde me sentía bien, sin pensar mucho en un futuro profesional. Cuántas veces me habrán dicho ¿Bellas Artes? ¿Y eso que futuro tiene? Bueno, es importante dedicarse a lo que uno le motiva y le gusta, sino la cosa no funciona, y lo digo por propia experiencia porque también he estado al otro lado y si, puedes hacer otros trabajos, por dinero y nada más.

– ¿Qué materiales pictóricos te gustan y por qué?

Utilizo la fotografía porque es lo que más se asemeja a la realidad y la acuarela porque es completamente imprevisible, y porque me encanta la pureza de su color y la transparencia que ofrece. Una de cal y otra de arena.

– ¿Qué tipo de encargos disfrutas más? 

He de confesar que mi corazoncito es gatuno. Pero los disfruto todos por igual.

– ¿Cuál ha sido el encargo más raro que te han hecho?

Por ahora no he tenido ningún encargo raro. Ha sido todo dentro de la normalidad, perros, gatos, pajaritos y ya está.

– ¿Y el más emotivo? 

Siempre son muy emotivos los encargos de las mascotas que ya no están, cuando te cuentan su historia o a quién pertenecieron, por ejemplo animales que acompañaron a personas con discapacidad y que ya no lo hacen.

– Colaboras con asociaciones protectoras. ¿De qué manera y con cuáles?

Sí, he colaborado con asociaciones protectoras. En sorteos para recaudar fondos para salvar algún animal. El/la ganador/a del sorteo se lleva un retrato realizado por mi de su mascota. He colaborado con Pandora y con otras dos que no recuerdo su nombre, una de ellas de Cádiz.

La agricultura intensiva acaba con la vida de miles de animales en el Mar Menor

La situación que vive el Mar Menor preocupa y mucho. Más de tres toneladas de peces fueron encontrados muertos en el agua, asfixiados por la falta de oxígeno. Entre los animales fallecidos se encuentran especies únicas cuya desaparición supone la extinción de las mismas. Una catástrofe medioambiental sin precedentes que se veía venir y que nadie ha hecho nada para remediarlo.

El pasado 12 de octubre el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) tomó muestras de miles de animales hallados muertos en las playas de San Pedro de Pinatar, en el Mar Menor. Numerosos peces y crustáceos sin vida en las orillas de Villananitos, La Mota y la Puntica. Una tragedia causada por el afloramiento de una capa de agua profunda sin oxígeno y tóxica formada principalmente por el regadío intensivo de la zona.

El regadío intensivo utilizado en la Región de Murcia trabaja con una cantidad exagerada de fertilizantes que han conformado unas aguas tóxicas y sin oxígeno que han causado la muerte de miles de ejemplares de anguilas cangrejos y crustáceos. Pedro Luengo, portavoz de Ecologistas en Acción, analizaba así la situación: “En las últimas décadas el sector se ha industrializado cada vez más, intensificando la producción, transformando drásticamente el paisaje, eliminando lindes con vegetación natural y aportando ingentes cantidades de fertilizantes y fitosanitarios”.

El Mar Menor es una gran albufera de agua salada del Mar Mediterráneo ubicado en la Región de Murcia. Se trata de un espacio de 21 km de longitud y con unos 135m2 de superficie dotado de un valor medioambiental incalculable y de un destino turístico de mucha importancia. En definitiva, una joya de la naturaleza que se está muriendo poco a poco a causa de la degradación de su ecosistema y de la contaminación.

Durante muchos años, asociaciones medioambientales han reclamado a las administraciones actuaciones contundentes para solucionar los problemas que estaban causando la destrucción de la laguna del Mar Menor, pero la realidad es que el Gobierno de Murcia y de España nunca ha tomado cartas en el asunto. Por este motivo, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y su Comarca (Facvac) ha organizado una gran manifestación para el próximo 30 de octubre. Una marcha en protesta por la contaminación de la laguna murciana que puede tener una afluencia sin precedentes.

La caminata se iniciará a las seis de la tarde bajo el lema “S.O.S Mar Menor. Por un Mar Menor con futuro”. El lugar de salida será en la Alameda de San Antón y el final del trayecto será en la puerta de la Asamblea Regional, donde tendrá lugar la lectura de un manifiesto.

También se han producido muchos movimientos a través de Internet, donde se han recogido firmas en la plataforma Change.org para pedir al Gobierno de Murcia y al Ministerio de Transición Ecológica que garanticen urgentemente medidas eficaces para proteger el Mar Menor.

https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-sos-mar-menor