Gatos veneno Animalados

“Todavía no salimos de nuestro estupor! ¿No hay detenidos por los envenenamientos?

Hablamos con Ana Martínez, licenciada en Derecho, con una larga trayectoria como activista animalista y como portavoz de los derechos de perros potencialmente peligrosos y también de gatos en Almería, pero no solo. Fue una de las ponentes de la Primera Jornada Felina Andaluza celebrada el en febrero. Forma parte de Seven Lives y de Gatos y Respeto.

¿Hay alguna otra especie por la que haya tenido que abogar, además de los perros y los gatos?

Por la humana, también por la humana, creo firmemente en la defensa de los derechos que hemos tenido y adquirido durante la evolución como comunidad y sociedad, como mujer y trabajadora y perderlos sin al menos defenderlos no sería de recibo, al menos por mi parte.  Intento comprar todo aquello que no ha sido hecho en países que son explotados para beneficio de multinacionales, y todo aquello que no está testado en animales

Soy vegetariana convencida, no por una cuestión de la dieta en sí sino porque la existencia de las granjas industriales en la actualidad, como se encuentra los animales en ellas, sus condiciones no deberían permitirse. Entiendo que toda acción que hacemos, compramos y comemos supone un impacto que afecta, según tu decisión y opción a miles de personas. Como se suele decir cuando una mariposa aletea sus alas en Japón puede provocar un huracán en Trinidad y Tobago.

La ordenanza de protección animal Almeriense estaba anunciada con inminencia para octubre de pero hubo un error de procedimiento ¿eso es así?

Efectivamente, con la regulación de la ley de procedimiento administrativo, la 39/2015, establecía para que participase la ciudadanía en las redacciones de normas municipales, la exposición pública de un borrador para que los ciudadanos pudieran alegar lo que estimasen conveniente sobre ella. Pero se lo saltaron, a pesar de que por mí parte y de otra compañera se avisó a la concejalía correspondiente. Así que se tuvo que reprender desde el inicio el proceso y lleva en exposición pública más de un año, encerrado en un cajón. Después de llevar dos de negociación.

¿Qué traía de bueno esa ordenanza?

Traía novedades importantes, la definición de gato feral, la definición de colonia felina, la de carnet de cuidadora, la regulación del CER, la posibilidad de utilizar el transporte público con animales, la definición de maltrato psicológico de un animal…. era poner en el mapa Almería en positivo, por algo distinto a lo que por desgracia a nivel de gestión y de maltrato se conoce.

¿Qué debería ser pulido?

Pues nosotros como plataforma felina, pero en definitiva defensora de los derechos y el bienestar animal, como en Seven Lives, entendimos que la regulación del borrador no podía mezclar Derecho de familia y Derecho privado sobre todo relacionado con los mal llamados Perros Potencialmente Peligrososo (PPP). El ayuntamiento utilizó otras normas reguladoras andaluzas para criadores y refugios y extendió sus exigencias para los ciudadanos que adoptan o compran un PPP o su mezcla. Eso implica por ejemplo que, a nivel particular como vecino de Almería, todo propietario debería mostrar desde el portal con placas luminiscentes que tenían un PPP en su casa, acolchar las paredes y jamás dejar un menor de 16 años solo en su casa con alguno de los catalogados en ese listado que cada municipio puede ampliar a su antojo. Desde luego nosotras no lo aceptamos y así se alegó, también se alegó el control de gestión ético de palomas (alegación en saco roto puesto que han contratado una empresa para su gestión con más de 20.000 euros, desde luego no éticamente) y se alegó la prohibición  de uso de collares dañinos de cualquier índole.

¿Qué le pasa a Almería en temas de protección animal que un año se pone al frente y el siguiente está en la cola?

Pues sencillamente falta de voluntad política por parte del equipo de gobierno y con la aquiescencia de Ciudadanos. Decir que toda la oposición firmó el decálogo de manifiesto felino y un compromiso de que se llevase el CER en la ordenanza, todos ellos se hicieron el reportaje fotográfico y de prensa con la noticia, pero ni Ciudadanos avanza y el PP se niega por las dudas planteadas por el mismo técnico que dijo sí o se abstuvo anteriormente y ahora solo son dudas sobre la gestión en el municipio según él porque choca con la ley 1/2003.

¿Cómo es posible que se confinen a gatos de calle en la perrera si no son adoptables ni su salud psíquica ni física lo tolera?

Eso es difícil de entender por quienes vamos a perrera para hacer fotos y mostrar en el estado que están, salimos siempre con un dolor insoportable, pero queremos a través de esas fotos darles la dignidad y visibilidad que institucionalmente se le arrebata y que la sociedad sepa como tratan esos animales que son capturados de su hogar, que es la calle, pasan a una jaula trampa y luego tras una inspección ocular sin más valoración, van directamente a la jaula de los ferales. El final para  esos gatos es el sacrificio más tarde o temprano.

Gatos Almería AnimaladosNos consta porque todo lo que solicitamos lo pasamos por registro para que quede constancia, a todos los partidos y al área en cuestión, ya que se le ha remitido, un dossier de más de cien páginas con toda la información sobre lo que implica ese método y que lógicamente después de llevarlo haciendo años sigue habiendo gatos en el mismo sitio.

A colación con lo anterior, en una reciente entrevista con el alcalde le sugerimos que una zona donde han sido capturado más de nueve gatos, muchos de ellos no son ferales, dejen de capturar porque el ciudadano que se quejó también, se quejó de la suciedad, y lo único realizado por el consistorio es capturar gatos pero la suciedad, que es lo más similar a un estercolero, no lo han quitado.

Más de doscientos gatos han muerto envenenados a lo largo de tres meses y ¿ninguna alerta por parte del consistorio?
La extensa comunidad animalista no sale del estupor ante la falta de comparecencias públicas frente a la mayor masacre felina en España. Almería es una ciudad europea, por tanto plagada, como cualquier otra, de dispositivos de grabación en el espacio ciudadano. También es una ciudad de tamaño humano donde no faltan ni los conocidos ni los testigos. ¿Y no hay detenidos? ¿No hay líneas de investigación? ¿No hay una alarma social que implique los medios policiales, periciales, técnicos y políticos suficientes para frenarlo? ¿Almería es un páramo con el corazón de plástico y un desierto para los derechos de los animales? No, no lo creo, en Almería sobra corazón! Son las autoridades las que se empecinan en aparentar lo contrario. Ni un solo gato ni perro muerto más debería ser el compromiso municipal. Una mesa para estudiar el CER (captura, esterilización y retorno) parece una estrategia bodevilesca para aparentar acción. ¿Habrán gatos vivos en Almería para cuando se resuelva lo prometido en 2017?  El dramático deceso por envenenamiento de 10 docenas de perros y gatos tiene culpables y presuntos cómplices.

¿No hay una alarma social que implique los medios policiales, periciales, técnicos y políticos suficientes para frenarlo? 

¿En qué momento judicial está la denuncia de estas muertes?

Pues siguen diligencias abiertas por parte de la policía nacional, aunque es difícil… No creemos que llegue a identificarse quien o quienes han sido. La Asociación Salvando Vidas es la denunciante, dando ejemplo y asumiendo los gastos de necropsias donde indican que las muertes han sido por sustancias toxicas.

Recientemente en un pleno el alcalde se declaró desconocedor de la situación y aseguró que iba a tomar cartas en el asunto

Las cartas en el asunto ha sido una reciente entrevista con él, la concejala actual, el anterior concejal y los dos técnicos del ayuntamiento que ponen pegas al CER, en la misma además de indicar que sí conocía el método y lo veía que un futuro es lo que se debe hacer, entiende que hay que despejar las dudas de sus técnicos, ante su aplicación e iba a elevar al órgano consultivo de la junta el borrador y las dudas de sus técnicos, se le dijo que es dilatación temporal, un sinsentido, dado que todo está perfectamente solucionado a nivel técnico por los responsables de la junta y que los informes de un órgano consultivo no son vinculantes. Nos encargamos de entregar a la técnica el Dictamen del Consejo de Estado sobre la normativa de Ceuta que manifiesta que se debería aplicar el CER en todas las normas reguladoras de bienestar animal. Dicha técnica pone el acento en el tiempo verbal condicional ‘debería’ y no lo entiende como un imperativo ‘debe’. El uso del ‘debería’ es propio de los órganos consultivos, pero no resta fuerza a la exposición de sus resoluciones.

Los comentarios del alcalde contrastarían con la sucesión de textos de técnicos de la Junta de Andalucía que apuestan claramente por el CER como Ramón del Rey y otros…. exacto, la precisión quirúrgica con la que los técnicos de la Delegación, con el Delegado a la cabeza, hemos de decir, con una empatía, conocimiento profundo han hecho desmonta toda y cada una de las dudas que los técnicos del consistorio han recalcado y que, de hecho, fueron la Concejala y dicho técnico a entrevistarse con la Delegación para que le resolviese las dudas y según parece no sirve y ahí están. Es incomprensible que, teniendo toda argumentación técnica a favor por el órgano correspondiente de la Junta,sigan enrocados en el sin sentido.

El borrador de la nueva Ley de Protección Animal en Andalucía incluye el CER y la prohibición de los collares de pinchos. ¿Qué añadirías?

Uff tantas cosas, son dos elementos fundamentales, pero añadiría que las rehalas se ajusten a la normativa de bienestar animal de animales de compañía y no por otra normativa, evitando así las condiciones que están en su mayoría, sin control y cuya supervisión suelen hacer los propios servicios de los lugares donde viven y el núcleo zoológico lo otorga su ayuntamiento. Claramente esto es un despropósito puesto que me consta que este sistema no funciona, deberían encuadrarse las rehalas, si no se prohíbe, que se ajuste a las condiciones que deben estar los animales de compañía y las inspecciones y los núcleos zoológicos deben ser otorgadas y realizadas por órganos superiores que no tengan relación en los lugares donde viven. Añadiría la prohibición de circos con animales de cualquier tipo, la prohibición de las peleas de gallos que todavía están en vigor y se hacen en nuestra comunidad.

Prohibiría los zoos, y los delfinarios, así como la tauromaquia y que los animales que pertenecen al ecosistema urbano ya sea por abandono de los animales por sus dueños o por la existencia sin más de ellos en una ciudad, sehaga de forma ética, como es el control de palomas y las cotorras. como ejemplo.

¿Las condiciones de los animales en los mercados ganaderos ambulantes son dignas?

Rotundamente no.

Seprona en Almería vela por la protección de los grandes mares plásticos de cultivo intensivo ¿eso explicaría cierta laxitud – si existiese- en la persecución de delitos contra la fauna?

Se centra básicamente en esto y es muy difícil que asuntos como las situaciones de rehalas, que están en condiciones terribles no sean efectivas ni se incidan en ellas, además son muy pocos los recursos que hay para una provincia tan problemática como la nuestra.

¿Qué tiene que hacer quien gobierne Almería para satisfacer las necesidades del movimiento ciudadano proanimalista?

Gestionar éticamente, que el CER sea aplicado, que la perrera se convierta en un centro de adopciones, que faciliten y hagan campañas reales contra el abandono, sancionen el maltrato aunque sea administrativamente, que se personen de oficio en aquellos casos cuya evidencia de maltrato es clara, ejemplo, en el centro zoosanitario llegan animales en condiciones lamentables por sus dueños, heridas y enfermedades que muestran un maltrato continuado y sin embargo no actúan en consecuencia, en vez de aceptar el animal como le obliga la norma pero también cursar la denuncia pertinente para que sea investigado el dueño. Entender que la convivencia de todos es necesaria y facilitar la misma para que la ciudad de Almería sea propia del siglo XXI, no demonizar el que tiene animales ni perseguir a aquellos que por desgracia y por la acción humana está en la calle, crear una mesa sectorial en el consistorio donde todos tengamos cabida y avanzar juntos para la mejora de los animales y de la sociedad, y hacer entender a la sociedad que abandonar un animal tiene consecuencias terribles para el que es abandonado, que es un delito y que el Ayuntamiento está para dar cobertura legal a la protección y no al maltrato.

El año pasado fuiste ponente en las Primeras Jornadas felinas andaluzas ¿como valoras de lo ocurrido?

Posititvamente, porque mostró un panorama difícil de asumir, que solo algunas localidades iban por la senda correcta y que quedaba mucho por hacer, pero con la unión, formación e información se puede, como así ha sido, ejemplo como el de Córdoba, Jerez ahora, y un sin fin de municipios, incluido Granada lo ha recogido. Jornadas como éstas son necesarias porque podemos ver la evolución de lo que se ha hecho y lo que queda por hacer, para mí fue un honor ser ponente. Asistiré a las próximas que son el 23 de Febrero en Granada.

Has vivido en el extranjero ¿Qué nos sobra y qué nos falta en materia de protección animal?

Que la sociedad entienda que los animales no son cosas, extremo que ya regulado como seres sintientes es evidente, que el abandono no es una opción, que la regulación jurídica sea mejor. Cuando veo que en Alemania está regulado a nivel constitucional  la protección de animales de compañía indica la diferencia que hay y que estamos a años luz, si una normativa municipal por contemplar el CER en un municipio como el mío es un problema pues es un indicativo de lo que ocurre en el resto del país, ver imágenes de lo que hacen algunos desaprensivos con jabalíes, lo que ocurre con el lobo en Asturias, como el lince no se termina de introducir y asegurar su supervivencia, son muestras de lo poco que respetamos nuestro entorno y lo poco regulado que está.  Que un código penal sea tan laxo a la hora de imponer penas a quien infringe dolor y muerte, debe ser cambiado de modo inmediato. Siempre digo que no hace inventar, que con copiar lo que funciona y es lógico, es suficiente, nuestro país vecino, Portugal nos da mil vueltas en temas de proteccionismo medioambiental y animal. Aunque tengo que decir que socialmente se va más rápido en empatía animal que a nivel de legislación y eso hay que corregirlo.

¿Qué es Gatonomía 2019?

Pues Almería ha sido recientemente nombrada capital gastronómica del 2019 porque el resto de capitales no presentaron la documentación en tiempo y forma, creo que es importante, pero como estamos en la situación actual de negar la mayor en todo lo relacionado con la aplicación del CER, una Asociación que es RED Vicar Can Felina hizo el logo para los almerienses capitalinos, donde se hace el juego de palabras. Gatonomía 2019.

Emma Infante

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari